La sociedad civil ante la violación del derecho a la educación a dos jóvenes en el Instituto Escuela en Caracas

La sociedad civil se pronuncia ante la violación del derecho a la educación a dos jóvenes en el Instituto Escuela en Caracas

 

Las organizaciones firmantes se manifiestan ante el hecho de discriminación contra dos adolescentes a quienes se les ha negado la nueva inscripción en el instituto Escuela donde estudian.

El pasado 29 de julio, a través de denuncia pública se conoció que dos adolescentes estudiantes regulares del Instituto Escuela ubicado en la zona de Prados del Este en Caracas, se les ha negado la re/inscripción en ese instituto, debido a que las dos chicas se habían besado durante un viaje en el autobús de la escuela. La Sra. Karina Barbosa, madre de una de las jóvenes ha denunciado a los medios que durante  las semanas posteriores al incidente la joven fue objeto de supervisión y seguimiento en el instituto.  Al momento de proceder a hacer la nueva inscripción de sus hijos se le impidió hacerlo, al solicitar una explicación se le sugirió “propiciar un cambio de ambiente para la joven” agregando además que “la institución no está preparada para lidiar con ese tipo de asuntos” en referencia al beso entre las chicas. Al poner la denuncia ante el Consejo de Niñas, niños y Adolescentes local, no han obtenido una respuesta. Ante tal situación recordamos cual debe ser la actuación de las instituciones las que deben tener siempre en cuenta:

  1. Los niños, niñas y adolescente son Sujetos de Derechos.

Ya no son considerados “objetos” de tutela (como lo eran bajo el paradigma de la Teoría de la Situación Irregular, contemplado en la antigua la Ley Tutelar del Menor de 1980), sino sujetos plenos de derechos (como lo establece la Doctrina de la Protección Integral, acogida en Venezuela con la ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño y la puesta en vigencia de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, LOPNNA).

  1. Siempre se debe tomar en cuenta el Interés Superior del Niño.

Esto quiere decir que al momento de tomar decisiones, deben medirse y tomarse en cuenta, antes que nada, las consecuencias para el bienestar del niño, niña o adolescente. Es un error no considerar sus puntos de vista o pasar por alto alguno de sus derechos pensando que “es por su bien”.

  1. Debemos actuar bajo el Principio de Prioridad Absoluta.

Esto quiere decir otorgar primacía a los niños, niñas y adolescentes en el acceso y la atención de los servicios públicos; en la protección y socorro en cualquier circunstancia; en el desarrollo preferencial de políticas públicas, así como en la disposición de los recursos necesarios para implementarlas.

  1. La familia, el Estado, y la sociedad son corresponsables en hacer cumplir los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

La familia es el espacio más idóneo para el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes, por lo tanto, siempre que sea posible, sobre ella recae la responsabilidad directa del cuidado y la protección de esta sensible población. La obligación de la familia debe ser correspondida con la obligación de la sociedad y del Estado.

  1. Debemos actuar bajo el Principio de No Discriminación.

No discriminar significa asegurar la igualdad de oportunidades en el disfrute de los derechos de todos y cada uno de los niños, niñas y adolescentes. Ni las condiciones personales de ellos y ellas, ni las de sus familiares o representantes debe provocar su exclusión o discriminación. Pero si algún niño, niña o adolescente estuviera expuesto a un estado de vulnerabilidad mayor, deben desarrollarse estrategias de protección y compensación para que efectivamente le sean garantizados sus derechos.

  1. Debemos actuar bajo el Principio de la Integralidad de los Derechos Humanos.

Es necesario tener presente que todos los derechos tienen la misma jerarquía y valor. Son indivisibles e interdependientes; de manera que no se pueden reconocer algunos sí y otros no. La indivisibilidad de los derechos alude a su complementariedad; es decir, que la protección debe ser integral.

Por lo tanto, exigimos:  

  1. Dar una respuesta oportuna a las representantes de las jóvenes involucradas y restituir los derechos vulnerados.
  2. Proceder a tomar las medidas necesarias para que el personal del instituto (maestros, supervisores, y otros) reciba la formación apropiada para actuar ante situaciones similares.
  3. Proceder a elaborar e implementar un protocolo de actuación interno que permita abordar los casos de acoso escolar y una instancia que permita a estudiantes, maestros y demás personal presentar denuncias por casos de discriminación y acoso.
  4. Elaborar un compromiso claro y público de respeto a los derechos de igualdad y no discriminación dentro del Instituto Escuela.

 

 

Suscriben

 

100% Estrógeno

A.C. Madres y Padres por Los Niños En Venezuela (MAPANI VENEZUELA)

Acceso a la Justicia

Acción Solidaria

ACCSI Acción Ciudadana Contra el SIDA

ALAPLAF

Asociación Mujeres en Positivo por Venezuela

Asociación Civil Fuerza, Unión, Justicia, Solidaridad y Paz (FUNPAZ)

Asociación Civil Mujeres en Linea

ASV

Ateneo Ecológico del Orinoco

Aurora Madre

Caleidoscopio Humano

CDH-UCAB

Cecodap

Centro de Justicia y Paz-CEPAZ

Centro de Derechos humanos de la Universidad Metropolitana (CDH-UNIMET)

Centro para los Defensores y la Justicia

Civilis Derechos Humanos

Clima21 – Ambiente y Derechos Humanos

Codehciu

Codhez – Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia

Comisión Nacional de DDHH de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela del estado Táchira

EDEPA A.C.

EXCUBITUS Derechos Humanos en educación

Funcamama

Fundación Aguaclara

Fundación Lucelia

Fundación nueva mujer margarita

Fundación para la Prevención de la Violencia hacia la Mujer

Gobiernatec

Hombres por la equidad y la igualdad

Labo Ciudadano

Monitor Social A.C.

Movimiento Ciudadano Dale Letra

Mujeres Con Voluntad

Observatorio de Derechos Humanos Universidad de Los Andes

PLAFAM

Promoción Educación y Defensa en DDHH – PROMEDEHUM

Sociedad Hominis Iura (SOHI)

StopVIH

Una Ventana a la Libertad

Uniandes A. C.

Unión Afirmativa

Una Ventana a la libertad

Venezolanos en Acción

 

 

Personas de la sociedad civil

María Corina Muskus, Magally Huggins, Beatríz Rodriguez, Marisol de la Rosa, Urquia Sanchez, Haydee Deutsch, Lilia Arvelo, Ma. Alexandra Sordo, Rossie Cedeño Gómez, Fernando Aranguren, Jenny Medina, Hector Pérez Marcano, Carlos Walter, Diana Merchan, Gabriel Ortiz, Susana Rafalli, Edgar Baptista, Karla Avila Morillo. 

 

 

 

 

 

Compartir

El doble techo de cristal

El término es una metáfora que ha sido utilizada para describir las barreras invisibles (cristal) a través de las cuales las mujeres pueden ver las posiciones de élite, por ejemplo, en el gobierno o en el sector privado, pero no las pueden alcanzar puesto que se lo impide ese techo invisible. Esas barreras impiden que grandes cantidades de mujeres y minorías étnicas consigan y se aseguren empleos poderosos, prestigiosos y mejor pagados del mercado laboral

 

Por: Quiteria Franco / @qfranco

 

El techo de cristal es doble cuando además de negar importantes posiciones de elite por el simple hecho de ser mujeres se agrega la exclusión por orientación sexual. Las mujeres  lesbianas o bisexuales afrontan una doble discriminación, la de ser mujer y la de ser lesbiana o bisexual. Aunque este hecho no es exclusivo para mujeres lesbianas, sino también para hombres gay. En ingles se hace referencia a este problema como “the gay glass ceiling” o “lavander ceiling”.

 

Muchas veces esas trabas provienen no solo de los hombres en posiciones de poder, sino además de otras mujeres. Pareciera entonces que las mujeres lesbianas participan en una carrera contra múltiples obstáculos en el ascenso al éxito laboral o profesional.

 

No se trata de que las mujeres lesbianas lleguen a su lugar de trabajo y griten su orientación sexual, sino que sientan la seguridad de estar en un ambiente libre de discriminación en el que encuentren la tranquilidad de que no serán víctimas de retaliación debido a su orientación sexual en caso de que decidan mostrarla; al tiempo que no se vean obligadas a ocultar su orientación sexual debido a posibles consecuencias negativas.

 

El lugar de trabajo es donde compartimos con nuestros pares profesionales sobre nuestra vida familiar, si decidimos casarnos solicitamos permiso por matrimonio, luego la posibilidad de incluir a la pareja en el plan de seguro médico, seguro de vida, en fin, todos los beneficios laborales que disfrutan los empleados heterosexuales. Las empleadas y trabajadoras lesbianas optan por no disfrutar de estos beneficios laborales por temor a las consecuencias de develar que están en una relación con alguien de su mismo sexo.  Ante la posibilidad de ser discriminadas o frenadas en su ascenso profesional muchas optan por ocultar su vida familiar.

