Políticas sociales de Maduro discriminan a personas LGBTI

Este jueves 20 de junio, 28 defensores de derechos humanos de mas de 70 organizaciones presentaron sus informes durante una reunión efectuada en las instalaciones de la Universidad Metropolitana en Caracas. Una reunión organizada por Civilis, y con el apoyo del Centro de Derechos Humanos de la UNIMET.  

En reunión efectuada entre la Sra. Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y las ONG de DDHH de Venezuela, la Coordinadora de Unión Afirmativa, Quiteria Franco, señaló:

 

“En Venezuela todos somos víctimas de discriminación, de alguna u otra manera luego de expresar una posición crítica hacia el gobierno.”

 

Agrego además que debido a esa discriminación se han cerrado los espacios para realizar la labor como defensores de derechos humanos.  

 

A continuación el texto de su declaración ante la Alta Comisionada para los derechos humanos de Naciones Unidas.

 

“En Venezuela todos somos víctimas de discriminación, de alguna u otra manera puesto que esta se origina en la preferencia política contaría al gobierno o al expresar una posición crítica hacia el gobierno. La respuesta de Maduro desde 2012 ha sido el uso de la homosexualidad para atacar al adversario político.” Debido a esa discriminación se han cerrado los espacios para realizar nuestra labor como defensores de derechos humanos.  

 

La declaración de desacato contra la Asamblea Nacional ha impedido nuestro trabajo de incidencia para impulsar las leyes que necesitamos como una ley contra la discriminación, el matrimonio igualitario y la identidad legal a las personas trans e intersex.

 

Hemos pasado de estas exigencias ya aprobadas en la mayoría de países en el continente a documentar deficiencias en salud, muerte de personas trans por suicidio o asesinato, y situación de esclavitud moderna incluyendo trata de mujeres trans, prostitución forzada de hombres gay y mujeres trans y migración forzada de activistas que ha debilitado a las organizaciones de derechos humanos sobre personas LGBTI. Venezuela está ubicada en el cuarto lugar en las Américas como el país donde más ocurren crímenes de odio contra las personas LGBTI.

 

Las políticas sociales del gobierno para afrontar la escasez y el desabastecimiento de alimentos han sido desfavorables para las personas LGBTI. Por ejemplo, se exigió a los comercios la instalación de equipos biométricos para escanear la huella dactilar y presentar el documento de identidad. Esto afecto a personas trans debido a la incongruencia entre su documento de identidad y su apariencia física. La segunda política social es la bolsa clap, una bolsa que contiene productos básicos. Previo a la venta de la bolsa los consejos comunales realizan un censo, las parejas del mismo sexo no son censadas por no ser consideradas familias.

 

Necesitamos que toda esta tragedia que vivimos se detenga porque cada día que pasa es peor. Y los grupos minoritarios y vulnerables como las personas LGBTI la están pasando dos y tres veces peor que la mayoría y eso ya es mucho decir.

 

Imagen de AFP/

Compartir

Public Letter to ILGA

Public Letter to ILGA

On Venezuela in the State Sponsored Homophobia Report 2019

In the most recent State Sponsored Homophobia Report of the International Lesbian and Gay Association better known as ILGA, Venezuela is mentioned as follows:

 

“In relation to the Bolivarian Republic of Venezuela, the political, social and economic panorama presents a great complexity.75 / Currently, the few advances in legislative matters are combined with an unprecedented international political attack on the country, a virtual economic and financial blockade that makes access to basic goods and services for the population, 76 and a very important migratory phenomenon. Advances in this country in relation to the LGBTI issue in the last two years were in the field of universal social policies – social issues – which in this context become more important, 77 because of the beginning of the discussion of the right to marriage equality in the National Constituent Assembly78 and with the opening of a public policy in the Mayor’s Office of Caracas.79

75 Alejandro Fierro, “Venezuela between Legality and Legitimacy”, Latin American Geopolitical Strategic Center (CELAG), January 10, 2019.

76 Alfredo Serrano Mancilla, “Economic sabotage to Venezuela” Page / 12, January 7, 2018.

77 The Fundación Base Lésbica Venezuela in an interview with the author stated that the Presidential Council of Popular Power for Sexual Diversity (Decree No. 2161/2015) in coordination with the Ministry of Popular Power for Women and Gender Equity and the Ministry of Popular Power for the Communes favor the mainstreaming of different social policies so that they also reach LGBTI people.

78 “ANC opens debate on civil rights of the diverse gender sex community in Venezuela”, City CCS, October 18, 2018.

79 In an act chaired by Mayor Érika Farías, ordinances were proclaimed for the creation of an office for LGBT issues and the month of June was established as the Month of the Rebellion of Sexual Diversity. See: “Municipal Gazette for Sexual Diversity”, City CCS, June 1, 2018.” [1]

 

Why does ILGA, an organization with Consultative Status in the United Nations, choose to cite as a source for its report:

  1. an article from the Spanish portal CEGAL, written by Alejandro Fierro, who identifies himself as a researcher of GIS XXI a pollster owned by Jesse Chacón, who was Chávez’s minister for many years. Fierro is also an analyst for Telesur, a television channel created by Hugo Chávez.
  2. an Argentine news portal like Pagina 12 and written by Alfredo Serrano Mancilla,[2] founding creator of CELAG, who has a long history in his relations with the government of Hugo Chávez and with Nicolás Maduro as economic adviser and recipient of donations for publication of his books by institutions owned by the Venezuelan State.
  3. An organization such as Fundación Base Lésbica, without demonstrable work and totally attached to the government party, member since 2010 of the coalition of political parties and social movements of the Patriotic Great Pole, and whose director Ingrid Barón was designated by Nicolás Maduro as president of the Presidential Commission for “sexodiversity” in 2015. Does it also have something to do with the fact that she is the current Secretary of ILGALAC?
  4. A newspaper such as Caracas City, free of charge and totally financed and dependent on the Mayor’s Office of Caracas under an administration close to Hugo Chávez’s party and government for more than 15 years.

