Quiteria Franco: Equidad y sororidad como aporte al progreso de Venezuela

Las personas LGBTI hemos sido señalados y discriminados durante muchos siglos y en los últimos 50 años hemos sido protagonistas de luchas y grandes logros, hemos conquistado espacios que nunca antes hubiésemos pensado. Sin duda estamos cambiando el mundo. Creo que reconocer esa capacidad de lucha, la fortaleza que hay en cada una de nosotras es lo que nos llena de esperanza. Hay momentos duros, pero también hay momentos de alegría y triunfos.

Por: Karla Ávila Morillo / Comunicaciones REDAC

La profesora Quiteria Josefina Franco Coronado, nació y vivió en Maracaibo, estado Zulia, hasta el año 1999, cuando decidió mudarse a la capital venezolana. Sus estudios comprenden la carrera de educación, mención Idiomas Modernos (inglés y francés) en la Universidad del Zulia. Luego prosiguió con un diplomado en traducción (inglés-español) en la Universidad Metropolitana de Caracas y finalmente culminó una maestría en Lingüística Aplicada en la Universidad Simón Bolívar, también en Caracas. Sin embargo, nunca se ha detenido en el crecimiento personal, ya que ha tomado diversos cursos y talleres en materia de derechos humanos, feminismo, desarrollo humano, redes sociales, liderazgo, entre otros ámbitos, que le han permitido crecer en aprendizaje para luego propagar ese conocimiento.

Ella piensa, desde lo más profundo de su reflexión, que no fue una disposición muy madurada, el querer hacer una carrera en Derechos Humanos, simplemente todo se fue dando hacia ese camino: “Yo creo que ha sido la vida, no fue una decisión al principio, muchos sucesos me llevaron hasta que, finalmente, sí tome la decisión de dedicarme a la defensa de derechos humanos. Descubrí que más que un trabajo era una labor que me enriquecía como ser humano, me formaba como ciudadana y me da mucha satisfacción personal y profesional”.

Quiteria es abierta y orgullosamente lesbiana, es pionera del movimiento que defiende los derechos de esta comunidad en Venezuela, trabaja en ello desde hace unos 17 años. Su historia está compuesta de eventos diferentes. En el año 2002 entró en contacto con la organización llamada “Amazonas de Venezuela”, la primera ONG venezolana de mujeres lesbianas y con ellas comenzó a escribir algunos textos para la web. Asevera Quiteria: “Textos que hoy en día yo los criticaría mucho, pero eran mis inicios. Entre 2004 y 2008 me dediqué a mi entorno personal. En 2009, llegaron a mi vida unos perros hermosos y regresé al activismo de protección animal, a perros en particular. En 2012, dentro de la Universidad Simón Bolívar había un grupo de diversidad sexual cuyo profesor asesor se jubiló y los chicos y chicas quedaron solos, entonces yo me ofrecí a ayudarlos.  De ahí entré en contacto de nuevo con las organizaciones LGBTI que ya había conocido en 2003. Después me acerqué con ACCSI, organización que trabaja con personas que viven con VIH y de ahí en adelante he interactuado con otras ONG de Derechos Humanos”.

Durante el 2013, comenzó a trabajar con “Unión Afirmativa” como voluntaria, llevaba las redes sociales. En el año 2014, quien era el coordinador de esta organización se casó en Argentina y se fue a vivir a España. Quiteria sintió tristeza porque la ONG iba a morir debido a que el coordinador se había ido del país, y nadie más dentro de la organización quería o podía asumir aquella coordinación, entonces se ofreció a tomar las riendas, cumplieron con todo el proceso formal y desde ese entonces pasó a estar al frente de la organización desde el  2014.

Para 2015, ya estaba colaborando en la redacción de un informe especial sobre la situación de personas LGBTI que se presentó en audiencia formal ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la primera audiencia de una hora, exclusivamente para ese tema. Expresa que de ahí en adelante, no se ha detenido y siente que ha sido un gran descubrimiento para ella, un gran cambio en su vida, que le llena internamente y la hace sentir útil como ser humano.

Desde hace varios años ha estado realizando actividades exclusivamente para mujeres lesbianas, foros, talleres, charlas, etc. Eso le ha permitido conocer las realidades de diferentes mujeres. Lo que ha recogido hasta ahora es que hay mucho temor. Algunas de ellas han renunciado a sus trabajos debido a la discriminación. Otras no se atreven a decir nada sobre su vida personal por temor a la reacción, el riesgo de perder sus empleos. Todo esto con base en los comentarios y chistes que escuchan de sus compañeros de trabajo sobre la homosexualidad. Otras mujeres lesbianas comentan sobre las dificultades dentro de sus familias. Muchas veces se abstienen de contarle a sus familias por temor a ser echadas del hogar. “Hoy en día eso de hacerse independiente es muy cuesta arriba para los jóvenes, también lo es para muchos adultos. Pero definitivamente, no puede ser agradable tener que vivir ocultando una parte esencial de nosotras mismas. La sexualidad, los amores, el noviazgo, el enamoramiento, son etapas muy bonitas de la vida. Nadie debería tener que ocultar esa etapa tan bonita de la vida por temor a ser rechazada”.

Quiteria encuentra en la REDAC una red de personas muy variada. Gente que trabaja en las comunidades, personas más cercanas a las necesidades, dice: “Me gusta que podemos ser activistas ciudadanos, es decir, sin ser parte de una organización, pero si trabajas con la gente eres bienvenido. Nos une el interés por los derechos humanos pero desde un lado más fresco. Cada espacio donde pueda compartir con otros activistas y hablar sobre los derechos de las personas LGBTI ahí estaré”.

Asevera tajantemente que el trabajo en equipo siempre es importante. Sin embargo, cuando no hay un equipo hay que seguir trabajando. “No podemos detenernos a llorar o lamentarnos si no hay un equipo o grupo de personas con quien trabajar. Con esta crisis en el país, se ha ido mucha gente”. En Unión Afirmativa, por ejemplo, el año pasado, 2018, se fueron tres personas. Y no por eso se detuvieron. En la organización se reinventaron, llegaron nuevas personas, nuevos colaboradores, y siguieron adelante.