 

Hostilidad en el lugar de trabajo

 

Una quinta parte de los estadounidenses LGBTQ (20%) han experimentado discriminación por orientación sexual o identidad de género al solicitar puestos de trabajo. Las personas LGBTQ de color (32%) tienen más probabilidades de experimentar ese tipo de discriminación que las personas LGBTQ blancas (13%). 22% de los estadounidenses LGBTQ no han recibido el mismo pago ni han sido promocionados al mismo nivel que sus compañeros.

 

Por otro lado, al mencionar los datos sobre discriminación y sus consecuencias nos encontramos lo siguiente:

 

El miedo impide que empleados LGBT sean ellos mismos en el trabajo

 

Las personas LGBT a menudo cubren o minimizan aspectos de su identidad o personalidad (por ejemplo, ocultando relaciones personales o cambiando la forma en que se visten o hablan) para evitar la discriminación. Los empleados reportan que se sienten agotados de gastar tiempo y energía ocultando su orientación sexual (17%) e identidad de género (13%).

Culturas de trabajo inclusivas

 

Un cuarto (25%) de los empleados LGBTQ informan que permanecen en un trabajo debido a un entorno que incluye a los LGBTQ. 10% de los empleados de LGBTQ han dejado un trabajo porque el entorno no aceptaba a las personas LGBTQ. Finalmente, en cuanto a posiciones de liderazgo, aseguran que los líderes corporativos abiertamente LGBT son raros.  Menos de 20 directores de juntas en las compañías Fortune 500 fueron LGBT + abiertamente en 2018.

 

Venezuela

 

Estos datos quizás puedan ayudarnos a entender por qué hay una marcada tendencia entre personas LGBTI a ser trabajadores independientes, por lo menos en Venezuela, optando por profesiones u ocupaciones que les permitan mantener cierta autonomía que les ayude a evitar la discriminación laboral. Entre las profesiones u ocupaciones más destacadas para quienes tienen la posibilidad de culminar una carrera podemos mencionar el diseño gráfico, diseño de moda o de interiores, el periodismo, la actuación, comunicador social, escritura, la tecnología, todo lo relacionado con la computación, redes sociales o en organizaciones de derechos humanos como ONG, fundaciones o asociaciones. Muchos han optado, con destacados resultados, en la peluquería o estética y el canto aficionado, pero otros menos afortunados terminan en el trabajo sexual o prostitución (en la mayoría de los casos de manera forzada).

 

Superar obstáculos

 

En palabras de Beth A. Brooke-Marciniak, mujer lesbiana y vicepresidente Global de Política Pública de EY, en un artículo publicado en 2015, aseguraba que “desde mi propia experiencia de ser “diferente” es multifacética. Era una mujer, introvertida y encerrada, con una política que tendía a diferir de mis compañeros en mi profesión fuertemente masculina y extrovertida”.

 

Sin embargo, agrega que esas diferencias contribuyeron a tener una propensión natural a ser una líder inclusiva, asegura. Dado que “había experimentado la posición de minoría en muchas dimensiones. Desde que salí del closet en 2011 he sido más sincera conmigo misma y más auténtica con los demás. En pocas palabras, me ha convertido en una mejor líder. Y estar en una posición de liderazgo en una organización global me ha proporcionado una plataforma para hablar abiertamente sobre una amplia gama de temas”.

 

¿Y qué pueden hacer las empresas para ayudar? Muy sencillo, seguir las recomendaciones del Manual de Naciones Unidas con los Estándares de conducta empresarial contra la discriminación a personas LGBTI.

 

Respeto a los derechos humanos; 2. eliminar la discriminación; 3. dar apoyo; 4. prevenir otras violaciones de DDHH; 5. actuar en la esfera pública.

Lo ideal sería comenzar con algunas medidas concretas podrían iniciar con la elaboración de protocolos contra el acoso laboral que incluyan mecanismos para recibir y procesar denuncias de discriminación por razón de la orientación sexual y la identidad y expresión de género.

En cuanto a beneficios laborales, un buen inicio seria ofrecer la inclusión del cónyuge en el seguro social sin distinción por orientación sexual. Pero lo más importante es ofrecer ambientes de trabajo amigables, libres de discriminación y con igualdad de oportunidades para mujeres y hombres, sin distinción alguna que les permita desarrollar su máximo potencial.

 

El techo de cristal ha ido rompiéndose a nivel mundial, aunque de manera excepcional, por ejemplo, Jóhanna Sigurðardóttir la primera mujer lesbiana que asume el cargo de Primera Ministra de Islandia (2009–2013), Ana Brnabić, primera mujer y lesbiana que asume el cargo de Primera Ministra de Serbia  desde 2017. Edith Windsor logró las más altas posiciones en IBM desde 1958 hasta 1975 cuando se retiró para fundar su propia empresa, pero enclosetada, bajo el temor de ser echada de la empresa por ser lesbiana. Apenas en 2018, Beth Ford se convirtió en la directora ejecutiva de Land O’Lakes y la primera mujer abiertamente gay en dirigir una compañía de Fortune 500.

 

Compartir

La migración como factor que propicia la trata de personas y otras formas de esclavitud moderna

La Emergencia Humanitaria Compleja en Venezuela ha generado una crisis de movilidad humana en la región de América Latina, ha ocasionado un flujo irregular de población venezolana por toda la región que se ha convertido en una de las principales causas de aumento de los factores de riesgo y sobre exposición de los habitantes de Venezuela a la trata de personas y a muchas de las prácticas neo-esclavistas, tanto en Venezuela que es el país de origen, como en los países de tránsito y destino.

 

  • Aumento desbordado de población venezolana migrante

El deterioro de la calidad de vida, la hiperinflación, la escasez de alimentos, medicamentos, el colapso de los servicios básicos como la electricidad, el agua potable, el gas doméstico y el transporte, y la elevada inseguridad personal y social son aspectos que propician la disposición al riesgo de algunos migrantes porque al no tener garantizadas sus necesidades básicas, sienten que no tienen nada que perder. Y si a este panorama se suma el acceso extremadamente limitado a la atención en salud —debido al deterioro de las instalaciones, falta de mantenimiento de equipos o las precarias condiciones en las que se imparte el servicio—, episodios de fuerte represión a manifestantes, la inseguridad ciudadana y la cantidad de muertes violentas que ocurren en el país, son factores que llevan a muchas personas, especialmente las más jóvenes, a tomar la decisión de migrar.

 

  • Aumento de la población femenina migrante

En cuanto a las necesidades particulares que impulsan a las mujeres a viajar se observan las acentuadas desigualdades sociales, la falta de acceso a anticonceptivos y medicamentos propios para afecciones de la mujer o relacionados con el embarazo, el índice de mortalidad materna, la ausencia de antirretrovirales para las mujeres que viven con VIH, las mujeres solas con hijos, hijas o parientes con alguna discapacidad, condición especial o simplemente dependiente de algún medicamento o tratamiento de alto costo o escaso en el país. Motivos como estos han hecho que mujeres se vean forzadas a migrar con la responsabilidad de cubrir, además de las propias, las necesidades de la familia que queda en el país, con lo cual ha cambiado la dinámica familiar y su rol en la sociedad, reduciéndose cada vez más la edad a la que se inician en actividades productivas sacrificando la continuación de su educación.

Las mujeres, incluidas las mujeres trans, lesbianas, adolescentes mujeres, y niñas son particularmente afectadas en los contextos de movilidad. Los factores de riesgo que en éstos se potencian apuntan a quienes viajan a pie, solas, pertenecen a alguna etnia indígena, son madres o tienen personas dependientes de ellas con necesidades inmediatas, si no cuentan con la documentación necesaria para el viaje, si poseen pocas redes de apoyo familiar, si han vivido situaciones de violencia previa, abuso sexual o si ya en el país son víctimas de explotación sexual. Los riesgos que enfrentan en estos contextos de movilidad son variados, desde situaciones de sexo transaccional, que es un mecanismo implementado sobre todo en la etapa de tránsito, por quienes controlan los cruces irregulares de frontera; hasta el riesgo de ser captadas por redes de trata de personas.

  • Aumento de la población de niños, niñas y adolescentes migrantes

Es especialmente preocupante el constante aumento de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados quienes enfrentan serios riesgos para su protección como consecuencia de la separación familiar, ausencia de regularización migratoria, violaciones al derecho a la identidad de las y los infantes que pueden catalogarse en riesgo de apatridia, por las limitaciones de acceso al registro de nacimiento ante el cierre de Embajadas y Consulados en el exterior, lo que les hace sumamente vulnerables a la exclusión del sistema educativo, la mendicidad, al trabajo infantil y trabajo en condiciones peligrosas, la esclavitud, la venta de niños y niñas, situaciones de reclutamiento forzado, explotación sexual en cualquiera de sus modalidades, la trata de personas y otras formas de esclavitud moderna.

  • Carencia de documentos de identidad

Muchas de las personas que requieren, por diversos motivos, ejercer su derecho a la circulación y entrar o salir del territorio nacional, se ven forzadas a hacerlo ilegalmente, pues carecen de documentos, debido a que el Sistema Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (SAIME) tiene más de tres años incumpliendo su función de proveer a la ciudadanía de sus documentos de identidad, y ha generado una crisis de pasaportes. Se ven de esta manera forzados a vincularse con redes de traficantes, que en muchas ocasiones funcionan además como redes de trata de personas, y una vez realizado el cruce de fronteras, proceden además a someterles a situaciones de explotación.