None of the sources cited can be considered as reliable and independent sources when all of them in some way or another have been linked to the Venezuelan governments of Hugo Chávez and Nicolás Maduro.

Why does ILGA choose to ignore the reports I sent? two of which were presented to the IACHR in 2015 and 2018. As well as the reports delivered to the United Nations in 2015 and 2016, among them those corresponding to the Universal Periodic Review. But let’s suppose for a moment that the information sent by Union Afirmativa, the organization that I represent, is in doubt. ILGA could have chosen to review the country reports prepared by the Inter-American Commission on Human Rights. ILGA could have opted for the two reports published by the Office of the United Nations High Commissioner in which the origin and development of the political, social and economic crisis in Venezuela is mentioned. There lie the reports of more than 150 independent Venezuelan organizations on the situation in Venezuela, which today is already qualified as a complex humanitarian emergency of political origin.

However, in Venezuela there are no laws that protect LGBTI persons because of a deliberate decision of the governments of Hugo Chávez and Nicolás Maduro. The latter has also used homosexuality to attack the political opponent and anyone who opposes his government, using hate speech that has exacerbated the rejection of LGBTI people in the country. Both governments allowed Venezuela to be ranked as the fourth country with the highest number of hate crimes in America according to the Trans Murdered Persons Observatory, based in Vienna.

Since 1999 and until 2015 several organizations went to the National Assembly, dominated by the ruling political party, to submit requests to legislate in favor of LGBTI persons, none of the request was answered. Additionally, any legal initiative was carefully examined to avoid the explicit mention of LGBTI persons, such as the law against racial discrimination and the law for the protection of people living with HIV and their families, among other laws.

Nor is there any type of Public Policy for LGBTI people, the creation of an office of a loocal mayor which is only limited to do conversation sessions and drags shows cannot qualify as a public policy of inclusion. It takes much more than mere declarations and public events, concrete inclusion programs are needed with tangible and practical results.

None of that exists, and the reason why it does not exist has nothing to do with the current situation in the country. On the contrary, the country condition has aggravated the pre-existing situation of discrimination and denial of rights to LGBTI persons. And the current emergency situation was created by the government of Nicolás Maduro.

Therefore, it is unacceptable to include in a report a fallacy created by the government and its advisers that what we live in Venezuela is due to an economic blockade, that it is worth clarifying does not exist but only in the discourse of the national government.

In conclusion, this letter is to protest the publication of that extract about Venezuela in the ILGA Homophobia State Report.

 

Quiteria Franco

General Coordinator  

Union Afirmativa of Venezuela

 

[1] Homofobia de Estado, ILGA, 2019. https://ilga.org/state-sponsored-homophobia-report-2019

[2] ¿Cuánto vale Alfredo Serrano Mancilla? https://konzapata.com/2018/01/cuanto-vale-alfredo-serrano-mancilla

Quiteria Franco
General Coordinator
Union Afirmativa of Venezuela

21 June 2019

Response to your public letter to ILGA World on a paragraph on Venezuela in the State-
Sponsored Homophobia report 2019

Dear Quiteria,
Thank you for your letter about the paragraph on the situation in Venezuela in this year’s State-Sponsored Homophobia report.

The State-Sponsored Homophobia Report has several different sections, such as an overview of the legal situation in countries, updates on criminalising States, an analysis of developments in international law. It also has a “Global Perspectives” section, which includes a compilation of essays authored by a variety of scholars and activists about the socio-legal situation in different regions of the world.

The section about Venezuela that you refer to falls in that part of the report: Global Perspectives.
The contributions here present the views and opinions of the authors and are not an official ILGA World position. Being the views of a specific author or authors, they also will not reflect the views of every human rights defender and/or community on the ground. ILGA World does request contributors to follow a set of guidelines on formal and substantive aspects but defers greatly to them in their capacity to present and articulate their views and opinions, and in recruiting prospective contributors, as an ILGA publication we rely on a range of referrals, including from ILGA regional offices and ILGA boards.
At ILGA World, we value a diversity of opinions. The Global Perspectives section of the State Sponsored Homophobia Report aims to contribute to that diversity.
I do note that you state that it is unacceptable to include in a report that the situation of LGBTI people in Venezuela is due to an economic blockage. In this regard, I would like to clarify that in our opinion the disputed paragraph should not be read as an endorsement of the Venezuelan government, nor that the current LGBTI human rights situation in the country is a direct consequence of a virtual economic and financial blockade. ILGA World does not support either of these positions. Indeed, we do not endorse any political party or government – either in Venezuela or elsewhere.

We do take your complaints in full consideration, and we will share them with the author of the respective “Global Perspectives”.

Finally, we do appreciate the reports that you shared with us: they were useful for the legal sections of the report that track legislative progress, and we thank you for your commitment and contributions.

Yours sincerely,
André

Dear, Andre

 

I sincerely appreciate the response to our public letter on the paragraph referring to Venezuela in the State Sponsored Homophobia Report 2019.

After carefully reviewing the content of the response, I would like to emphasize that there is no explanatory note in the report to clarify that “The views and opinions of the authors and are not an official ILGA World position”. Being that it is a report of the institution, it is interpreted as a validation of their views.

In another paragraph of the letter you mention that “in ILGA World, we value the diversity of opinions and the ‘Global Perspectives’ chapter of the State Homophobia report aims to contribute to that diversity.” However, this diversity is not shown in the information on Venezuela. Aspect that must have been analyzed with greater care, if you want to support your diversity policy with facts.

The report sent by our organization mentions aspects contrary to those expressed in the sources consulted that were not included in the report. In the face of such contrast of data, it is advisable to consult neutral voices or more voices from local NGO’s.  We deeply regret the information included about Venezuela was not accurate.

Finally, we thank you again for your attention to our public communication and the prompt response.