Ella vincula sus proyectos personales con los derechos humanos. Se ha convertido en su proyecto personal la creación de una comunidad de mujeres lesbianas. Está segura que es necesaria crearla, considera que no ha existido nunca una comunidad lésbica sólida que se una para actuar por sus derechos humanos. Afirma que la realidad es que las mujeres lesbianas de cierta edad han descubierto su “lesbiandad” a una edad muy tardía y no existen grupos a donde poder ir y conseguir apoyo, además, hay aún mucho temor a mostrarse como mujer lesbiana, asunto que le llena de mucha tristeza porque no se trata de mostrar tu orientación sexual, se trata de que se oculta una parte importante de tu vida, que es el vínculo amoroso hacia otra persona, el vínculo familiar, y nadie puede ser feliz teniendo que ocultar una parte tan esencial y bonita de la vida. Expresa con emotividad: “Deberíamos poder vivir nuestra vida en total libertad. Deberíamos poder mostrar y expresar libremente la felicidad que se encuentra en el ser amado sin temor a ser señalados, rechazados o acusadas de ser raras.  Y además, hace falta una comunidad lésbica que exija sus derechos. No ha sido fácil, pero confío en que se puede lograr, para eso hay que tener paciencia y avanzar sin parar, sin apuros”.

Tal como se menciona antes, Franco trabajó con el grupo de diversidad sexual de la Universidad Simón Bolívar como profesora asesora. Luego fue coordinadora de la Red LGBTI de Venezuela, ahí se atareaban cinco organizaciones por un mismo fin. También ha participado en proyectos muy puntuales con otras organizaciones; con PROVEA por ejemplo, se ocupó de la documentación sobre la experiencia del trabajo en red, instrumento que se encuentra en varias páginas web y es de libre consulta. Con ACCSI participó en la redacción de diversos informes y actividades. En 2017, realizaron un mural en la calle, junto a la estación del Metro en Chacao junto a “Acción Ciudadana Contra El Sida” y el portal de noticias “Crónica Uno”. Hace un par de años hizo alianza con “Equivalencia en Acción” organizaron un foro para presentar los informes relacionados con el Examen Periódico Universal (EPU) a Venezuela en las Naciones Unidas. Junto a FREYA, Efecto Cocuyo y AVESA estuvo en talleres de empoderamiento a mujeres. “He trabajado con muchas organizaciones en muchas actividades, con CODHEZ del estado Zulia en dos oportunidades los he acompañado para la feria de DDHH que organizan anualmente. En Lara con FUNPAZparticipamos con ellos en un foro en Barquisimeto. En Amazonas tuve un proyecto con mujeres indígenas. Al estado Bolívar fui para participar en un foro con estudiantes de la Universidad Católica Andrés Bello. Por ser profesora universitaria participo en muchas actividades estudiantiles”. Adicional a todo lo descrito, tiene participación en ONU Mujeres a título personal y ad honoren. Esa labor le ha dado la oportunidad de aprender mucho sobre los foros internacionales y conocer desde adentro cómo funciona la Organización de Naciones Unidas.

Comenta que en el área de los derechos humanos ha aprendido que hay que lograr alianzas, hay que tener apoyo, y eso se logra con trabajo serio. Hace hincapié en que se debe actuar dentro del marco de lo correcto, con honestidad, sinceridad y mucha seriedad en el trabajo. “Eso es lo que logra que las personas confíen en ti y en el trabajo que haces. Esa ha sido mi política desde siempre, hacer un trabajo honesto sin perder de vista el objetivo, lograr que las personas LGBTI tengamos los mismos derechos que el resto de la población”.

Cuando la comunidad a la cual representa es atacada, Quiteria se llena de mucha impotencia, frustración y al mismo tiempo de ganas de seguir trabajando. Seguir denunciando, continuar insistiendo en que las victimas denuncien. La denuncia tiene un poder muy importante, que busca justicia para la víctima y previene futuros actos de violencia. Por eso insiste en hacerle ver a la gente que denuncie en las instituciones, en la fiscalía, en la defensoría del pueblo. La denuncia por las redes sociales solo sirve para visibilizar el suceso, posiblemente alertar a otros de un problema, pero no ayuda a lograr justicia por completo.

Las personas LGBTI hemos sido señalados y discriminados durante muchos siglos y en los últimos 50 años hemos sido protagonistas de luchas y grandes logros, hemos conquistado espacios que nunca antes hubiésemos pensado. Sin duda estamos cambiando el mundo. Creo que reconocer esa capacidad de lucha, la fortaleza que hay en cada una de nosotras es lo que nos llena de esperanza. Hay momentos duros, pero también hay momentos de alegría y triunfos.

Quiteria Franco no se ha sentido discriminada pero sí ha sido discriminada. Precisamente por eso, lo denunció en la universidad donde trabajaba. Presentó sus argumentos por escrito, habló con todas las autoridades. Le tocó demostrar que en efecto hubo discriminación en su contra por ser mujer, por ser lesbiana, por su edad, por todo aquello que pudieron decir para impedir su ascenso durante varios años. Pero ella no se dio por vencida. Finalmente, logró la justicia que tanto buscaba. Pudo ascender, ganar un concurso, por lo cual se quedó durante un año y luego renunció. Dice: “La universidad dejó de ser para mí un lugar que me ofreciera beneficios, ni económicos, ni sociales, ni personales. Además, había logrado encontrar en los derechos humanos mi razón de ser, lo que ya no encontraba en la universidad. Definitivamente, retirarme de la universidad fue una buena decisión”.

Entre los aspectos más vulnerables de la comunidad LGBTI en Venezuela, ella opina que el principal problema es la falta de protección legal. Es decir, que las personas trans e intersex no puedan realizar el cambio de nombre y su género o sexo es el punto de partida para la negación de otros derechos como la educación, la alimentación, la salud: que no tengan acceso a un sistema de salud que les proporcione el tratamiento de transición de género, es otra falta del Estado para con sus ciudadanos.

En cuanto a las parejas homosexuales, el hecho de no poder acceder al matrimonio civil redunda en la violación de muchos otros derechos como el de fundar una familia, protección mutua a través de servicios de salud, planificación familiar social y económica al no poder acceder de manera conjunta a préstamos bancarios para adquisición de viviendas, el poder de decidir sobre la salud y el bienestar de la pareja, la imposibilidad de heredar, en fin. Pero además, los daños adicionales a terceros. Por ejemplo, la desprotección legal a niños concebidos en esas familias, o niños de relaciones anteriores. ¿Quién protege a esos niños de los vacíos legales en los que crecen, de la discriminación y acoso escolar por ser hijos de parejas del mismo sexo cuando en las escuelas no se está abordando esta realidad? Porque las familias homoparentales son una realidad existente en el país y cualquier otro lugar del mundo.