  • Corrupción

La corrupción ha jugado un rol fundamental al facilitar la perpetración del delito de trata de personas, entre otros. La carencia de integridad y fortaleza en las instituciones venezolanas da paso a la impunidad y muchas veces a la revictimización. Algunos funcionarios en las fronteras venezolanas permiten el tráfico ilícito de migrantes a cambio de beneficios económicos, ayudando a las redes de trata a obtener “presas fáciles” para sus fines, generando crímenes impunes del otro lado de la frontera[1].

  • Estigmatización, xenofobia y discriminación

La percepción negativa respecto de los migrantes contribuye a dificultar su incorporación a la vida regular en el país de destino y aumenta la vulnerabilidad a las formas de explotación. En ocasiones se criminaliza en otros países a la población venezolana migrante, a través de los medios de comunicación y redes sociales, cuando en casos de delitos que causan gran conmoción en la sociedad, los mismos son atribuidos a la nacionalidad de sus perpetradores. En algunos países el ingreso ilegal al territorio está tipificado como delito, sancionado con penas privativas de libertad, que en ocasiones pueden ser sustituidas por fianzas, pero sólo mediante el pago de grandes sumas de dinero y estas normas pueden llegar a aplicarse a personas que han sido trasladadas a esos países luego de la captación como víctimas de trata de personas[2]. En este sentido, es necesario se extienda y se siga profundizando la labor de algunos Estados que han implementado procesos de regularización y campañas de concientización frente a situaciones de xenofobia y discriminación, así como las medidas humanitarias que, entendiendo las dificultades que existen para la obtención de pasaportes, han decidido aceptar este documento fuera de su fecha de vencimiento o incluso la cédula de identidad[3], lo cual contribuye a mejorar la protección jurídica y el acceso a la justicia de las víctimas de esclavitud moderna en esos territorios.

  • Incumplimiento del deber de no devolución

En situaciones de migración forzada debe insistirse en que los países receptores de personas con necesidad de protección internacional, deben abstenerse de devolverlas al país de origen, y si no pueden recibirle, deben gestionar su recepción por un tercer país. Tal es el caso de los migrantes venezolanos en la actualidad, que no se movilizan por meras razones económicas, solo en busca de mejores condiciones, sino que ello va acompañado del elemento de necesidad, porque en el propio país no están dadas las condiciones para satisfacer las necesidades mínimas, y por tanto la movilidad guarda relación con el resguardo de la vida y la salud. Los países receptores que incumplen el deber de no devolución exponen a los venezolanos a graves riesgos, entre los que se encuentra el de ser víctimas de trata u otras formas de esclavitud moderna.

 

  1. Grupos particularmente vulnerables a la trata de personas y otras formas de esclavitud moderna 
    •  
    •  
    • Niños, niñas y adolescentes

Niños, niñas y adolescentes (NNA) son particularmente vulnerables en Venezuela frente a la trata de personas y otras formas de esclavitud moderna, pues se entrecruzan distintas variables, entre las que podemos mencionar: enormes dificultades de las familias para tener acceso a bienes y servicios indispensables para el sustento de la vida; NNA  actuando como proveedores, para satisfacer sus propias necesidades o las de sus familias, y que llegan a estar involucrados en situaciones de sexo transaccional como mecanismo de sobrevivencia. NNA en zonas de frontera que se ven involucrados con la actuación de Grupos Armados Irregulares. NNA en zona minera víctimas de explotación sexual y laboral. NNA obligados por explotadores a ejercer la mendicidad, lo que pasa inadvertido por la naturalización del recurso a la mendicidad, al que se han visto obligados a acudir muchos, incluso grupos familiares, como mecanismo para subsistir; entre otras formas de explotación. Estas situaciones se ven potenciadas por las fallas en los sistemas públicos de identificación de la población de recién nacidos.

Adicionalmente, están otras situaciones vinculadas con la migración forzada, en la que no solo está la problemática de los propios niños, niñas y adolescentes migrantes, en ocasiones no acompañados, sino también las situaciones de niñez dejada atrás por representantes que migran y los dejan a cargo de familiares sin la debida capacidad para proveerles sustento y protección, o a cargo de personas que los someten a explotación. En estos contextos las redes de delincuencia han sabido aprovechar la desintegración familiar para captar a NNA no acompañados, separados o que están al cuidado de la familia extendida o de otras personas. Frente a tales situaciones resaltan las debilidades del Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes que no ofrece respuestas, ni de manera autónoma ni de manera coordinada con otras autoridades competentes en las materias vinculadas a los fenómenos de esclavitud moderna.

La trata de personas es un delito que afecta particularmente a niños, niñas y adolescentes, pues esa sola condición de ser sujetos cuyas capacidades están precisamente en proceso de desarrollo, hace que su condición de poder frente a otros esté disminuida, y les lleva a tener un grado mayor de riesgo de llegar a ser víctimas de este delito caracterizado por el ejercicio de poder de una persona sobre otra, de manera abusiva y absoluta.

Al respecto se sabe que el fenómeno ocurre, y que está en aumento, pero se desconoce con precisión su magnitud así como otros detalles. Se ha expuesto que del total de víctimas de trata de personas en el mundo, un cuarenta por ciento (40%) son niños, niñas y adolescentes. Se hace referencia a que ciertas modalidades de trata de personas (trata con el propósito de explotación a través de trabajo forzoso) afectan más a los niños y adolescentes hombres, mientras que otras modalidades de trata de personas (trata con el propósito de explotación sexual) afectan más a niñas y adolescentes mujeres. Sin embargo, la ausencia de cifras precisas impide determinar si en general existe una mayor proporción de niñas y adolescentes mujeres afectadas (en comparación con los niños y adolescentes hombres)[4].

En Venezuela uno de los aspectos sobre los que se carece de suficiente información en materia de trata de personas es el referido a la victimización de niños, niñas y adolescentes

  • Mujeres

Las nuevas formas de esclavitud no son neutrales al género, las mujeres, incluidas las mujeres trans, lesbianas, adolescentes mujeres, y niñas son el grupo poblacional con mayor riesgo de sufrir situaciones de explotación. Adicionalmente, otras situaciones que las victimizan como el abuso y la violencia sexual, o las situaciones que llevan al sexo transaccional como forma de sobrevivencia, configuran factores que aumentan su vulnerabilidad como potenciales víctimas de trata de personas y otras formas de esclavitud moderna.

En el caso de mujeres adultas, en el perfil de las víctimas de trata que arrojan algunos estudios, se observa que las mujeres son mucho más victimizadas que los hombres y que los menores de edad pues constituyen un 70% del total de víctimas[5].

Adicionalmente, las mujeres son utilizadas como “anzuelo” para captar a nuevas víctimas, aprovechando la relación de confianza y empatía que las mujeres generan entre sí. Muchas de las captadoras han sido víctimas de trata anteriormente y producto de chantajes y relaciones desiguales de poder se les conmina a participar en la cadena del delito, siendo éstas el eslabón más vulnerable.

  • Población LGBTI

En el caso de las mujeres transgénero el mecanismo de captación no se centra únicamente en el tipo o condiciones de empleo, sino que la oferta engañosa va hasta el pago del tratamiento médico para su proceso de transición, implantes mamarios, sesiones de fotografías y casting para compañías de modelaje.[6] Esto sumado a la situación general de que estas personas están siendo severamente impactadas por la emergencia humanitaria compleja, y en algunos casos se ven forzadas a salir de Venezuela para ejercer la prostitución, porque son cabezas de familia y no tienen sustento fijo para su manutención[7].

  • Indígenas

Para la población indígena y particularmente para las mujeres indígenas los factores de riesgo se asocian a la carencia de condiciones para el derecho a la identificación, el aumento de la presencia de actores armados no estatales, provenientes en gran medida del conflicto armado colombiano, quienes controlan las minas y los territorios indígenas generando un escenario propicio para la esclavitud moderna. Asimismo, la contaminación producto de la minería ilegal, aunada a la afectación del cambio climático en los procesos de desertificación y cambio en los patrones de lluvia, desmantela la economía tradicional del auto-sustento haciéndose necesaria la búsqueda de alternativas económicas para mitigar los efectos de pauperización. Todo esto profundizado, además, por el contexto de la emergencia humanitaria compleja.

Particularmente desde la creación del Arco Minero y con la presencia de grupos armados irregulares en el estado Bolívar, se ha visto especialmente afectada la población indígena. La afectación en el orden ambiental de la actividad minera ha traído consecuencias económicas, culturales y de salud, que fuerzan a un cambio en los hábitos de vida tradicional de estas poblaciones, obligando a los hombres a dedicarse a la minería y creando la dependencia de actividades comerciales informales. Grupos que operan con la lógica de crimen organizado inducen bajo amenazas, intimidación y coacción a muchas mujeres y jóvenes a situaciones de prostitución forzada, lo que, en el marco de una situación de crisis y pobreza generalizada, obliga a estas mujeres a insertarse en redes de trabajo sexual o en la explotación sexual comercial como forma de sustento, situándose en una condición de víctimas potenciales de cualquiera de las formas de esclavitud moderna. En las denominadas “currutelas[8] que circundan las minas, prolifera la explotación sexual de mujeres, niñas y adolescentes, de diversas nacionalidades y procedencias étnicas[9].