Compartir

Carta publica a ILGA

Carta Pública a ILGA

Sobre Venezuela en el Informe Homofobia de Estado de ILGA 2019

En el más reciente informe titulado Homofobia de Estado de la International Lesbian and Gay Association mejor conocida como ILGA, se menciona a Venezuela de la siguiente manera:

“En relación con la República Bolivariana de Venezuela el panorama político, social y económico presenta una gran complejidad.75/ Actualmente se combinan los escasos avances en materia legislativa con un ataque político internacional al país sin precedentes, un virtual bloqueo económico y financiero que dificulta el acceso a bienes y servicios básicos a la población,76 y un fenómeno migratorio muy importante. Los avances en este país en relación con la cuestión LGBTI en los últimos dos años se dieron en el campo de las políticas sociales universales —misiones sociales— que en ese contexto cobran una mayor importancia,77 por el inicio de la discusión del derecho al matrimonio igualitario en la Asamblea Nacional Constituyente78 y con la apertura de una política pública en la Alcaldía de Caracas.79

75 Alejandro Fierro, “Venezuela entre legalidad y legitimidad”, Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), 10 de enero de 2019.

76 Alfredo Serrano Mancilla, “Sabotaje económico a Venezuela” Página/12, 7 de enero de 2018.

77 La Fundación Base Lésbica Venezuela en una entrevista con el autor declaró que el Consejo Presidencial del Poder Popular para la Sexodiversidad (Decreto No. 2161/2015) en articulación con el Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Equidad de Género y el Ministerio del Poder Popular para las Comunas favorecen la transversalización de las diferentes políticas sociales para que también lleguen a las personas LGBTI.

78 “ANC abre debate sobre derechos civiles de la comunidad sexo género diversa en Venezuela”, Ciudad CCS, 18 de octubre de 2018.

79 En un acto presidido por la alcaldesa Érika Farías se proclamaron ordenanzas para la creación de una oficina para asuntos LGBT y se instituyó el mes de junio como Mes de la Rebelión de la Diversidad Sexual. Véase: “Gaceta Municipal en pro de la ‘Sexodiversidad’, Ciudad CCS, 1 de junio de 2018.” [1]

 

 

¿Por qué ILGA,  una organización con Estatus Consultivo en Naciones Unidas opta por citar como fuente para su informe a?:

  1. un artículo del portal español CEGAL y escrito por Alejandro Fierro, quien se identifica como investigador de GIS XXI una encuestadora propiedad de Jesse Chacón, quien fue ministro de Chávez durante muchos años. Fierro también es analista de Telesur, un canal de Televisión creado por Hugo Chávez.
  2. un portal de noticias argentino como Pagina 12 y escrito por Alfredo Serrano Mancilla[2], creador fundador del CELAG, quien tiene un largo historial en sus relaciones con el gobierno de Hugo Chávez y con Nicolás Maduro como asesor económico y receptor de donaciones para publicación de sus libros por instituciones propiedad del Estado venezolano.
  3. Una organización como Fundación Base Lésbica, sin trabajo demostrable y totalmente apegada al partido de gobierno, integrante desde el año 2010 de la coalición de partidos políticos y movimientos sociales del Gran Polo Patriótico, y cuya directora Ingrid Barón fue designada por Nicolás Maduro como presidenta de la Comisión Presidencial para la “sexodiversidad” en 2015. ¿Tiene algo que ver además el hecho de que ella sea la actual Secretaria de ILGALAC?
  4. Un periódico como Ciudad Caracas de publicación gratuita y totalmente financiado y dependiente de la Alcaldía de Caracas bajo una administración afecta a Hugo Chávez desde hace más de 15 años.
  5.  

Ninguna de las fuentes citadas puede ser considerada como fuentes confiables e independientes cuando todas de alguna manera u otra han estado vinculadas a los gobiernos venezolanos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

¿Por qué ILGA decide ignorar los informes enviados por quien les escribe, dos de los cuales fueron enviados a la CIDH en 2015 y 2018. Así como los informes entregados ante Naciones Unidas en 2015 y 2016, entre esos los correspondientes al Examen Periódico Universal. Pero, supongamos por un momento que se duda de la información enviada por Unión Afirmativa, organización que represento. Se pudo haber optado por revisar los informes de país elaborados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Se pudo haber optado por los dos informes publicados por la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas en los que se menciona el origen y desarrollo de la crisis política, social y económica en Venezuela. Ahí reposan los informes de más de 150 organizaciones independientes venezolanas sobre la situación de Venezuela, la cual hoy en día ya es calificada como una Emergencia Humanitaria compleja  de origen político.

Ahora bien, en Venezuela no existen leyes que protejan a personas LGBTI por decisión deliberada de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Este último además ha utilizado la homosexualidad para atacar al oponente político de turno y a todo quien se le oponga, convirtiéndose en un discurso de odio que ha exacerbado el rechazo a las personas LGBTI en el país. Ambas gestiones permitieron que Venezuela este ubicada como el cuarto país con mayor número de crímenes de odio en América según el Observatorio de Personas Trans Asesinadas, con sede en Viena.

Desde el año 1999 y hasta 2015 muchas y diferentes organizaciones acudieron a la Asamblea Nacional para entregar solicitudes para legislar en favor de personas LGBTI, ninguna solicitud fue respondida.  Adicionalmente, cualquier iniciativa legal era cuidadosamente examinada para evitar la mención expresa de las personas LGBTI, tal es el caso de la ley contra la discriminación racial y la ley para la protección de las personas que viven con VIH y sus familiares, entre otras leyes.

Tampoco hay ningún tipo de Políticas Públicas para las personas LGBTI, la creación de una oficina de una Alcaldía que solo se limita a hacer conversatorios y shows drags con cantantes fonomimicos no puede calificar como una política pública de inclusión.  Hace falta mucho más que meras declaraciones y actos públicos, se necesitan programas de inclusión concretos con resultados en la práctica.  

Nada de eso existe, y la razón para que no exista no tiene nada que ver con la situación actual del país. Por el contrario, la situación país ha agravado la situación pre-existente de discriminación y negación de derechos a personas LGBTI. Y la actual situación de emergencia, fue creada por el gobierno de Nicolás Maduro. De tal manera que es inaceptable incluir en un informe una falacia creada por el gobierno y sus asesores de que lo que vivimos en Venezuela es culpa de un bloqueo económico, que vale la pena aclarar no existe sino únicamente en el discurso del gobierno nacional.