La comunidad LGBTI no tiene una protección real y efectiva contra la discriminación a causa de la orientación sexual o por la identidad de género.  En Venezuela está prohibida la discriminación en el empleo pero no existen los mecanismos prácticos que garanticen ese derecho. En cuanto al derecho a la salud, ¿cómo se puede garantizar que las personas no sean discriminadas en los centros de salud? y de existir ¿dónde se denuncia? No existen protocolos para atender y procesar esas denuncias por discriminación debido a la orientación sexual, identidad o expresión de género de las personas LGBTI. Por toda esta realidad sobre la protección legal, considera que también debe ir acompañada de formación a la sociedad a profesionales claves y a formar a los futuros profesionales. En las escuelas y universidades hay que iniciar formación con enfoque de derechos humanos y perspectiva de género. Es Importante y necesario.

Enfatiza: “Creo que debemos comenzar a vernos a nosotros mismos como ciudadanos, con derechos. Y para conocer nuestros derechos debemos formarnos. Aprender a identificar cuando nuestros derechos están siendo violados, cuando estamos violando un derecho y como defendernos o defender a otros. Pero, creo que el enfoque debe ser mucho más pragmático. Traducir los derechos humanos al día a día para que el ciudadano pueda entenderlos fácilmente”.

Parte del rechazo hacia las personas LGBTI proviene de la ignorancia, el desconocimiento, la falta de información sobre la sexualidad, y sobre los derechos sexuales. Afirma que ese desconocimiento se alimentó de prejuicios y creencias posteriormente transformadas en estigmas. Invita a que todos desaprendamos y volvamos a aprender lo correcto para fomentar el respeto hacia el prójimo. Es necesario derrumbar, destruir esas creencias con información real, científica, con hechos, no con creencias o fe ciega o ideologías de ningún tipo.

Está convencida que hay que hacer un trabajo para lograr un cambio cultural. Las personas cambian, los tiempos cambian y, por ende, las culturas cambian. Éstas no son estáticas. Los avances se dan cuando los ciudadanos deciden actuar y modificar aquello que no les satisface, que les resulta insuficiente a sus necesidades. “No podemos sentarnos a esperar que quienes somos activistas los llamemos a marchar a protestar. Cada persona debe actuar en el lugar que se encuentre por ese cambio que desea. En el trabajo, en la escuela, en la universidad, el hospital, en el ministerio, en un banco, en un centro comercial, en la iglesia a la que acude. En cualquier espacio en el que esté y presencie una injusticia. Cada injusticia es una oportunidad para alzar la voz, no para callar, mirar a un lado o decir, esto no es conmigo. No, cada injusticia es una oportunidad para propiciar un cambio”.

En cuanto a la sociedad venezolana, los conceptos asociados a temas LGBTI y los DDHH de esa comunidad, comenta lo que percibe de las personas con las que interactúa. Cree que lo que nos hicieron creer sobre la homosexualidad permanece en la mente de las personas. Por ende, quienes siguen anclados en sus dogmas encuentran mucha dificultad para dar vuelta a la página. Mientras que, otras personas luego de conversar y aclarar sus dudas pueden cambiar de una posición de desconfianza a entendimiento y apertura a nuevos conocimientos y, por ende, a una posición de respeto a otras orientaciones sexuales y a las diferencias individuales.

Rememora: “Siempre cuento una anécdota bien bonita que viví cuando participé en la recolección de firmas para la solicitud de matrimonio igualitario. Viví muchas y todas las recuerdo. En el parque del Oeste estábamos recogiendo firmas, me acerco a una señora que andaba con dos niños. Le pregunté si quería firmar para apoyar el matrimonio igualitario, le expliqué que era para que dos personas del mismo sexo pudieran casarse. Me dijo que no, que ella no estaba de acuerdo con eso. Le dije, señora, ¿usted ha pensado que quizás dentro de 10 años si sus hijos se enamoran de otro hombre y desean casarse no podrán hacerlo acá en el país porque no está permitido? Ella miró a sus hijos, y con una nueva expresión en su rostro, me dijo, -es verdad, dame para firmar-”.

La profesora discute que el prejuicio y estigma social hacia las personas LGBTI ha permeado todas las instituciones, ya que el sistema de justicia en Venezuela está muy deteriorado y débil.  Señala que se maneja y se actúa según las voluntades de quienes están al frente del sistema por lo que hay que recuperar la institucionalidad y hacer entender a los funcionarios públicos que se deben a sus ciudadanos, que su función es cumplir y que se hagan cumplir las leyes, en concordancia con la Constitución, las normas, pactos y acuerdos internacionales. “La posición individual de los funcionarios es irrelevante, es la ley lo que debe guiar las actuaciones de los funcionarios, el cumplimiento de su deber”.

La realidad es que a las personas LGBTI, el sistema de justicia venezolano no les responde. Por ejemplo, el caso que la ONG Unión Afirmativa introdujo en el Tribunal Supremo de Justicia en el año 2003, tomó cinco años para conseguir una respuesta, solamente sobre su admisión. La respuesta definitiva tomó tres años más. Finalmente, dieron una respuesta que no reconoció las necesidades de las parejas del mismo sexo. La sentencia 190-2008, estuvo dominada por las posiciones religiosas de quienes deben legislar de acuerdo a las leyes y no sus creencias personales. Otro caso emblemático es el de Tamara Adrián, el cual lleva más de 15 años sin ser respondido. “De los cientos de crímenes de odio reportados en nuestros informes tan solo dos han sido resueltos”, comenta con desagrado, ya que tampoco se ocupan de iniciar procesos de reparación a las víctimas, a los familiares de las víctimas y lo más importante, tomar las acciones para evitar nuevos crímenes contra personas LGBTI.