  • Hombres

Los hombres, adolescentes hombres y los niños son vulnerables a situaciones de trabajo forzado y en condiciones peligrosas, al reclutamiento forzado por parte de grupos armados irregulares ligado a actividades de contrabando, pero también en el sector agrícola, pesquero y minero.

En el caso de los hombres adultos son situaciones que pueden estar invisibilizadas pues se ocultan tras el hecho aparentemente legal y natural del trabajo.

 

[1] Transparencia Venezuela: Se necesitan instituciones sólidas para abordar la delincuencia organizada. Disponible en: https://www.transparency.org/news/feature/venezuela_se_necesitan_instituciones_solidas_para_abordar_la_delincuencia_o

[2] Contraviniendo los Principios y Directrices del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos relativos a la no penalización de las personas objeto de trata (2009) en los que se expone claramente que: “Las víctimas de la trata de personas no serán detenidas, acusadas ni procesadas por haber entrado o residir ilegalmente en los países de tránsito y destino…”

[3] Haciendo valer el Acuerdo de Residencia para los Nacionales de los Estados Partes y Asociados del Mercosur vigente desde el 2014.

[4] World Free Foundation. Índice Global de Esclavitud Moderna, 2018. https://www.globalslaveryindex.org/2018

[5] World Free Foundation. Índice Global de Esclavitud Moderna, 2018. https://www.globalslaveryindex.org/2018

[6] Franco Quiteria (2017, septiembre 4) Trata de mujeres trans o esclavitud moderna. Disponible en: http://alternos.la/2017/09/04/trata-de-mujeres-trans-o-esclavitud-moderna/

[7] Según la organización Caleidoscopio Humano, esto se observa en casos que han documentado.

[8] Nombre en portugués dado al lugar que expende bebidas, ofrece música y personas en situación de explotación sexual.

[9] Moncada, Alicia. Mujeres, Derechos y Políticas Públicas en América y El Caribe. Aportes para el análisis de la violencia contra las mujeres indígenas en contextos mineros. Universidad de Limonges, 2016. Pág. 135.

Compartir

Recomendaciones para prevenir ser víctima de trata y otros delitos asociados a la esclavitud moderna

Con motivo del Día Mundial contra la Trata de Personas, que se conmemora el 30 de julio a continuación presentamos algunas advertencias que provienen de la observación de casos concretos y de modos de captación que suelen usar los victimarios para captar a posibles víctimas de delitos asociados a la esclavitud moderna en el contexto venezolano.

 

  • No hacer entregas de niños, niñas y adolescentes al cuidado de terceras personas sin la participación de las autoridades competentes del Sistema de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, aun cuando se trate de personas que ofrezca alimentar, cuidar y educarle.
  • Documentar y denunciar las situaciones de las que sea testigo, en las que estén involucrados niños, niñas y adolescentes no acompañados, y que parezcan sospechosas de ser formas de explotación.
  • Desconfiar de las ofertas de empleo o de otros beneficios que parezcan excesivamente provechosas.
  • Identificar organizaciones seriamente dedicadas al estudio de estos temas que puedan ayudar a identificar cuándo una oferta de empleo o de otro beneficio no resulta confiable.
  • Desconfiar de ofertas de empleo o de otros beneficios que parezcan excesivamente provechosas aun cuando provengan de personas que parecen confiables, aunque provengan de familiares o personas conocidas (puede tratarse de alguien que está siendo obligado actuar como captador).
  • Desconfiar de ofertas de empleo o de otros beneficios que parezcan excesivamente provechosas que provengan de personas que le han contactado a través de las tecnologías de información y comunicación (email, Facebook, Instagram, Twitter, WhatsApp, u otra), aunque provengan de personas con las que tiene mucho tiempo, incluso años, intercambiando mensajes.
  • Desconfiar de ofertas de empleo o de otros beneficios que parezcan excesivamente provechosas aunque provengan de personas que han establecido con usted un vínculo amoroso, bien sea por medios virtuales o presenciales
  • Los victimarios son astutos y van modificando sus modos de captación. Recomendamos no limitarse a tener precaución en los supuestos que aquí mencionamos, sino estar alerta en todos los supuestos.
  • No cometer nunca el error de creer que, ante una oferta sospechosa se puede sacar provecho inicial y luego decidir cuándo tomar distancia. Parte del engaño de las ofertas consiste en hacer creer que eso es posible, pero una vez que se inicia el contacto todo el control pasa a estar en manos del victimario que suele actuar en red.
  • Identificamos que algunos elementos que aumentan la vulnerabilidad pueden ser disminuidos desde la propia persona y su entorno familiar, y alentamos a la comunidad a tomar conciencia al respecto.
  •  
  •  
    1. Personas que están dispuestas a correr altos riesgos.
    2. Personas con propensión a esperar obtener resultados en el corto plazo.
    3. Personas rodeadas de familiares o amigos que constantemente insinúan que tomen riesgos, o que busquen oportunidades en otros lugares, o que sigan el ejemplo de otras personas que lo han hecho[1].
  • Si decide migrar, asegúrese o trate de:
    1. Planificar
    2. Buscar información sobre los requisitos legales de ingreso, permanencia, trabajo y estudio en el país de destino.
    3. Portar la documentación necesaria
    4. Tener redes de apoyo de familiares y amigos, presenciales o que pueda contactar mediante la tecnología de comunicación.

 

Estas recomendaciones fueron elaboradas por el Grupo de Trabajo sobre la Esclavitud Moderna en Venezuela. GTEMV 

 

[1] Según estudio elaborado en el año 2007 por la Organización Internacional para las Migraciones en la frontera colombo-venezolana.

 

Compartir

Quiteria Franco: Equidad y sororidad como aporte al progreso de Venezuela

Las personas LGBTI hemos sido señalados y discriminados durante muchos siglos y en los últimos 50 años hemos sido protagonistas de luchas y grandes logros, hemos conquistado espacios que nunca antes hubiésemos pensado. Sin duda estamos cambiando el mundo. Creo que reconocer esa capacidad de lucha, la fortaleza que hay en cada una de nosotras es lo que nos llena de esperanza. Hay momentos duros, pero también hay momentos de alegría y triunfos.

Por: Karla Ávila Morillo / Comunicaciones REDAC

La profesora Quiteria Josefina Franco Coronado, nació y vivió en Maracaibo, estado Zulia, hasta el año 1999, cuando decidió mudarse a la capital venezolana. Sus estudios comprenden la carrera de educación, mención Idiomas Modernos (inglés y francés) en la Universidad del Zulia. Luego prosiguió con un diplomado en traducción (inglés-español) en la Universidad Metropolitana de Caracas y finalmente culminó una maestría en Lingüística Aplicada en la Universidad Simón Bolívar, también en Caracas. Sin embargo, nunca se ha detenido en el crecimiento personal, ya que ha tomado diversos cursos y talleres en materia de derechos humanos, feminismo, desarrollo humano, redes sociales, liderazgo, entre otros ámbitos, que le han permitido crecer en aprendizaje para luego propagar ese conocimiento.

Ella piensa, desde lo más profundo de su reflexión, que no fue una disposición muy madurada, el querer hacer una carrera en Derechos Humanos, simplemente todo se fue dando hacia ese camino: “Yo creo que ha sido la vida, no fue una decisión al principio, muchos sucesos me llevaron hasta que, finalmente, sí tome la decisión de dedicarme a la defensa de derechos humanos. Descubrí que más que un trabajo era una labor que me enriquecía como ser humano, me formaba como ciudadana y me da mucha satisfacción personal y profesional”.

Quiteria es abierta y orgullosamente lesbiana, es pionera del movimiento que defiende los derechos de esta comunidad en Venezuela, trabaja en ello desde hace unos 17 años. Su historia está compuesta de eventos diferentes. En el año 2002 entró en contacto con la organización llamada “Amazonas de Venezuela”, la primera ONG venezolana de mujeres lesbianas y con ellas comenzó a escribir algunos textos para la web. Asevera Quiteria: “Textos que hoy en día yo los criticaría mucho, pero eran mis inicios. Entre 2004 y 2008 me dediqué a mi entorno personal. En 2009, llegaron a mi vida unos perros hermosos y regresé al activismo de protección animal, a perros en particular. En 2012, dentro de la Universidad Simón Bolívar había un grupo de diversidad sexual cuyo profesor asesor se jubiló y los chicos y chicas quedaron solos, entonces yo me ofrecí a ayudarlos.  De ahí entré en contacto de nuevo con las organizaciones LGBTI que ya había conocido en 2003. Después me acerqué con ACCSI, organización que trabaja con personas que viven con VIH y de ahí en adelante he interactuado con otras ONG de Derechos Humanos”.