Por lo tanto, sirva esta nota para rechazar la publicación de ese extracto sobre Venezuela en el informe Homofobia de Estado de ILGA.

 

 

Quiteria Franco

Coordinadora General

Unión Afirmativa de Venezuela

[1] Homofobia de Estado, ILGA, 2019. https://ilga.org/state-sponsored-homophobia-report-2019

2 ¿Cuánto vale Alfredo Serrano Mancilla? https://konzapata.com/2018/01/cuanto-vale-alfredo-serrano-mancilla

Respuesta de la International lesbian and gay association/ ILGA a nuestra carta publica sobre Venezuela en el informe homofobia de Estado 2019. 

Quiteria Franco
Coordinadora General
Unión Afirmativa de Venezuela

21 de junio de 2019

Respuesta a su carta pública a ILGA World en relación con un parágrafo sobre Venezuela en el informe de Homofobia de Estado 2019.

Estimada Quiteria:

Quisiera agradecerle por su carta relativa al parágrafo sobre la situación en
Venezuela en el informe de Homofobia de Estado de este año.
El informe Homofobia de Estado posee varios capítulos diferentes, incluyendo el
panorama global de la legislación vigente en todos los países del mundo, actualizaciones sobre la situación en Estados que aún criminalizan y un análisis sobre la evolución del derecho internacional.
También cuenta con un capítulo titulado “Perspectivas Globales” que incluye una recopilación de ensayos escritos por una variedad de académiques y activistas sobre la situación socio-legal en diferentes regiones del mundo.

El parágrafo sobre Venezuela al que Usted hace referencia se ubica en ese
capítulo del informe (“Perspectivas Globales”). Concretamente, las contribuciones que forman parte de este capítulo presentan las perspectivas y opiniones de les autores y no reflejan la posición oficial de ILGA World. Asimismo, en tanto que son los puntos de vista de cada autore o autores específiques tampoco reflejarán los puntos de vista de todes les defensores de derechos humanos ni de toda la comunidad en el terreno. ILGA World solicita a les autores que sigan un conjunto de directrices sobre aspectos formales y sustantivos, pero defiere a elles en gran medida en su capacidad de presentar y articular sus puntos de vista y opiniones. Para la selección de posibles contribuyentes, en tanto que se trata de una publicación de ILGA, nos basamos en una serie de referencias, incluidas las que nos ofrecen las oficinas regionales de ILGA y los distintos Consejos de
ILGA.

En ILGA World, valoramos la diversidad de opiniones y el capítulo “Perspectivas
Globales” del informe Homofobia de Estado tiene como objetivo contribuir a esa diversidad.
Noto que usted afirma que es inaceptable incluir en un informe que la situación
de las personas LGBTI en Venezuela se deba a un bloqueo económico. En este sentido, quisiera aclarar que, en nuestra opinión, no ha de colegirse del parágrafo en cuestión un aval al gobierno venezolano, ni que la situación actual de los derechos humanos de las personas LGBTI en el país sea una consecuencia directa de un virtual bloqueo económico y financiero. ILGA World no avala ninguna de estas dos proposiciones. De hecho, no respaldamos a ningún partido político o gobierno, ni en Venezuela ni en ningún otro lugar.
Damos plena consideración a sus objeciones y las compartiremos con el autor
del respectivo ensayo de “Perspectivas Globales”.

Por último, apreciamos los informes que ha compartido con nosotres. Fueron de
utilidad para los capítulos jurídicos del informe que realizan el seguimiento de los progresos legislativos, por lo que le agradecemos su compromiso y contribuciones.

Atentamente,
André

 

30 de junio, 2019.

Estimado, Andre.

Agradezco sinceramente la respuesta a nuestra carta pública sobre el párrafo referente a Venezuela en el informe Homofobia de Estado 2019.

Luego de revisar con cuidado el contenido de la misma, me permito resaltar que no hay en el informe una nota aclaratoria sobre “las perspectivas y opiniones de les autores  no reflejan la posición oficial de ILGA World”. Siendo que es un informe de la institución se interpreta que es una validación de las mismas como propias y, por tanto, cuentan con su respaldo. 

En otro párrafo de su carta menciona que “en ILGA World, valoramos la diversidad de opiniones y el capítulo ‘Perspectivas Globales’ del informe Homofobia de Estado tiene como objetivo contribuir a esa diversidad”. No obstante, no se muestra esa diversidad en la información sobre Venezuela. Aspecto que ha debido ser analizado con mayor cuidado, si se quiere apoyar con hechos su política de diversidad.

En el informe enviado por nuestra organización se mencionan aspectos contrarios a los expresados en las fuentes consultadas que no fueron incluidos en el informe. Ante tal contraste de datos, conviene consultar voces neutrales o las voces de otras organizaciones independientes. Lamentamos profundamente que la información sobre Venezuela no haya sido precisa.

Finalmente, agradecemos nuevamente su atención a nuestra comunicación pública y la pronta respuesta. 

Atentamente,

Quiteria Franco

Coordinadora General.

Compartir

Manifiesto por la visibilidad lésbica

26 de abril de 2019

Manifiesto por el día de la visibilidad lésbica

La realidad lésbica en Venezuela

Por: Quiteria Franco

Fundación Quiteria Franco/ Unión Afirmativa de Venezuela

 

El día de hoy quiero hablarles a todas las mujeres lesbianas venezolanas. Vivimos en la actualidad tiempos muy convulsos, tiempos que nos obligan a plantearnos muchos retos.

Históricamente las mujeres hemos sido sometidas al ostracismo, a la violencia, a la exclusión, a la esfera de lo privado, a cumplir, muchas veces en contra de nuestra voluntad, con roles sociales impuestos por la sociedad dominada por los hombres.