Ante la presencia de la comunidad LGBTI en el ámbito político venezolano, dice que es absolutamente necesario, debido a que ellos están en todas partes. En los partidos políticos hay personas LGBTI. Expresa: “El problema es que no son visibles y, si los son, no alzan su voz para exigir cambios. No es nada útil para la conquista de derechos humanos un político homosexual invisible o callado. Así como tampoco lo es en ningún lugar. Hay muchas instancias de la sociedad en donde se cometen injusticias hacia las personas de esta comunidad. Donde haya una injusticia hay que levantar la voz. Y eso también hay que hacerlo dentro de los partidos políticos. No ha habido una manifestación pública de preocupación permanente sobre como la crisis ha afectado a las personas LGBTI en Venezuela. No sucedió acá dentro del país, ni en escenarios internacionales a donde tanto asisten.  No hubo iniciativa de formar un grupo de trabajo con la sociedad para impulsar medidas a nivel local, es decir, si la AN ha estado bloqueada, hay muchas otras cosas que se han podido hacer. Por ahí, hay una propuesta de plan país. Yo he asistido a varios foros para saber, enterarme de que va esa propuesta. Yo no he visto nada que refleje las necesidades de las personas LGBTI allí. ¿Dónde están las propuestas de esa diputada trans y del diputado gay para el plan país? No basta con decir soy diputada o diputado, hay que mostrar acciones realizadas o por lo menos las propuestas. Para ganar elecciones y popularidad solo basta tener un buen discurso pero para ganar respeto y reconocimiento hay que hacer cosas, hay que mostrar resultados. Pasé años haciendo críticas a quienes estaban frente a la AN en gestiones anteriores.  Con esta gestión desde 2016 comencé haciendo propuestas. Es tiempo de hacer críticas y exigir repuestas. Seguiré haciendo propuestas, siempre, pero si hay cosas que mejorar, hare las criticas correspondientes”.

Para ganar más espacios en el ámbito político venezolano, Quiteria recomienda a los jóvenes que son homosexuales y hacen vida dentro de los partidos políticos que se preparen, no solo como políticos sino que se formen en materia de derechos humanos, ya que parte de lo que se ha visto en estos últimos años es cómo los diputados han tenido un manejo deficiente de los derechos humanos, los procedimientos, las normas, las leyes y se han dedicado a hablar sobre derechos humanos sin saber sobre los mismos.

Es la falsa creencia de la gente de que las necesidades de las personas LGBTI no son prioritarias. Que hablar de la discriminación hacia esta comunidad y la falta de protección legal no tiene importancia ante la gravedad de las personas que mueren por falta de medicamentos o de alimentos. La discriminación no se detiene, y por el contario, estas dos circunstancias se suman a los problemas que ya existían en Venezuela, porque las personas LGBTI también sufren la situación del país.

Está convencida que un cambio de paradigmas está cada vez más cercano, que hay ahora un entendimiento de lo que son las violaciones de derechos humanos. La situación que se ha vivido en el país, ha hecho a las personas más conscientes que hay que aprender a convivir y a respetar las individualidades, la manera de ser, de vivir, de expresarse, de pensar. Y también hay que aprender a respetar a los que amamos, de aquellos que nos enamoramos y con quien deseamos formar familia. Comprender que hay muchos tipos de familias.

En referencia a la equidad de género opina que debemos comenzar por hablar sobre lo que es en realidad la equidad de género. Explicar a la sociedad que lo que se busca conseguir es la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres. Hacer ver a la sociedad con ejemplos claros y cotidianos en donde radica la desigualdad entre hombres y mujeres y cómo esas desigualdades han permitido que la sociedad obedezca y se maneje bajo un sistema de privilegios hacia una parte de la sociedad que la representan los hombres y la otra mitad las mujeres que son sometidas a situaciones de discriminación que les ponen límites en su  desarrollo individual, personal, profesional y social. Esos límites son los que hay que  derrumbar y para eso Quiteria propone una sociedad con equidad de género. Igualdad de condiciones para el desarrollo pleno de hombres y mujeres.

Quiteria se guía por principios y valores como el respeto, la pluralidad de pensamiento, la sororidad, la confianza y la honestidad. Defiende la libertad de ser, de vivir y amar a quien quiera. “A quienes desconocen sus deberes y derechos, les hablaría de mi experiencia personal. Creo que la mejor manera de enseñar es a través del ejemplo. Yo fui discriminada y no fue hasta que aprendí sobre mis derechos que pude defenderme y lograr justicia. Y siempre, siempre he tratado de actuar apegada a las normas, a las leyes, yo cumplo con mis deberes ciudadanos”.

Dice que recibe muchas palabras de aliento y de agradecimiento por parte de estudiantes, de personas que asisten a algún taller o que leyeron algo que escribió, o alguien a quien le fue útil alguno de los informes que ha redactado y entregado en instancias internacionales. Sin duda alguna, le hace sentir que el trabajo que ha hecho hasta ahora ha sido de ayuda para alguien más. “Me siento feliz haciendo lo que hago, todos los días pienso en maneras de cómo llegar a más personas, de cómo llevar el mensaje de respeto a la libertad individual. De cómo llegar a más mujeres lesbianas y hacerles ver que mi vida cambió de buena a mejor cuando me descubrí como mujer lesbiana, cómo crecí como ser humano, cómo aprendí sobre mis derechos y cómo me siento más segura ahora que sé cómo defenderme con el recurso más poderoso que existe, con los derechos humanos. Yo soy optimista. Creo que la sociedad está cambiando. La nueva Venezuela que nacerá, que ya está naciendo, será muy distinta. Debe ser distinta. No podemos aspirar a regresar al pasado, y el presente que tenemos ya sabemos que no nos gusta. Así que en ese nuevo país debe haber inclusión social para todos. No debe haber más personas discriminadas en sus escuelas, en sus trabajos, en la política, en las fuerzas armadas, en los hospitales, en los hogares por ser una persona homosexual o por ser una persona trans. Porque si hemos rechazado la discriminación de este gobierno contra políticos, contra periodistas, contra ciudadanos por pensar diferente, también debemos rechazar la discriminación contra las personas debido a su orientación sexual. Los derechos humanos son para todos sin importar cómo eres o a quién amas”.

 

Fuente: REDAC

Compartir

Mujeres lesbianas destacadas

Con motivo de la celebración del mes de la visibilidad lésbica este año 2019 hemos decidido destacar varias mujeres lesbianas que han contribuido al avance de los derechos de las mujeres lesbianas en el mundo. Que las disfruten. Al dar click en cada nombre las llevara a la biografía o reseña de cada personaje.