Durante el 2013, comenzó a trabajar con “Unión Afirmativa” como voluntaria, llevaba las redes sociales. En el año 2014, quien era el coordinador de esta organización se casó en Argentina y se fue a vivir a España. Quiteria sintió tristeza porque la ONG iba a morir debido a que el coordinador se había ido del país, y nadie más dentro de la organización quería o podía asumir aquella coordinación, entonces se ofreció a tomar las riendas, cumplieron con todo el proceso formal y desde ese entonces pasó a estar al frente de la organización desde el  2014.

Para 2015, ya estaba colaborando en la redacción de un informe especial sobre la situación de personas LGBTI que se presentó en audiencia formal ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la primera audiencia de una hora, exclusivamente para ese tema. Expresa que de ahí en adelante, no se ha detenido y siente que ha sido un gran descubrimiento para ella, un gran cambio en su vida, que le llena internamente y la hace sentir útil como ser humano.

Desde hace varios años ha estado realizando actividades exclusivamente para mujeres lesbianas, foros, talleres, charlas, etc. Eso le ha permitido conocer las realidades de diferentes mujeres. Lo que ha recogido hasta ahora es que hay mucho temor. Algunas de ellas han renunciado a sus trabajos debido a la discriminación. Otras no se atreven a decir nada sobre su vida personal por temor a la reacción, el riesgo de perder sus empleos. Todo esto con base en los comentarios y chistes que escuchan de sus compañeros de trabajo sobre la homosexualidad. Otras mujeres lesbianas comentan sobre las dificultades dentro de sus familias. Muchas veces se abstienen de contarle a sus familias por temor a ser echadas del hogar. “Hoy en día eso de hacerse independiente es muy cuesta arriba para los jóvenes, también lo es para muchos adultos. Pero definitivamente, no puede ser agradable tener que vivir ocultando una parte esencial de nosotras mismas. La sexualidad, los amores, el noviazgo, el enamoramiento, son etapas muy bonitas de la vida. Nadie debería tener que ocultar esa etapa tan bonita de la vida por temor a ser rechazada”.

Quiteria encuentra en la REDAC una red de personas muy variada. Gente que trabaja en las comunidades, personas más cercanas a las necesidades, dice: “Me gusta que podemos ser activistas ciudadanos, es decir, sin ser parte de una organización, pero si trabajas con la gente eres bienvenido. Nos une el interés por los derechos humanos pero desde un lado más fresco. Cada espacio donde pueda compartir con otros activistas y hablar sobre los derechos de las personas LGBTI ahí estaré”.

Asevera tajantemente que el trabajo en equipo siempre es importante. Sin embargo, cuando no hay un equipo hay que seguir trabajando. “No podemos detenernos a llorar o lamentarnos si no hay un equipo o grupo de personas con quien trabajar. Con esta crisis en el país, se ha ido mucha gente”. En Unión Afirmativa, por ejemplo, el año pasado, 2018, se fueron tres personas. Y no por eso se detuvieron. En la organización se reinventaron, llegaron nuevas personas, nuevos colaboradores, y siguieron adelante.

Ella vincula sus proyectos personales con los derechos humanos. Se ha convertido en su proyecto personal la creación de una comunidad de mujeres lesbianas. Está segura que es necesaria crearla, considera que no ha existido nunca una comunidad lésbica sólida que se una para actuar por sus derechos humanos. Afirma que la realidad es que las mujeres lesbianas de cierta edad han descubierto su “lesbiandad” a una edad muy tardía y no existen grupos a donde poder ir y conseguir apoyo, además, hay aún mucho temor a mostrarse como mujer lesbiana, asunto que le llena de mucha tristeza porque no se trata de mostrar tu orientación sexual, se trata de que se oculta una parte importante de tu vida, que es el vínculo amoroso hacia otra persona, el vínculo familiar, y nadie puede ser feliz teniendo que ocultar una parte tan esencial y bonita de la vida. Expresa con emotividad: “Deberíamos poder vivir nuestra vida en total libertad. Deberíamos poder mostrar y expresar libremente la felicidad que se encuentra en el ser amado sin temor a ser señalados, rechazados o acusadas de ser raras.  Y además, hace falta una comunidad lésbica que exija sus derechos. No ha sido fácil, pero confío en que se puede lograr, para eso hay que tener paciencia y avanzar sin parar, sin apuros”.

Tal como se menciona antes, Franco trabajó con el grupo de diversidad sexual de la Universidad Simón Bolívar como profesora asesora. Luego fue coordinadora de la Red LGBTI de Venezuela, ahí se atareaban cinco organizaciones por un mismo fin. También ha participado en proyectos muy puntuales con otras organizaciones; con PROVEA por ejemplo, se ocupó de la documentación sobre la experiencia del trabajo en red, instrumento que se encuentra en varias páginas web y es de libre consulta. Con ACCSI participó en la redacción de diversos informes y actividades. En 2017, realizaron un mural en la calle, junto a la estación del Metro en Chacao junto a “Acción Ciudadana Contra El Sida” y el portal de noticias “Crónica Uno”. Hace un par de años hizo alianza con “Equivalencia en Acción” organizaron un foro para presentar los informes relacionados con el Examen Periódico Universal (EPU) a Venezuela en las Naciones Unidas. Junto a FREYA, Efecto Cocuyo y AVESA estuvo en talleres de empoderamiento a mujeres. “He trabajado con muchas organizaciones en muchas actividades, con CODHEZ del estado Zulia en dos oportunidades los he acompañado para la feria de DDHH que organizan anualmente. En Lara con FUNPAZparticipamos con ellos en un foro en Barquisimeto. En Amazonas tuve un proyecto con mujeres indígenas. Al estado Bolívar fui para participar en un foro con estudiantes de la Universidad Católica Andrés Bello. Por ser profesora universitaria participo en muchas actividades estudiantiles”. Adicional a todo lo descrito, tiene participación en ONU Mujeres a título personal y ad honoren. Esa labor le ha dado la oportunidad de aprender mucho sobre los foros internacionales y conocer desde adentro cómo funciona la Organización de Naciones Unidas.

Comenta que en el área de los derechos humanos ha aprendido que hay que lograr alianzas, hay que tener apoyo, y eso se logra con trabajo serio. Hace hincapié en que se debe actuar dentro del marco de lo correcto, con honestidad, sinceridad y mucha seriedad en el trabajo. “Eso es lo que logra que las personas confíen en ti y en el trabajo que haces. Esa ha sido mi política desde siempre, hacer un trabajo honesto sin perder de vista el objetivo, lograr que las personas LGBTI tengamos los mismos derechos que el resto de la población”.

Cuando la comunidad a la cual representa es atacada, Quiteria se llena de mucha impotencia, frustración y al mismo tiempo de ganas de seguir trabajando. Seguir denunciando, continuar insistiendo en que las victimas denuncien. La denuncia tiene un poder muy importante, que busca justicia para la víctima y previene futuros actos de violencia. Por eso insiste en hacerle ver a la gente que denuncie en las instituciones, en la fiscalía, en la defensoría del pueblo. La denuncia por las redes sociales solo sirve para visibilizar el suceso, posiblemente alertar a otros de un problema, pero no ayuda a lograr justicia por completo.

Las personas LGBTI hemos sido señalados y discriminados durante muchos siglos y en los últimos 50 años hemos sido protagonistas de luchas y grandes logros, hemos conquistado espacios que nunca antes hubiésemos pensado. Sin duda estamos cambiando el mundo. Creo que reconocer esa capacidad de lucha, la fortaleza que hay en cada una de nosotras es lo que nos llena de esperanza. Hay momentos duros, pero también hay momentos de alegría y triunfos.

Quiteria Franco no se ha sentido discriminada pero sí ha sido discriminada. Precisamente por eso, lo denunció en la universidad donde trabajaba. Presentó sus argumentos por escrito, habló con todas las autoridades. Le tocó demostrar que en efecto hubo discriminación en su contra por ser mujer, por ser lesbiana, por su edad, por todo aquello que pudieron decir para impedir su ascenso durante varios años. Pero ella no se dio por vencida. Finalmente, logró la justicia que tanto buscaba. Pudo ascender, ganar un concurso, por lo cual se quedó durante un año y luego renunció. Dice: “La universidad dejó de ser para mí un lugar que me ofreciera beneficios, ni económicos, ni sociales, ni personales. Además, había logrado encontrar en los derechos humanos mi razón de ser, lo que ya no encontraba en la universidad. Definitivamente, retirarme de la universidad fue una buena decisión”.

Entre los aspectos más vulnerables de la comunidad LGBTI en Venezuela, ella opina que el principal problema es la falta de protección legal. Es decir, que las personas trans e intersex no puedan realizar el cambio de nombre y su género o sexo es el punto de partida para la negación de otros derechos como la educación, la alimentación, la salud: que no tengan acceso a un sistema de salud que les proporcione el tratamiento de transición de género, es otra falta del Estado para con sus ciudadanos.

En cuanto a las parejas homosexuales, el hecho de no poder acceder al matrimonio civil redunda en la violación de muchos otros derechos como el de fundar una familia, protección mutua a través de servicios de salud, planificación familiar social y económica al no poder acceder de manera conjunta a préstamos bancarios para adquisición de viviendas, el poder de decidir sobre la salud y el bienestar de la pareja, la imposibilidad de heredar, en fin. Pero además, los daños adicionales a terceros. Por ejemplo, la desprotección legal a niños concebidos en esas familias, o niños de relaciones anteriores. ¿Quién protege a esos niños de los vacíos legales en los que crecen, de la discriminación y acoso escolar por ser hijos de parejas del mismo sexo cuando en las escuelas no se está abordando esta realidad? Porque las familias homoparentales son una realidad existente en el país y cualquier otro lugar del mundo.