No ha sido diferente para las mujeres lesbianas, por el contrario, hemos sido objeto de la misma discriminación que las mujeres heterosexuales y, además, por algunos de nuestros pares homosexuales.  

Han pasado 40 años desde la creación del primer grupo gay, Entendidos y casi 30 desde el inicio del movimiento homosexual en Venezuela en 1989 con el Movimiento Ambiente, ambos dominados por hombres gay y con presencia mínima de mujeres colaboradoras. El surgimiento de Amazonas, Mujeres de Venezuela en 2001, nacía como una fuerza que pretendía darle voz a la mujer lesbiana y lo logro, por un tiempo.

Puedo entender, perfectamente, el temor que podemos sentir las mujeres lesbianas para salir a la esfera pública, a mostrarnos, a visibilizarnos. Si, temor al rechazo, a perder el amor de nuestra familia, a perder un empleo, a ser sometidas al escarnio público en una sociedad profundamente machista.  Son muchos los años, de señalamientos, de acusaciones de ser estigmatizadas como seres perversos, enfermas o pecadoras. Sin embargo muchas mujeres, en tiempos más difíciles tuvieron el coraje de ser auténticas y no esconder su orientación sexual. Mujeres como Christina, Reina de Suecia, Ana, la Reina de Gran Bretaña, Gabriela Mistral, Chavela Vargas, Teresa de la Parra, Martina Navratilova, Ellen DeGeneres y muchas más. 

Pero hoy en día es algo que mundialmente hemos estado superando. Hoy en día contamos con la Declaración Universal de Derechos Humanos, con Pactos Internacionales, con los Principios de Yogyakarta, con un sinfín de leyes y recursos legales que nos protegen. Países que han ido avanzando en el reconocimiento de nuestros derechos. Todo esto no ha sucedido por arte de magia. Ha sucedido porque las mujeres lesbianas y hombres gays han salido a la calle. Han hecho lo que la mayoría de nosotras, las mujeres lesbianas en Venezuela, no nos atrevemos a hacer todavía, ser visibles.  

Sin duda alguna, se han abierto espacios para las mujeres como consecuencia de muchos años de esfuerzos del movimiento feminista (heterosexuales, lesbianas, bisexuales, mujeres negras) y en alianzas con  otros movimientos sociales. Desde el derecho a la educación, al trabajo, al voto, a nuestros derechos sexuales y reproductivos.  Aún falta mucho por conquistar como la igualdad laboral, salarial, la igualdad de oportunidades y equilibrio de responsabilidades en el hogar entre muchos otros pendientes. Pero no nos caigamos a mentiras queridas hermanas, no nos engañemos, esas conquistas son todas orientadas hacia la mujer cisgenero heterosexual, femenina, blanca, de clase alta. En la esfera pública, nosotras las mujeres lesbianas con todas nuestras particularidades (negras, pobres, con discapacidades) seguimos siendo invisibles. 

Excepto por unas cuantas actrices venezolanas que han salido del closet y por quienes estamos en el ámbito de la defensa de derechos humanos o el activismo, para el común de la sociedad todas somos mujeres heterosexuales y así nos tratan. En las leyes contra la violencia, los protocolos de atención en las consultas ginecológicas, consultas médicas, en los planes de inclusión, planes de igualdad, planes de paridad, igualdad y participación política, en las demandas por derechos sexuales y reproductivos, en los planes educativos, planes económicos, en los anales de la historia, en los grandes hitos de la sociedad las mujeres lesbianas seguimos siendo invisibles. 

Luego de treinta años de lucha por los derechos humanos: civiles, políticos, económicos, sociales y culturales del movimiento homosexual en Venezuela y casi 50 en el mundo (con referencia a las marchas), las mujeres lesbianas venezolanas no tenemos un movimiento sólido. Seguimos encerradas en nuestras casas. Seguimos encerradas en el closet, seguimos escondidas en las discotecas, seguimos limitadas al anonimato en  los chats, usando perfiles falsos y seudónimos en las redes sociales. Seguimos temerosas de que nos vean junto a una mujer lesbiana muy visible, muy masculina o muy evidente por temor a ser identificadas como lesbianas.  Y aun estando en posiciones de poder las mujeres lesbianas optan por permanecer invisibles y prefieren ocultar su orientación sexual, inclusive si esta es muy evidente para muchos.

Y, no, no voy a seguir lanzando toda la responsabilidad en los hombres gay, al machismo, a las feministas heterosexuales. Tampoco pretendo culpar a las mujeres lesbianas, repito entiendo la historia de rechazo, pero ya es hora de superar ese pasado. Es hora de levantarnos de nuestros sillones,  es hogar de salir de nuestro encierro. Es hora de ser visibles, es hora de salir a reclamar y a exigir nuestros derechos.  El momento es ahora. Son demasiados años de encierro, son demasiados años de ser invisibles. Pero cada una de nosotras debe admitir su cuota de responsabilidad. 

Nadie está obligado a salir del closet, ese es un proceso individual y cada quien debe decidirlo a su justo momento y según sus circunstancias. Pero es una carga muy pesada eso de vivir una doble vida, de permanecer escondidas. Es un peso terrible mantener una parte importante de nuestras vidas ocultas. Ocultar nuestra felicidad al lado del ser amado, ocultar nuestra familia escogida, nuestra pareja e hijos, de ser el caso. Nadie merece vivir con una parte de sí misma oculta.  Es mayor el peso de mantener una vida oculta que el de ser una mujer lesbiana visible.

Siendo visibles nos exponemos al rechazo, a la violencia, al desprecio, a rechazo familiar, a despidos, pero  estando en el closet nos enfrentamos a la exclusión, a la alienación, a la marginación, a sufrir danos físicos y psicológicos y terribles enfermedades como el cáncer producto de ese sentimiento de rechazo interno. La invisibilidad nos limita en nuestros derechos, nos limita como ciudadanas, nos limita en nuestra dignidad como seres humanos.