Lista:

1. Safo de Mitilene. Antigua Grecia

2. Christina, Reina de Suecia. Suecia

3. Ana, Reina de Gran Bretaña. UK/

4. Anne Lister, UK. Nacimiento 3 de abril

5. Sarah Posonby & Eleanor Butler. Irlanda

6. Emily Elizabeth Dickinson. USA

7. Theo Anna Sprüngli. Alemania

8. Gabriela Mistral, Chile. Nacimiento 8 de abril de 1889

9. Virginia Woolf

10. Jane Addams. USA/

11. Marguerite Radclyffe Hall. UK.

12. Gladys Bentley. USA

13. Elizabeth Bishop, USA

14. Audre Lorde, USA

15. Barbara Gittings, Austria

16. Dorothy Louise Taliaferro “Del” Martin & Phyllis Ann Lyon. USA

17. Chavela Vargas Costa Rica/Mexico. Nacimiento el 17 de abril

18. Patricia Highsmith, USA.

19. Rita Mae Brown, USA.

20. Barbara Jordan, USA.

21. Adrienne Cecile Rich, USA.

22. Edith “Edie” Windsor. USA

23. Teresa de la Parra, Venezuela. Muere en 23, abril de 1936.

24. Judith Butler. USA/

25. Jóhanna Sigurðardóttir. Islandia

26.  Día de la visibilidad lésbica. Manisfiesto por la visibilidad lesbica  

27. Annie Leibovitz, USA.

28. Martina Navrátilova. Alemania

29. Jodie Foster. USA.

30. Ellen DeGeneres. USA. 30 abril 1997. Aniversario de salida del closet 

31. Tracy Chapman. USA

 

Activistas venezolanas

31.  Jany Campos.

32.  Gisela Kozak

33.  Marianela Tovar

34. Ana Margarita y Elena. Fundacion Reflejos

35. Gabrielle Gueron

36.  Karla Carrillo

37.  Quiteria Franco

 

Otras venezolanas

Patricia Velásquez.

Vanessa Senior.

Karen Martello.

Andreina Álvarez.

Gaby Castellanos.

Kelly Durán.

Yulimar Rojas

Marianela Gonzalez

Compartir

Ellen DeGeneres

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 30

 

Ellen De Generes. (26 de enero de 1958). Metairie, Louisiana, Estados Unidos.  

Salida del closet, 14 de abril de 1997 en la revista Time

El “Puppy Episode” en el que su personaje sale del coset fue transmitido el 30 de abril de 1997.  Ese mismo dia se transmitio el especial en el programa de television de Oprah en el que Ellen sale del closet. 

Ellen DeGeneres es comediante, actriz y presentadora de televisión. Su trabajo televisivo lanza una exitosa serie cómica que con su nombre Ellen que estuvo cuatro años al aire. El show se emitía por ABC, se popularizó en sus primeras temporadas gracias al estilo cómico de doble sentido de DeGeneres. Alcanzó su máxima popularidad en el momento en que la actriz expresó abiertamente su orientación homosexual en el show de Oprah.

 

Ellen DeGeneres (26 de enero de 1958) comediante, actriz y presentadora de televisión. Nació en la localidad de Metairie, Louisiana, Estados Unidos. Es hija de Elliot DeGeneres, un vendedor, y de Elizabeth Jane Pfeffer. Fue criada dentro de la fe cristiana, hasta los 13 años que decidió no asistir más a los encuentros religiosos. Su madre y su padre terminaron su matrimonio en 1974, y poco después, Betty Jane volvió a casarse con Roy Gruessendorf. Ellen vivió con su madre y su nuevo esposo a Atlanta, mientras su hermano permanecía con su padre.

Ellen DeGeneres se gradúo de Atlanta High School en 1976, al finalizar se mudó de vuelta a New Orleáns para asistir a la Universidad de New Orleáns, donde se gradúo en la carrera de comunicaciones. Mientras estudiaba en la universidad trabajo como vendedora de ropa en la tienda Merry Go Round, y como mesera en TGI Friday`s. en cuanto obtuvo su diploma comenzó a pensar en una nueva vida para ella. Así que, incursionó en la comedia, haciendo sketches de comedia en pequeños clubes y cafeterías. Con el paso del tiempo pudo unirse al Clyde’s Comedy Club, en 1981. Su estilo como mediante fue equiparado al de Bob Newhart.

A principios de los 80, realizo una gira nacional, y fue merecedora del título a la persona más graciosa de América, tras ganar en un reality emitido por la cadena televisiva Showtime. A partir de allí, su prestigio y reconocimiento creció considerablemente, logrando aparecer por primera vez en el Tonight show al lado de Johnny Carson.

Su trabajo televisivo y en cine incluyó, para finales de la década del 80 y principios de los 90, papeles en Open House (1989) y Coneheads (1993). Posteriormente, lanza una exitosa serie cómica que estuvo cuatro años al aire, su nombre era Ellen. El show se emitía por ABC, se popularizó en sus primeras temporadas gracias al estilo cómico de doble sentido de DeGeneres. Alcanzó su máxima popularidad en el momento en que la actriz expresó abiertamente su orientación homosexual en el show de Oprah. Subsecuentemente, su personaje en la serie, haría la misma revelación a su terapista. Este fue uno de los episodios más vistos del show, pero luego su rating mermo y fue cancelado.

 

Ellen DeGeneres, tiempo después, protagonizó una serie de películas para un programa llamado Ellen’s Energy Adventure, que fue parte de una atracción de Walt Disney World Epcot. Asimismo, participó en las películas como Mr Wrong, junto a Bill Pullman y Joan Cusack.  El filme Goodbye Lover en donde trabajó con Patricia Arquette y Dermot Mulroney. Despues de su paso por el cine, Ellen retornó a las series televisivas, con una nueva sitcom en el canal CBS, titulado The Ellen ShowEl show realmente no tuvo éxito y con tan solo una temporada al aire fue cancelado debido a una baja audiencia.

En el 2003, prestó su voz para el papel de Dory, en la película animada de Disney, Buscando a Nemo. Anteriormente ya había prestado su voz para el personaje de un perro en el film Dr. Dolittle.  La película de Disney fue la clave para que la atención volviera sobre ella y proporcionó excelentes comentarios y reconocimientos. Dicho papel le mereció el premio Saturn, el Nickelodeon Kids Choice, y también el Annie Award.