La comunidad LGBTI no tiene una protección real y efectiva contra la discriminación a causa de la orientación sexual o por la identidad de género.  En Venezuela está prohibida la discriminación en el empleo pero no existen los mecanismos prácticos que garanticen ese derecho. En cuanto al derecho a la salud, ¿cómo se puede garantizar que las personas no sean discriminadas en los centros de salud? y de existir ¿dónde se denuncia? No existen protocolos para atender y procesar esas denuncias por discriminación debido a la orientación sexual, identidad o expresión de género de las personas LGBTI. Por toda esta realidad sobre la protección legal, considera que también debe ir acompañada de formación a la sociedad a profesionales claves y a formar a los futuros profesionales. En las escuelas y universidades hay que iniciar formación con enfoque de derechos humanos y perspectiva de género. Es Importante y necesario.

Enfatiza: “Creo que debemos comenzar a vernos a nosotros mismos como ciudadanos, con derechos. Y para conocer nuestros derechos debemos formarnos. Aprender a identificar cuando nuestros derechos están siendo violados, cuando estamos violando un derecho y como defendernos o defender a otros. Pero, creo que el enfoque debe ser mucho más pragmático. Traducir los derechos humanos al día a día para que el ciudadano pueda entenderlos fácilmente”.

Parte del rechazo hacia las personas LGBTI proviene de la ignorancia, el desconocimiento, la falta de información sobre la sexualidad, y sobre los derechos sexuales. Afirma que ese desconocimiento se alimentó de prejuicios y creencias posteriormente transformadas en estigmas. Invita a que todos desaprendamos y volvamos a aprender lo correcto para fomentar el respeto hacia el prójimo. Es necesario derrumbar, destruir esas creencias con información real, científica, con hechos, no con creencias o fe ciega o ideologías de ningún tipo.

Está convencida que hay que hacer un trabajo para lograr un cambio cultural. Las personas cambian, los tiempos cambian y, por ende, las culturas cambian. Éstas no son estáticas. Los avances se dan cuando los ciudadanos deciden actuar y modificar aquello que no les satisface, que les resulta insuficiente a sus necesidades. “No podemos sentarnos a esperar que quienes somos activistas los llamemos a marchar a protestar. Cada persona debe actuar en el lugar que se encuentre por ese cambio que desea. En el trabajo, en la escuela, en la universidad, el hospital, en el ministerio, en un banco, en un centro comercial, en la iglesia a la que acude. En cualquier espacio en el que esté y presencie una injusticia. Cada injusticia es una oportunidad para alzar la voz, no para callar, mirar a un lado o decir, esto no es conmigo. No, cada injusticia es una oportunidad para propiciar un cambio”.

En cuanto a la sociedad venezolana, los conceptos asociados a temas LGBTI y los DDHH de esa comunidad, comenta lo que percibe de las personas con las que interactúa. Cree que lo que nos hicieron creer sobre la homosexualidad permanece en la mente de las personas. Por ende, quienes siguen anclados en sus dogmas encuentran mucha dificultad para dar vuelta a la página. Mientras que, otras personas luego de conversar y aclarar sus dudas pueden cambiar de una posición de desconfianza a entendimiento y apertura a nuevos conocimientos y, por ende, a una posición de respeto a otras orientaciones sexuales y a las diferencias individuales.

Rememora: “Siempre cuento una anécdota bien bonita que viví cuando participé en la recolección de firmas para la solicitud de matrimonio igualitario. Viví muchas y todas las recuerdo. En el parque del Oeste estábamos recogiendo firmas, me acerco a una señora que andaba con dos niños. Le pregunté si quería firmar para apoyar el matrimonio igualitario, le expliqué que era para que dos personas del mismo sexo pudieran casarse. Me dijo que no, que ella no estaba de acuerdo con eso. Le dije, señora, ¿usted ha pensado que quizás dentro de 10 años si sus hijos se enamoran de otro hombre y desean casarse no podrán hacerlo acá en el país porque no está permitido? Ella miró a sus hijos, y con una nueva expresión en su rostro, me dijo, -es verdad, dame para firmar-”.

La profesora discute que el prejuicio y estigma social hacia las personas LGBTI ha permeado todas las instituciones, ya que el sistema de justicia en Venezuela está muy deteriorado y débil.  Señala que se maneja y se actúa según las voluntades de quienes están al frente del sistema por lo que hay que recuperar la institucionalidad y hacer entender a los funcionarios públicos que se deben a sus ciudadanos, que su función es cumplir y que se hagan cumplir las leyes, en concordancia con la Constitución, las normas, pactos y acuerdos internacionales. “La posición individual de los funcionarios es irrelevante, es la ley lo que debe guiar las actuaciones de los funcionarios, el cumplimiento de su deber”.

La realidad es que a las personas LGBTI, el sistema de justicia venezolano no les responde. Por ejemplo, el caso que la ONG Unión Afirmativa introdujo en el Tribunal Supremo de Justicia en el año 2003, tomó cinco años para conseguir una respuesta, solamente sobre su admisión. La respuesta definitiva tomó tres años más. Finalmente, dieron una respuesta que no reconoció las necesidades de las parejas del mismo sexo. La sentencia 190-2008, estuvo dominada por las posiciones religiosas de quienes deben legislar de acuerdo a las leyes y no sus creencias personales. Otro caso emblemático es el de Tamara Adrián, el cual lleva más de 15 años sin ser respondido. “De los cientos de crímenes de odio reportados en nuestros informes tan solo dos han sido resueltos”, comenta con desagrado, ya que tampoco se ocupan de iniciar procesos de reparación a las víctimas, a los familiares de las víctimas y lo más importante, tomar las acciones para evitar nuevos crímenes contra personas LGBTI.

Ante la presencia de la comunidad LGBTI en el ámbito político venezolano, dice que es absolutamente necesario, debido a que ellos están en todas partes. En los partidos políticos hay personas LGBTI. Expresa: “El problema es que no son visibles y, si los son, no alzan su voz para exigir cambios. No es nada útil para la conquista de derechos humanos un político homosexual invisible o callado. Así como tampoco lo es en ningún lugar. Hay muchas instancias de la sociedad en donde se cometen injusticias hacia las personas de esta comunidad. Donde haya una injusticia hay que levantar la voz. Y eso también hay que hacerlo dentro de los partidos políticos. No ha habido una manifestación pública de preocupación permanente sobre como la crisis ha afectado a las personas LGBTI en Venezuela. No sucedió acá dentro del país, ni en escenarios internacionales a donde tanto asisten.  No hubo iniciativa de formar un grupo de trabajo con la sociedad para impulsar medidas a nivel local, es decir, si la AN ha estado bloqueada, hay muchas otras cosas que se han podido hacer. Por ahí, hay una propuesta de plan país. Yo he asistido a varios foros para saber, enterarme de que va esa propuesta. Yo no he visto nada que refleje las necesidades de las personas LGBTI allí. ¿Dónde están las propuestas de esa diputada trans y del diputado gay para el plan país? No basta con decir soy diputada o diputado, hay que mostrar acciones realizadas o por lo menos las propuestas. Para ganar elecciones y popularidad solo basta tener un buen discurso pero para ganar respeto y reconocimiento hay que hacer cosas, hay que mostrar resultados. Pasé años haciendo críticas a quienes estaban frente a la AN en gestiones anteriores.  Con esta gestión desde 2016 comencé haciendo propuestas. Es tiempo de hacer críticas y exigir repuestas. Seguiré haciendo propuestas, siempre, pero si hay cosas que mejorar, hare las criticas correspondientes”.

Para ganar más espacios en el ámbito político venezolano, Quiteria recomienda a los jóvenes que son homosexuales y hacen vida dentro de los partidos políticos que se preparen, no solo como políticos sino que se formen en materia de derechos humanos, ya que parte de lo que se ha visto en estos últimos años es cómo los diputados han tenido un manejo deficiente de los derechos humanos, los procedimientos, las normas, las leyes y se han dedicado a hablar sobre derechos humanos sin saber sobre los mismos.

Es la falsa creencia de la gente de que las necesidades de las personas LGBTI no son prioritarias. Que hablar de la discriminación hacia esta comunidad y la falta de protección legal no tiene importancia ante la gravedad de las personas que mueren por falta de medicamentos o de alimentos. La discriminación no se detiene, y por el contario, estas dos circunstancias se suman a los problemas que ya existían en Venezuela, porque las personas LGBTI también sufren la situación del país.

Está convencida que un cambio de paradigmas está cada vez más cercano, que hay ahora un entendimiento de lo que son las violaciones de derechos humanos. La situación que se ha vivido en el país, ha hecho a las personas más conscientes que hay que aprender a convivir y a respetar las individualidades, la manera de ser, de vivir, de expresarse, de pensar. Y también hay que aprender a respetar a los que amamos, de aquellos que nos enamoramos y con quien deseamos formar familia. Comprender que hay muchos tipos de familias.