La decisión de ser visibles es nuestra, de cada una de nosotras, pero si decides hacerlo debes saber que cuentas con apoyo, no estás sola. Hay muchas más mujeres como tú, sal a la calle y miralas. Al igual que tú, están llenas de miedo pero si sales las encontraras y podremos entonces apoyarnos mutuamente. Las mujeres lesbianas podemos crear círculos de amistad, de sororidad y apoyo mutuo, pero para lograrlo debemos ser visibles.

¿Y que ganaremos siendo visibles?

Ganaremos paz, derechos, la posibilidad de amar en libertad, ganaremos placer, ganaremos dignidad, ganaremos salud, ganaremos plenitud.  Ganaremos amistades, nos ganaremos el respeto de los demás por vivir fuera del closet.

Es mucho lo que hay por hacer, siendo visibles podremos exigir nuestros derechos:

Podremos exigir se reconozcan legalmente nuestras familias lésbicas

Podremos exigir se garanticen los derechos de nuestros hijos.

Podremos exigir protocolos ginecológicos que contemplen nuestras prácticas sexuales.

Podremos pedir políticas específicas para luchar contra la discriminación por orientación sexual.

Podremos exigir que nos contemplen en los planes de prevención del VIH-SIDA y otras ITS.

Podremos exigir ser incluidas en la prevención del cáncer.

Podremos exigir que cuenten con nuestra realidad en los planes de igualdad.

Podremos exigir que haya herramientas específicas para abordar la violencia intragénero.

Podremos exigir  se nos incluya en los planes de planificación familiar en caso de desear ser madres

Podremos exigir que el día de la visibilidad lésbica sea una celebración anual

Podremos exigir ser incluidas en los estudios y análisis de la realidad, del presente y del pasado y que se hagan visibles en el currículo escolar.

Podremos ayudar a nuestros padres, familiares y amigas a entender mejor qué es eso de tener una hija, hermana, prima o amiga lesbiana.

Podremos contribuir plenamente al desarrollo de nuestro país.

Que sea este el comienzo de una nueva era. Un nuevo tiempo para las mujeres lesbianas venezolanas. Uno tiempo signado por el coraje de salir y dar la cara. De decirle al opresor que no permitiremos nunca más ser invisibles y ser discriminadas por ser mujeres lesbianas.

Es hora de levantarte y decir con coraje “soy una mujer lesbiana, me visibilizo para exigir mis derechos humanos”. Seamos todas juntas visibles para exigir nuestros derechos humanos.

 

 

Compartir

Unión Afirmativa presenta nuevo informe sobre derechos de personas LGBTI en Venezuela

Crisis política en Venezuela y sus efectos en las personas LGBTI

Informe para la 169ª periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

 

El miércoles 21 de noviembre, la AC. Unión Afirmativa de Venezuela presentó en Caracas el segundo informe que envía a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; un informe con datos recabados durante los años 2016-2018 sobre la crisis política en el país y sus efectos en las personas Lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI).

 

Es un informe de 33 páginas en el que se abordan los siguientes temas:   I. Contexto político, económico y social en Venezuela 1.1. Adquisición de medicamentos y productos varios en escasez; 1.2. Escasez de medicamentos; 1.3. Escasez de antiretrovirales para personas que viven con VIH y muerte de activistas en el país; 1.4. Migración forzada de personas LGBTI y muerte de activistas fuera de Venezuela; 1.5. Trata y esclavitud moderna de mujeres trans.

Adicionalmente, se mencionan otros temas resaltados con ejemplos y datos cómo persiste la ausencia de un marco de protección legal las parejas del mismo sexo. Persiste la negación de la identidad a las personas trans e intersex.

Persiste la discriminación en las Fuerzas Armadas; discriminación en centros de salud receptores de donación de sangre; discriminación en centros educativos universitarios; discriminación laboral; discriminación en espacios públicos y privados; discriminación en instituciones del Estado; discriminación en medios de comunicación

Persisten las declaraciones y expresiones que incitan la homofobia en Venezuela por parte de funcionarios del estado comenzando por el Sr. Nicolás Maduro, y por parte de líderes religiosos. Adicionalmente, estamos incluyendo información sobre la situación de personas LGBTI privadas de libertad. A continuación, un resumen del informe.

Venezuela vive una grave crisis humanitaria compleja identificada y documentada por al menos 18 pronunciamientos e informes de organismos internacionales entre julio de 2016 y agosto de 2018.  Este organismo al que acudimos también ha identificado la situación en Venezuela como una crisis humanitaria al menos en tres ocasiones en dos años.

La situación legal de las personas LGBTI para 2018, no es muy distinta a la que reflejamos en nuestro informe ante la CIDH en 2015 y el informe que presentamos al Examen Periódico Universal en 2017. Lo que sí es diferente es cómo esa carencia legal y sus consecuencias en las personas LGBTI se han visto agravadas por la compleja situación humanitaria en el país desde el año 2016.  En marzo de 2016, se dio la declaración de un Estado de Excepción y de Emergencia Económica a nivel nacional.

1.1. Adquisición de alimentos y productos varios en escasez

Desde la declaración de emergencia económica se han implementado varios sistemas para la adquisición de alimentos y productos personales, así como de medicamentos. Algunos de ellos han sido utilizados para discriminar a cierta parte de la población que difiere del gobierno nacional.  También estas medidas han sido discriminatorias hacia la población LGBTI.

Al principio y dados los niveles de escasez se estableció la asignación de un día de compra según el último número de la cédula de identidad. Posteriormente, se obligó a los comercios y supermercados a instalar máquinas lectoras biométricas para que cada comprador fuese identificado y así saber cuántos y cuáles productos ha comprado y cuándo, según el gobierno para evitar el acaparamiento. Este sistema de compra venta afectó a las personas trans debido a la incongruencia entre su identidad de género y la identidad legal reflejada en su documento de identidad.

Otra medida adoptada por el gobierno fue la distribución de bolsas de comida casa por casa a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción- CLAP. Para esta venta se ordenó la realización de un censo de familias. Esta medida afectó a las familias conformadas por parejas del mismo sexo, las cuales no son censadas por no ser consideradas familias.