En septiembre del 2003, estrenó un talk show diario, llamado The Ellen DeGeneres Show. En comparación a varias series y programas emitidas iniciadas ese año, el suyo se posicionó con el rating más alto y fue muy buen comentado por los críticos. Por ello, fue nominado a 11 premios Emmy en su primera temporada, ganando cuatro, incluyendo el premio al Mejor Talk Show. El show ganó durante varios años 15 premios Emmy, en sus tres temporadas al aire. Ellen se ha hecho reconocida por su personalidad jovial, extrovertida y carismática, bailando y cantando con la audiencia, hasta cuando el programa está en comerciales.

Hizo su aparición nuevamente como conductora de la Gala de los Premios Emmy. La misma fue emitida tres semanas luego del Huracán Katrina. Previamente había sido la anfitriona de los premios Grammy, durante 1996 y 1997. También presentó la ceremonia de los premios Oscar, siendo la primera persona homosexual en la historia en hacerlo. Su personalidad arrolladora hizo una presentación de los premios amena y pasajera, luego de ello recibió muy buenos comentarios en la prensa.

Condujo su show en varias locaciones, en marzo del 2007, el show tuvo lugar en los estudios Universal Orlando, como invitados tuvo a Jennifer López y Lynyrd Skynyrd. Meses después tuvo una lesión de ligamentos de la espalda y tuvo que parar varias semanas, luego, emitió su programa desde una cama de hospital. Un año después volvió a conducir su programa desde Orlando Florida, con invitados como Jonas Brothers y Jeff Foxworthy.

Su vida personal es mantenida discretamente, su primera relación a la luz pública fue con la actriz Anne Heche. Esta terminó luego de que Heche rompiera con DeGeneres e iniciara una relación con Coley Hedison. A partir del 2004, Ellen ha estado con Portia de Rossi, con quien vive en Beverly Hills. Se comprometieron en mayo del 2008.

Hace poco Ellen DeGeneres participó junto a Julia Roberts, y David Beckham en una campaña por el reconocimiento al fútbol femenino profesional, esta campaña tiene por nombre Pass The Ball y es una apuesta para motivar y secundar a las futbolistas y a la sociedad en general que su trabajo y su talento debe ser valorado y apoyado tanto como el de los hombres futbolistas.

 

Fuente:

Ellen DeGeneres, biografia.  

Compartir

Quiteria Franco

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 29

 

Quiteria Franco (Maracaibo, estado Zulia, 3 de octubre 1971), es profesora, investigadora, activista, defensora de derechos humanos. Es Licenciada en Educación, mención idiomas modernos de la Universidad del Zulia. Habla, lee y escribe en inglés y francés. Tiene un diplomado en Traducción de la Universidad Metropolitana en Caracas y es Magister en Lingüística Aplicada de la Universidad Simón Bolívar.  Se ganó una beca de intercambio para ser asistente docente (teaching assistant) en el Reino Unido otorgada por el British Council para el año escolar 1997/1998, la cual realizo en Irlanda del Norte.

Fue Profesora en la Universidad Simón Bolívar desde septiembre 1999 hasta agosto de 2018. Fue Coordinadora Académica de los cursos de inglés en la Fundación de Investigación y Desarrollo de la Universidad Simón Bolívar- FUNINDES entre 2002-2004 y 2007-2009. Fue coordinadora académica de inglés en el Centro Educativo de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (CEAPUCV). Desde el año 1994, es traductora e intérprete independiente en los idiomas inglés-español. Ha trabajado como interprete en varios eventos en Venezuela.

Trabajo como profesora de inglés en diferentes institutos de enseñanza, tales como el Centro Venezolano Americano del Zulia (CEVAZ); Universidad del Zulia, Universidad Experimental Simón Rodríguez y en la Universidad Central de Venezuela. Ha enseñado inglés a niños de educación primaria y en el CEVAZ. Ha enseñado inglés en cursos en compañías como PDVSA y en la Comunidad Económica Europea en Caracas. 

 

Activismo

Fue asesora del grupo de diversidad sexual de la USB entre 2010/2012. Es Integrante de Unión Afirmativa desde 2013. Desde 2014, es la coordinadora general de Unión Afirmativa. Fue impulsora de la reactivación de la Red LGBTI de Venezuela y coordinadora de dicha organización desde 2014 hasta 2018.

Es redactora de varios informes sobre la situación de los derechos humanos de las personas LGBTI en Venezuela que han sido presentados ante la CIDH y Naciones Unidas. Ha solicitado ante la Asamblea Nacional la aprobación de instrumentos legales de protección a personas LGBTI.

Ha dictado un sin número de charlas, conferencias y talleres sobre DDHH y personas LGBTI. Es asesora en materia de DDHH y su implementación en la empresa pública y privada. Desde 2018 es integrante del grupo asesor de la sociedad civil en ONU Mujeres para Latinoamérica y el Caribe.

En 2018, recibio un reconociento po su trabajo como defensora de derechos humanos por parte de la Comisión Permanente de Política Interior la Asamblea Nacional de Venezuela. 

 

Fuente:

Quiteria Franco, biografia.

Quiteria Franco, blog. 

ONU Mujeres anuncia nuevas integrantes de su Grupo Asesor de la Sociedad Civil para América Latina y el Caribe 

 

Compartir

Gisela Kozak

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 28

Entrega Especial 

 

Gisela Kosak, 14 de octubre de 1963. Nacida en Caracas, Venezuela.

Es una investigadora, profesora, ensayista y narradora venezolana. Gisela Kozak fue también activista por los derechos de las mujeres lesbianas y personas LGBTI, en general. En 2002 organizo las primeras jornadas universitarias sobre diversidad sexual en la Universidad Central de Venezuela en 2002 y 2004 respectivamente. A finales de 2017 contrajo matrimonio con Lynette  Gómez  en  la ciudad de México, donde viven actualmente.

Kozak empezó a escribir a los ocho años, como un juego, imitando a otros autores como Oscar Wilde o los hermanos Grimm, se licenció en Letras en la Universidad Central de Venezuela y posteriormente se doctoró en la Universidad Simón Bolívar. Escribir narrativa es para Kozak una forma de liberación, una forma de mirar el mundo sin vidrios protectores y sin normas preestablecidas.