En referencia a la equidad de género opina que debemos comenzar por hablar sobre lo que es en realidad la equidad de género. Explicar a la sociedad que lo que se busca conseguir es la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres. Hacer ver a la sociedad con ejemplos claros y cotidianos en donde radica la desigualdad entre hombres y mujeres y cómo esas desigualdades han permitido que la sociedad obedezca y se maneje bajo un sistema de privilegios hacia una parte de la sociedad que la representan los hombres y la otra mitad las mujeres que son sometidas a situaciones de discriminación que les ponen límites en su  desarrollo individual, personal, profesional y social. Esos límites son los que hay que  derrumbar y para eso Quiteria propone una sociedad con equidad de género. Igualdad de condiciones para el desarrollo pleno de hombres y mujeres.

Quiteria se guía por principios y valores como el respeto, la pluralidad de pensamiento, la sororidad, la confianza y la honestidad. Defiende la libertad de ser, de vivir y amar a quien quiera. “A quienes desconocen sus deberes y derechos, les hablaría de mi experiencia personal. Creo que la mejor manera de enseñar es a través del ejemplo. Yo fui discriminada y no fue hasta que aprendí sobre mis derechos que pude defenderme y lograr justicia. Y siempre, siempre he tratado de actuar apegada a las normas, a las leyes, yo cumplo con mis deberes ciudadanos”.

Dice que recibe muchas palabras de aliento y de agradecimiento por parte de estudiantes, de personas que asisten a algún taller o que leyeron algo que escribió, o alguien a quien le fue útil alguno de los informes que ha redactado y entregado en instancias internacionales. Sin duda alguna, le hace sentir que el trabajo que ha hecho hasta ahora ha sido de ayuda para alguien más. “Me siento feliz haciendo lo que hago, todos los días pienso en maneras de cómo llegar a más personas, de cómo llevar el mensaje de respeto a la libertad individual. De cómo llegar a más mujeres lesbianas y hacerles ver que mi vida cambió de buena a mejor cuando me descubrí como mujer lesbiana, cómo crecí como ser humano, cómo aprendí sobre mis derechos y cómo me siento más segura ahora que sé cómo defenderme con el recurso más poderoso que existe, con los derechos humanos. Yo soy optimista. Creo que la sociedad está cambiando. La nueva Venezuela que nacerá, que ya está naciendo, será muy distinta. Debe ser distinta. No podemos aspirar a regresar al pasado, y el presente que tenemos ya sabemos que no nos gusta. Así que en ese nuevo país debe haber inclusión social para todos. No debe haber más personas discriminadas en sus escuelas, en sus trabajos, en la política, en las fuerzas armadas, en los hospitales, en los hogares por ser una persona homosexual o por ser una persona trans. Porque si hemos rechazado la discriminación de este gobierno contra políticos, contra periodistas, contra ciudadanos por pensar diferente, también debemos rechazar la discriminación contra las personas debido a su orientación sexual. Los derechos humanos son para todos sin importar cómo eres o a quién amas”.

 

Fuente: REDAC

Compartir

Mujeres lesbianas destacadas

Con motivo de la celebración del mes de la visibilidad lésbica este año 2019 hemos decidido destacar varias mujeres lesbianas que han contribuido al avance de los derechos de las mujeres lesbianas en el mundo. Que las disfruten. Al dar click en cada nombre las llevara a la biografía o reseña de cada personaje.

Lista:

1. Safo de Mitilene. Antigua Grecia

2. Christina, Reina de Suecia. Suecia

3. Ana, Reina de Gran Bretaña. UK/

4. Anne Lister, UK. Nacimiento 3 de abril

5. Sarah Posonby & Eleanor Butler. Irlanda

6. Emily Elizabeth Dickinson. USA

7. Theo Anna Sprüngli. Alemania

8. Gabriela Mistral, Chile. Nacimiento 8 de abril de 1889

9. Virginia Woolf

10. Jane Addams. USA/

11. Marguerite Radclyffe Hall. UK.

12. Gladys Bentley. USA

13. Elizabeth Bishop, USA

14. Audre Lorde, USA

15. Barbara Gittings, Austria

16. Dorothy Louise Taliaferro “Del” Martin & Phyllis Ann Lyon. USA

17. Chavela Vargas Costa Rica/Mexico. Nacimiento el 17 de abril

18. Patricia Highsmith, USA.

19. Rita Mae Brown, USA.

20. Barbara Jordan, USA.

21. Adrienne Cecile Rich, USA.

22. Edith “Edie” Windsor. USA

23. Teresa de la Parra, Venezuela. Muere en 23, abril de 1936.

24. Judith Butler. USA/

25. Jóhanna Sigurðardóttir. Islandia

26.  Día de la visibilidad lésbica. Manisfiesto por la visibilidad lesbica  

27. Annie Leibovitz, USA.

28. Martina Navrátilova. Alemania

29. Jodie Foster. USA.

30. Ellen DeGeneres. USA. 30 abril 1997. Aniversario de salida del closet 

31. Tracy Chapman. USA

 

Activistas venezolanas

31.  Jany Campos.

32.  Gisela Kozak

33.  Marianela Tovar

34. Ana Margarita y Elena. Fundacion Reflejos

35. Gabrielle Gueron

36.  Karla Carrillo

37.  Quiteria Franco

 

Otras venezolanas

Patricia Velásquez.

Vanessa Senior.

Karen Martello.

Andreina Álvarez.

Gaby Castellanos.

Kelly Durán.

Yulimar Rojas

Marianela Gonzalez

Compartir

Ellen DeGeneres

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 30

 

Ellen De Generes. (26 de enero de 1958). Metairie, Louisiana, Estados Unidos.  

Salida del closet, 14 de abril de 1997 en la revista Time

El “Puppy Episode” en el que su personaje sale del coset fue transmitido el 30 de abril de 1997.  Ese mismo dia se transmitio el especial en el programa de television de Oprah en el que Ellen sale del closet. 

Ellen DeGeneres es comediante, actriz y presentadora de televisión. Su trabajo televisivo lanza una exitosa serie cómica que con su nombre Ellen que estuvo cuatro años al aire. El show se emitía por ABC, se popularizó en sus primeras temporadas gracias al estilo cómico de doble sentido de DeGeneres. Alcanzó su máxima popularidad en el momento en que la actriz expresó abiertamente su orientación homosexual en el show de Oprah.

 

Ellen DeGeneres (26 de enero de 1958) comediante, actriz y presentadora de televisión. Nació en la localidad de Metairie, Louisiana, Estados Unidos. Es hija de Elliot DeGeneres, un vendedor, y de Elizabeth Jane Pfeffer. Fue criada dentro de la fe cristiana, hasta los 13 años que decidió no asistir más a los encuentros religiosos. Su madre y su padre terminaron su matrimonio en 1974, y poco después, Betty Jane volvió a casarse con Roy Gruessendorf. Ellen vivió con su madre y su nuevo esposo a Atlanta, mientras su hermano permanecía con su padre.

Ellen DeGeneres se gradúo de Atlanta High School en 1976, al finalizar se mudó de vuelta a New Orleáns para asistir a la Universidad de New Orleáns, donde se gradúo en la carrera de comunicaciones. Mientras estudiaba en la universidad trabajo como vendedora de ropa en la tienda Merry Go Round, y como mesera en TGI Friday`s. en cuanto obtuvo su diploma comenzó a pensar en una nueva vida para ella. Así que, incursionó en la comedia, haciendo sketches de comedia en pequeños clubes y cafeterías. Con el paso del tiempo pudo unirse al Clyde’s Comedy Club, en 1981. Su estilo como mediante fue equiparado al de Bob Newhart.

A principios de los 80, realizo una gira nacional, y fue merecedora del título a la persona más graciosa de América, tras ganar en un reality emitido por la cadena televisiva Showtime. A partir de allí, su prestigio y reconocimiento creció considerablemente, logrando aparecer por primera vez en el Tonight show al lado de Johnny Carson.

Su trabajo televisivo y en cine incluyó, para finales de la década del 80 y principios de los 90, papeles en Open House (1989) y Coneheads (1993). Posteriormente, lanza una exitosa serie cómica que estuvo cuatro años al aire, su nombre era Ellen. El show se emitía por ABC, se popularizó en sus primeras temporadas gracias al estilo cómico de doble sentido de DeGeneres. Alcanzó su máxima popularidad en el momento en que la actriz expresó abiertamente su orientación homosexual en el show de Oprah. Subsecuentemente, su personaje en la serie, haría la misma revelación a su terapista. Este fue uno de los episodios más vistos del show, pero luego su rating mermo y fue cancelado.

 

Ellen DeGeneres, tiempo después, protagonizó una serie de películas para un programa llamado Ellen’s Energy Adventure, que fue parte de una atracción de Walt Disney World Epcot. Asimismo, participó en las películas como Mr Wrong, junto a Bill Pullman y Joan Cusack.  El filme Goodbye Lover en donde trabajó con Patricia Arquette y Dermot Mulroney. Despues de su paso por el cine, Ellen retornó a las series televisivas, con una nueva sitcom en el canal CBS, titulado The Ellen ShowEl show realmente no tuvo éxito y con tan solo una temporada al aire fue cancelado debido a una baja audiencia.