Venezuela vive una grave crisis humanitaria compleja identificada y documentada por al menos 18 pronunciamientos e informes de organismos internacionales entre julio de 2016 y agosto de 2018.  Este organismo al que acudimos también ha identificado la situación en Venezuela como una crisis humanitaria al menos en tres ocasiones en dos años.

La situación legal de las personas LGBTI para 2018, no es muy distinta a la que reflejamos en nuestro informe ante la CIDH en 2015 y el informe que presentamos al Examen Periódico Universal en 2017. Lo que sí es diferente es cómo esa carencia legal y sus consecuencias en las personas LGBTI se han visto agravadas por la compleja situación humanitaria en el país desde el año 2016.  En marzo de 2016, se dio la declaración de un Estado de Excepción y de Emergencia Económica a nivel nacional.

1.1. Adquisición de alimentos y productos varios en escasez

Desde la declaración de emergencia económica se han implementado varios sistemas para la adquisición de alimentos y productos personales, así como de medicamentos. Algunos de ellos han sido utilizados para discriminar a cierta parte de la población que difiere del gobierno nacional.  También estas medidas han sido discriminatorias hacia la población LGBTI.

Al principio y dados los niveles de escasez se estableció la asignación de un día de compra según el último número de la cédula de identidad. Posteriormente, se obligó a los comercios y supermercados a instalar máquinas lectoras biométricas para que cada comprador fuese identificado y así saber cuántos y cuáles productos ha comprado y cuándo, según el gobierno para evitar el acaparamiento. Este sistema de compra venta afectó a las personas trans debido a la incongruencia entre su identidad de género y la identidad legal reflejada en su documento de identidad.

Otra medida adoptada por el gobierno fue la distribución de bolsas de comida casa por casa a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción- CLAP. Para esta venta se ordenó la realización de un censo de familias. Esta medida afectó a las familias conformadas por parejas del mismo sexo, las cuales no son censadas por no ser consideradas familias.

1.2. Escasez de medicamentos  

Hemos recibido denuncias de personas trans que siguen un proceso de transición y deben consumir hormonas. Dada la falta de estos medicamentos les ha obligado a consumir hormonas animales, las cuales podrían ocasionarles la muerte o generarles graves consecuencias para su vida. Otras personas trans aseguran haber recurrido a la compra de hormonas en países vecinos a precios muy elevados y muchas veces les resulta imposible adquirirlas. Muchas veces las personas trans se ven forzadas a interrumpir su tratamiento por no poder acceder a las hormonas y otros medicamentos necesarios.

1.3. Escasez de antiretrovirales para personas que viven con VIH y muerte de activistas en Venezuela.

Desde el año 2009, distintas organizaciones han denunciando las fallas en la dotación de los antiretrovirales que requieren las personas que viven con VIH, especialmente la población más afectada como son los hombres homosexuales, los hombres que tienen sexo con otros hombres y las personas trans. En mayo de 2017, se denunció que esta situación podría agravarse dado que el Ministerio de la Salud no había firmado la orden de compra de los antiretrovirales. En estos momentos, las ONG denuncian que el desabastecimiento está en un 100%. Las más de 80 mil personas que están registradas aseguran tener más de seis meses sin consumir sus medicamentos. Esta situación ha obligado a muchas personas que viven con VIH a emigrar con la esperanza de lograr acceder a los antiretrovirales en países vecinos.

En el presente año, el secretario general de la Red Venezolana de Gente Positiva, Eduardo Franco, denunció que al menos cinco mil personas con VIH/SIDA han fallecido en Venezuela durante los primeros seis meses de 2018 debido a la falta de tratamientos antirretrovirales.

Vale destacar la muerte del activista homosexual Heisler Vaamonde de 38 años quien tenía una infección respiratoria y era paciente con VIH. Dada la crisis sanitaria entre el sábado 22 y el domingo 23 de julio de 2017, tres personas fallecieron luego de que se acabara el oxígeno central para atender los pacientes, uno de ellos fue Heisler Vaamonde, quien se identificaba como un activista de izquierda, fue portavoz nacional del Bloque Socialista Unido de Liberación Homosexual (2005-2017), área LGTB del PSUV, el partido político del Presidente Hugo Chávez. Fue Director General del Movimiento Gay Revolucionario de Venezuela (2000-2005) y se postuló como candidato abiertamente gay a la Asamblea Nacional en las elecciones parlamentarias de 2005.

1.4. Migración forzada de personas LGBTI y muerte de activistas fuera de Venezuela 

El contexto venezolano hasta ahora descrito ha llevado a que muchas personas opten por salir del país, dadas las condiciones de precariedad y las pocas posibilidades de superar la terrible coyuntura política, económica y social. Aunado a la ausencia de protección legal y la no existencia de políticas públicas para la atención e inclusión de las personas LGBTI.  Esta cantidad de venezolanos que han huido del país han pasado de ser migrantes voluntarios a migrantes forzados y ser considerados refugiados.

A principios de 2017, la Red LGBTI informaba sobre la emigración de varios activistas, trayendo como consecuencia una disminución en el número de organizaciones, movimientos sociales, agrupaciones estudiantiles y otras organizaciones de la sociedad civil independientes que trabajaban por la defensa de los Derechos Humanos de personas LGBTI en el país.

Este año, la organización colombiana Caribe Afirmativo ha publicado un informe titulado “Crisis humanitaria de venezolanos LGBT en el Caribe” en el que da cuenta de la muerte, en Colombia, de al menos cinco personas venezolanas en etapa sida por la falta de acceso a los antiretrovirales. También informan sobre el asesinato de una mujer trans y “han denunciado dos hechos colectivos de violencia policial hacia mujeres trans venezolanas en espacios públicos de la región y 42 quejas se han interpuesto por discriminación y xenofobia sumando el rechazo a su nacionalidad, su pertenencia a la población LGBT.”