Fue profesora asociada de la Escuela de Letras, de la Maestría en Estudios Literarios y de la Maestría en Gestión y Políticas Culturales en la Universidad Central de Venezuela, institución donde laboró por 25 años. Desde su posición en la Escuela de Letras, ha publicado numerosos textos de carácter científico.

También se desempeñó como asesora en políticas culturales, consultora de organizaciones públicas y privadas en Venezuela y como colaboradora con la Agencia de Cooperación Española y el Instituto Goethe en la formación de gestores culturales. De igual forma, se ha destacado por su activismo político y ha impartido talleres de narrativa y ensayo en la Escuela de Letras y en el ICREA.

 

Fuente:

Gisela Kozak Rovero, Biografia

Caracas, la vida que no se ve

La venezolana Gisela Kozak obtiene premio Sylvia Molloy de ensayo

Una feminista fuera de lugar 

Gisela Kozak se siente viva aunque sin acento en el porvenir

Comunidad LGBTI lucha por el reconocimiento de sus derechos mas alla del matrimonio

Compartir

Jany Campos

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 28

 

Jany Campos, 27 de Diciembre de 1976. Nacida en Caracas-Venezuela.

Docente, actriz, escritora, gestora cultural, directora de arte y escena.

Entrenadora escénica de actrices, actores, músicos, bailarines/as y afines.

Es la fundadora de la primera organización de mujeres lesbianas en Venezuela llamada Amazonas, Mujeres de Venezuela en 2001. La organización estuvo en funciones hasta finales de 2007.  Participó con su organización en las primeras marchas del orgullo LGBTI en Caracas. Participó como organizadora y ponente en las dos jornadas universitarias de diversidad sexual en la UCV. Creó la revista digital amazonas, organizó unas tertulias sobre temas de mujeres y mujeres lesbianas. Participó activamente en actividades deportivas y culturales con poesía y obras de teatro.   Participó en la reforma parcial del reglamento de la  ley del trabajo en temas de diversidad. La organización estuvo en funciones hasta finales de 2007. 

Enlaces: 

Lesbiandad y organizaciones de lesbianas en Venezuela

Entrevista a Jany Campos, fundadora de Amazonas. 

Historia de Amazonas, mujeres de Venezuela. 

Amazonas de Venezuela opina sobre la marcha LGBTI

 

Compartir

Tracy Chapman

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 27

 

Tracy Chapman (Cleveland, Ohio. 30 de marzo de 1964). Es una cantante estadounidense ganadora de varios premios Grammy y conocida por el éxito de canciones como Fast Car, Talkin’ Bout a Revolution, Baby Can I Hold You y Give Me One Reason.

Chapman no hablado nunca sobre su orientación sexual, pero tampoco ha ocultado en ningún momento  la relaciones que ha tenido con diversas mujeres. la escritora Alice Walker hizo declaraciones acerca de su relación amorosa con Tracy Chapman en una entrevista con The Guardian el 15 de diciembre de 2006, donde explicó por qué no hicieron público su romance en ese entonces (a mediados de los años 90), diciendo que “la relación era fantástica y amorosa y maravillosa, yo la disfruté mucho, estaba totalmente enamorada de ella, pero era un asunto únicamente nuestro y de nadie más

 

Nacida en Cleveland, Fue criada por su madre, quien descubrió la afición de Chapman por la música. Haciendo un gran sacrificio, le compró un ukelele cuando tenía sólo tres años. Tracy Chapman comenzó a tocar la guitarra y a escribir canciones con tan sólo ocho años. Fue aceptada en una organización dedicada a reclutar niños afrodescendientes con aptitudes para destacar en diferentes campos, por lo que entró a estudiar en la Wooster School y posteriormente en la Tufts University de Medford, Massachusetts.

Se licenció en Antropología en la Universidad Tufts, Boston, graduándose en la especialidad de Estudios Africanos. En 2004, la Tufts University le concedió el título de Doctor honoris causa.

Fue en 1988 cuando su voz se dio a conocer en todo el mundo. Se trataba de un concierto homenaje a Nelson Mandela, por su setenta cumpleaños. Allí cantó ante un gran número de personas, y junto a importantes artistas de la música.

Ese mismo año hizo su debut con el disco “Tracy Chapman”, por el cual recibió cuatro premios 
Grammy, incluyendo el de mejor artista nueva. Con su tema “Fast Car”, vendió más de 10 millones de copias, siendo un rotundo éxito en todo el mundo.

Tracy Chapman ha cantado junto con grandes celebridades. Por ejemplo, estuvo en el concierto homenaje a Bob Dylan por su 30 aniversario. Participó en el tour que realizó Amnistía Internacional Por Los Derechos Humanos, cantando junto con Bruce Springsteen, Sting, y muchos otros.

Con cada disco que sacaba, Tracy obtenia un gran éxito, no sólo por los premios Grammy que recibia, sino por que cada uno de ellos era multiplatino.

Ya en 1989 sacó a la luz su segundo disco “Crossroads”, el cual no obtuvo tanto éxito como su predecesor, tal vez por estar demasiado politizado.

En 1992 publicó su tercera obra “Matters Of Hearts”. Siempre con su inconfundible estilo folk, y con su guitarra acústica en la mano, Tracy Chapman iba consiguiendo nuevos seguidores que admiraban su música, ya que despertaba en ellos sueños, provocados por las historias vividas y apasionadas que Tracy cantaba.

En 1995 editó el disco “New Begining”, por el cual recibió un premio Grammy, y cuyo tema, “Give Me One Reason”, llegó en 1996 a los Top Ten de Estados Unidos

Su último trabajo, “Telling Stories”, se lanzó en el año 2000. En este disco prueba a añadir los últimos adelantos tecnológicos orientados a mejorar su imagen, aunque no se desplaza de sus raices folk y country.

Fuente: 

Tracy Chapman. Biografia en Wikipedia. 