En el 2003, prestó su voz para el papel de Dory, en la película animada de Disney, Buscando a Nemo. Anteriormente ya había prestado su voz para el personaje de un perro en el film Dr. Dolittle.  La película de Disney fue la clave para que la atención volviera sobre ella y proporcionó excelentes comentarios y reconocimientos. Dicho papel le mereció el premio Saturn, el Nickelodeon Kids Choice, y también el Annie Award.

En septiembre del 2003, estrenó un talk show diario, llamado The Ellen DeGeneres Show. En comparación a varias series y programas emitidas iniciadas ese año, el suyo se posicionó con el rating más alto y fue muy buen comentado por los críticos. Por ello, fue nominado a 11 premios Emmy en su primera temporada, ganando cuatro, incluyendo el premio al Mejor Talk Show. El show ganó durante varios años 15 premios Emmy, en sus tres temporadas al aire. Ellen se ha hecho reconocida por su personalidad jovial, extrovertida y carismática, bailando y cantando con la audiencia, hasta cuando el programa está en comerciales.

Hizo su aparición nuevamente como conductora de la Gala de los Premios Emmy. La misma fue emitida tres semanas luego del Huracán Katrina. Previamente había sido la anfitriona de los premios Grammy, durante 1996 y 1997. También presentó la ceremonia de los premios Oscar, siendo la primera persona homosexual en la historia en hacerlo. Su personalidad arrolladora hizo una presentación de los premios amena y pasajera, luego de ello recibió muy buenos comentarios en la prensa.

Condujo su show en varias locaciones, en marzo del 2007, el show tuvo lugar en los estudios Universal Orlando, como invitados tuvo a Jennifer López y Lynyrd Skynyrd. Meses después tuvo una lesión de ligamentos de la espalda y tuvo que parar varias semanas, luego, emitió su programa desde una cama de hospital. Un año después volvió a conducir su programa desde Orlando Florida, con invitados como Jonas Brothers y Jeff Foxworthy.

Su vida personal es mantenida discretamente, su primera relación a la luz pública fue con la actriz Anne Heche. Esta terminó luego de que Heche rompiera con DeGeneres e iniciara una relación con Coley Hedison. A partir del 2004, Ellen ha estado con Portia de Rossi, con quien vive en Beverly Hills. Se comprometieron en mayo del 2008.

Hace poco Ellen DeGeneres participó junto a Julia Roberts, y David Beckham en una campaña por el reconocimiento al fútbol femenino profesional, esta campaña tiene por nombre Pass The Ball y es una apuesta para motivar y secundar a las futbolistas y a la sociedad en general que su trabajo y su talento debe ser valorado y apoyado tanto como el de los hombres futbolistas.

 

Fuente:

Ellen DeGeneres, biografia.  

Compartir

Quiteria Franco

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 29

 

Quiteria Franco (Maracaibo, estado Zulia, 3 de octubre 1971), es profesora, investigadora, activista, defensora de derechos humanos. Es Licenciada en Educación, mención idiomas modernos de la Universidad del Zulia. Habla, lee y escribe en inglés y francés. Tiene un diplomado en Traducción de la Universidad Metropolitana en Caracas y es Magister en Lingüística Aplicada de la Universidad Simón Bolívar.  Se ganó una beca de intercambio para ser asistente docente (teaching assistant) en el Reino Unido otorgada por el British Council para el año escolar 1997/1998, la cual realizo en Irlanda del Norte.

Fue Profesora en la Universidad Simón Bolívar desde septiembre 1999 hasta agosto de 2018. Fue Coordinadora Académica de los cursos de inglés en la Fundación de Investigación y Desarrollo de la Universidad Simón Bolívar- FUNINDES entre 2002-2004 y 2007-2009. Fue coordinadora académica de inglés en el Centro Educativo de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (CEAPUCV). Desde el año 1994, es traductora e intérprete independiente en los idiomas inglés-español. Ha trabajado como interprete en varios eventos en Venezuela.

Trabajo como profesora de inglés en diferentes institutos de enseñanza, tales como el Centro Venezolano Americano del Zulia (CEVAZ); Universidad del Zulia, Universidad Experimental Simón Rodríguez y en la Universidad Central de Venezuela. Ha enseñado inglés a niños de educación primaria y en el CEVAZ. Ha enseñado inglés en cursos en compañías como PDVSA y en la Comunidad Económica Europea en Caracas. 

 

Activismo

Fue asesora del grupo de diversidad sexual de la USB entre 2010/2012. Es Integrante de Unión Afirmativa desde 2013. Desde 2014, es la coordinadora general de Unión Afirmativa. Fue impulsora de la reactivación de la Red LGBTI de Venezuela y coordinadora de dicha organización desde 2014 hasta 2018.

Es redactora de varios informes sobre la situación de los derechos humanos de las personas LGBTI en Venezuela que han sido presentados ante la CIDH y Naciones Unidas. Ha solicitado ante la Asamblea Nacional la aprobación de instrumentos legales de protección a personas LGBTI.

Ha dictado un sin número de charlas, conferencias y talleres sobre DDHH y personas LGBTI. Es asesora en materia de DDHH y su implementación en la empresa pública y privada. Desde 2018 es integrante del grupo asesor de la sociedad civil en ONU Mujeres para Latinoamérica y el Caribe.

En 2018, recibio un reconociento po su trabajo como defensora de derechos humanos por parte de la Comisión Permanente de Política Interior la Asamblea Nacional de Venezuela. 

 

Fuente:

Quiteria Franco, biografia.

Quiteria Franco, blog. 

ONU Mujeres anuncia nuevas integrantes de su Grupo Asesor de la Sociedad Civil para América Latina y el Caribe 

 

Compartir

Gisela Kozak

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 28

Entrega Especial 

 

Gisela Kosak, 14 de octubre de 1963. Nacida en Caracas, Venezuela.

Es una investigadora, profesora, ensayista y narradora venezolana. Gisela Kozak fue también activista por los derechos de las mujeres lesbianas y personas LGBTI, en general. En 2002 organizo las primeras jornadas universitarias sobre diversidad sexual en la Universidad Central de Venezuela en 2002 y 2004 respectivamente. A finales de 2017 contrajo matrimonio con Lynette  Gómez  en  la ciudad de México, donde viven actualmente.

Kozak empezó a escribir a los ocho años, como un juego, imitando a otros autores como Oscar Wilde o los hermanos Grimm, se licenció en Letras en la Universidad Central de Venezuela y posteriormente se doctoró en la Universidad Simón Bolívar. Escribir narrativa es para Kozak una forma de liberación, una forma de mirar el mundo sin vidrios protectores y sin normas preestablecidas.

Fue profesora asociada de la Escuela de Letras, de la Maestría en Estudios Literarios y de la Maestría en Gestión y Políticas Culturales en la Universidad Central de Venezuela, institución donde laboró por 25 años. Desde su posición en la Escuela de Letras, ha publicado numerosos textos de carácter científico.

También se desempeñó como asesora en políticas culturales, consultora de organizaciones públicas y privadas en Venezuela y como colaboradora con la Agencia de Cooperación Española y el Instituto Goethe en la formación de gestores culturales. De igual forma, se ha destacado por su activismo político y ha impartido talleres de narrativa y ensayo en la Escuela de Letras y en el ICREA.

 

Fuente:

Gisela Kozak Rovero, Biografia

Caracas, la vida que no se ve

La venezolana Gisela Kozak obtiene premio Sylvia Molloy de ensayo

Una feminista fuera de lugar 

Gisela Kozak se siente viva aunque sin acento en el porvenir

Comunidad LGBTI lucha por el reconocimiento de sus derechos mas alla del matrimonio

Compartir

Jany Campos

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 28

 

Jany Campos, 27 de Diciembre de 1976. Nacida en Caracas-Venezuela.

Docente, actriz, escritora, gestora cultural, directora de arte y escena.

Entrenadora escénica de actrices, actores, músicos, bailarines/as y afines.

Es la fundadora de la primera organización de mujeres lesbianas en Venezuela llamada Amazonas, Mujeres de Venezuela en 2001. La organización estuvo en funciones hasta finales de 2007.  Participó con su organización en las primeras marchas del orgullo LGBTI en Caracas. Participó como organizadora y ponente en las dos jornadas universitarias de diversidad sexual en la UCV. Creó la revista digital amazonas, organizó unas tertulias sobre temas de mujeres y mujeres lesbianas. Participó activamente en actividades deportivas y culturales con poesía y obras de teatro.   Participó en la reforma parcial del reglamento de la  ley del trabajo en temas de diversidad. La organización estuvo en funciones hasta finales de 2007. 

Enlaces: 

Lesbiandad y organizaciones de lesbianas en Venezuela

Entrevista a Jany Campos, fundadora de Amazonas. 

Historia de Amazonas, mujeres de Venezuela. 

Amazonas de Venezuela opina sobre la marcha LGBTI

 

Compartir