Tracy Chapman, biografia musical  

Compartir

Jodie Foster

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 25

 

Jodie Foster (Los Ángeles, 19 de noviembre de 1962). Actriz  y directora de cine. A lo largo de su carrera ha ganado dos Globos de Oro y dos Óscar. Es especialmente conocida por sus interpretaciones en las películas  Taxi Driver y El silencio de los corderos (The silence of the lamb). Recibió el premio Cecill B. DeMille a toda su carrera en la entrega de los Globos de Oro 2013 .En esa ceremonia, Jodie Foster hizo pública su orientación sexual. En abril de 2014 contrajo matrimonio con la fotógrafa y actriz Alexandra Hedison.

 

Alicia Christian Foster (Los Ángeles, California, el 19 de noviembre de 1962), más conocida como Jodie Foster, es una actriz de cine y directora de cine estadounidense.

Fue la más joven de los cuatro hijos de Evelyn Ella Almond y Lucius Fisher Foster III.

Su padre, un condecorado teniente coronel de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, que también se dedicó a la venta inmobiliaria, provenía de una familia rica y abandonó a su esposa antes de que naciera Foster. Su madre trabajó para una productora de cine.


Cursó estudios en el Liceo Francés de Los Ángeles y en la Universidad de Yale, donde en 1985 se graduó magna cum laude en Literatura. Foster habla francés con fluidez y trabajó en Francia siendo una adolescente.

Hizo cerca de cincuenta apariciones en cine y televisión antes de asistir a la universidad. Con solo dos años empezó a hacer anuncios para televisión (a los tres años ya sabía leer). Comenzó su carrera a los tres años como una niña Coppertone en un comercial de televisión. A los seis hizo su primer papel serio en la serie Mayberry R.F.D. (1968). A los ocho hizo su primer papel en un largometraje Napoleon and Samantha.

Fue en 1975 cuando le llegó su gran oportunidad para demostrar su talento, haciendo de prostituta en Taxi Driver (con Robert DeNiro) y en Alicia ya no vive aquí ambas dirigidas por Martin Scorsese. Con Taxi Driver consiguió una nominación al Oscar como mejor actriz secundaria. Fue la primera mujer que recibió dos Oscars antes de tener treinta años (Acusados y El Silencio de los corderos).

Un fanático intentó asesinar a Ronald Reagan (en aquél entonces, presidente de los Estados Unidos), con la intención de impresionar a Jodie Foster imitando una escena de Taxi Driver.


Trabaja como directoraproductora y guionista. Hizo su debut como directora en 1991 con El pequeño Tate. Con su propia compañía de producción, Egg Pictures y mediante acuerdos con Polygram Filmed Entertainment, lleva a cabo proyectos como Nell y la comedia agridulce A casa por vacaciones. Otras de sus películas en la década de 1990 incluyen el drama Sommersby, Maverick (1994), el filme de ciencia ficción la película Contact (1997), y Anna and the King (1999).

En 2005 presentó en el Festival de Sitges Plan de vuelo, del director Robert Schwentke, y declaró sobre su faceta como directora que no le interesa venir a Europa a hacer películas americanas sino proyectos plenamente europeos y en su idioma.

Foster protagonizó cuatro thrillers, La habitación del pánico (2002), Plan de vuelo (2005),Inside Man (2006), y The Brave One (2007). En la década de 2010, se centró en la dirección de las películas como The Beaver (2011) y Monster Money (2016), así como episodios de la serie de televisión de Netflix, Orange Is the New Black y House of Cards. También protagonizó el éxito de taquilla Elysium (2013) y Hotel Artemis (2018).

Además de sus dos premios de la Academia, Foster ha ganado tres Premios BAFTA, tres Globos de Oro, un Screen Actors Guild Award y el Premio Cecil B. DeMille.

Madre de dos hijos: Charles (1998) y Kit (2001), al que tuvo a los 38 años sin dar a conocer quién es el padre. No hablaré acerca del padre, los métodos o cualquier cosa de ese tipo dijo.

 

Fuente: 

Jodie Foster, biografia. 

Jodie Foster, filmografia. 

Compartir

Martina Navrátilova

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 24

 

Martina Navrátilova (Praga, 1956). Una de las mejores tenistas de todos los tiempos. Ha ganado los 4 torneos de Grand Slam en Singles, Dobles y Mixtos. Su carrera llevó a Estados Unidos a conquistar la Copa Federación en 1981, 1982, 1986, 1989 y 1990. En 1994 fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes.

En 1981, tras haber recibido la nacionalidad estadounidense, Navratilova reveló públicamente su orientación sexual. Desde 1983 a 1991, mantuvo una larga relación con su pareja Judy Nelson.

Apareció en un calendario de la WITA (Women’s International Tennis Association, Asociación Internacional de Tenis  Femenino) con sus trofeos de Wimbledon y los hijos de Nelson al fondo.

Otra pareja suya conocida fue la escritora Rita Mae Brown. Martina participa en varias asociaciones benéficas que promueven los derechos del colectivo LGTB.

 

Enlace:

Martina Navratilova, biografia.  

Martina Navratilova se casa con su novia Julia Lemigova

 

Compartir

Teresa de la Parra

Mes de la visibilidad lésbica.  Día 23

Entrega Especial

Ana Teresa de la Parra Sanojo/ Teresa de la Parra. (París, 5 de octubre de 1889-Madrid, 23 de abril de 1936).

Fue una escritora venezolana, y una aristócrata. Es considerada una de las escritoras más destacadas de su época. A pesar de que la gran parte de su vida transcurrió en el extranjero, supo expresar en su obra literaria el ambiente íntimo y familiar de la Venezuela de ese entonces. Según Rose Anna Mueller, De la Parra «describió su educación y sus experiencias en Venezuela en un nuevo estilo libre del criollismo o estilo pintoresco en boga en la época».

Incursionó en el mundo de las letras de la mano del periodismo, escribió dos novelas que la inmortalizaron en toda América del Sur: Ifigenia y Memorias de Mamá Blanca. Su novela más conocida Ifigenia, planteó por primera vez en el país el drama de la mujer frente a una sociedad que no le permitía tener voz propia y cuya única opción de vida, según la sociedad, era el matrimonio legalmente constituido. Por ello, el título de Ifigenia remite al personaje griego y al sacrificio.

Teresa de la Parra murió de tuberculosis en Madrid en 1936 y su pareja, la antropóloga y escritora cubana Lydia Cabrera, la acompaña hasta el final.

 

Enlaces: 

Biografias: Teresa de la Parra

 

Silvia Molloy saco del closet a Teresa de la Parra.  

Compartir