Esta organización agrega que, en este año, han registrado 23 casos de violencia contra lesbianas, gays, bisexuales y trans venezolanos que han llegado al Caribe colombiano huyéndole a la crisis humanitaria.

A principios de noviembre se informó sobre la muerte de Luis Marchan activista homosexual quien participó como candidato en las elecciones primarias convocadas por un grupo de activistas con la intención de ser postulados por el Gran Polo Patriótico a las elecciones Parlamentarias en diciembre de 2015. Marchan era activista cercano al gobierno de Nicolás Maduro. Su muerte fue a causa de una insuficiencia renal y ocurrió en la ciudad de Lima en Perú a dónde había emigrado con el fin de mejorar su situación económica y debido a la dificultad para acceder a los antiretrovirales en Venezuela.

Más recientemente, los responsables de la organización Orgullo Guayana ubicada en el estado Bolívar habrían tenido que huir del país luego de haber sido mencionados en el programa televisivo del actual presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello. Ellos expresaron haber sentido mucho temor ante las posibles represalias de los seguidores del dirigente político del PSUV, quien en múltiples ocasiones ha sido señalado de criminalizar la labor de defensores de derechos humanos en el país a través del canal del Estado Venezolana de televisión.

1.5. Trata de Mujeres Trans

“Tanto mujeres cisgénero como mujeres trans son susceptibles de ser víctimas de trata. Sin embargo, las características particulares de las mujeres trans las convierten en presa fácil del tratante. Las circunstancias sociales que viven las mujeres trans las hacen vulnerables.

En 2016 surgió una denuncia que mencionaba la existencia de una red dedicada al negocio de trata de mujeres trans procedentes de Venezuela.   Para ese entonces se mencionó la detención de tres personas y la liberación de tres víctimas en España. Para 2017, varios portales de noticias internacionales publicaron sobre la captura de catorce personas por explotar mujeres trans llegadas de Venezuela. En el procedimiento se logró la liberación de 24 víctimas.

A pesar de contar con una legislación para la protección de las mujeres y otra para el control del crimen organizado no son debidamente implementadas. Por lo tanto, no se trata de falta de leyes o normas. Este es un asunto que el Estado venezolano debe abordar con urgencia.

 

Acá pueden leer el informe completo

Descargar (PDF, 878KB)

Compartir

Crisis política en Venezuela y sus efectos en personas LGBTI

Crisis política en Venezuela y sus efectos en las personas LGBTI

 

Invitamos a periodistas, activistas y público en general a la presentación del informe Crisis política en Venezuela y sus efectos en las personas LGBTI.

El próximo miércoles 21 de noviembre se presentará el informe de Unión Afirmativa en el que se refleja las consecuencias de la crisis política, económica y social en las personas LGBTI en Venezuela.

El informe recoge información de los últimos dos años 2016-2018 en temas y derechos como la salud, la alimentación, la educación, la situación de personas LGBT privadas de libertad, la migración forzada de personas LGBTI, la trata de mujeres trans, y, en general, la situación de discriminación por razón de orientación sexual, identidad y expresión de género.

La presentación estará a cargo de Quiteria Franco, coordinadora general de Unión Afirmativa y la responsable de la investigación y redacción del informe.

 

La cita es el miércoles 21 en Espacios Katará de 10 a 12m.

Dirección: Av. Principal del Bosque. Edificio Elwi, Piso 1. Salón Cuchiveros.

Compartir

Conferencia Mundial de la Coalición por la Igualdad de Derechos de personas LGBTI, 2018

Conferencia de la Coalición por la Igualdad de Derechos de personas LGBTI, Vancouver 2018

 

Desde el 5 al 7 de agosto se llevó a cabo la Conferencia de la Coalición por la Igualdad de Derechos de personas LGBTI, en l ciudad de Vancouver, Distrito Columbia en Canadá.

Nuestra Coordinadora General, Quiteria Franco, participó junto a otros activistas y defensores de derechos humanos de más de 100 organizaciones de la sociedad civil. Venezuela no es parte de la Coalición, no obstante, aspiramos a que en un futuro no muy lejano el país se comprometa de manera seria y responsable con el cumplimiento de los derechos humanos de las personas LGBTI.

 

 

Se trata de la única conferencia mundial de este tipo en la cual países, agencias de cooperación para el desarrollo, la sociedad civil, organismos multilaterales, donantes privados y otros actores interesados se reúnen con el objetivo común de hacer avanzar los derechos humanos y el desarrollo inclusivo de las personas LGBTI.

En 2017,  el Primer Ministro Justin Trudeau anunció en su declaración sobre el Día de los Derechos Humanos que Canadá organizará la conferencia No dejar a nadie atrás: Conferencia Mundial de la Coalición por la Igualdad de Derechos (CID) sobre los Derechos Humanos y el Desarrollo Inclusivo de las Personas LGBTI en Vancouver, Colombia Británica, Canadá, del 5 al 7 de agosto de 2018.

 

 

 

Canadá y Chile presiden conjuntamente la CID, primera coalición intergubernamental dedicada a la protección de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI) en todo el mundo. La CID ofrece una excelente oportunidad tanto para avanzar en esta importante agenda de derechos humanos a nivel internacional como para construir una nueva forma de trabajo multilateral que sea ágil, estrechamente integrado con la sociedad civil y capaz de responder a situaciones que evolucionan con rapidez.

 

Las actividades se iniciaron con unas reuniones pre-conferencia con representantes de la sociedad civil el día domingo 5 en la mañana. En horas del mediodía, un grupo de la sociedad civil participó en la Marcha del Orgullo de Vancouver (Vancouver Pride). En horas de la noche hubo una recepción especial para todos los participantes de la conferencia en las instalaciones de la Galería de Arte de Vancouver.

El día lunes 6 se inauguró oficialmente la Conferencia con las palabras de Gail Sparrow, Christya Freeland, ministra de Relaciones Exteriores y de Roberto Ampuero, Ministro de Relaciones Exteriores de Chile.

El primer panel de invitados estuvo moderado por Christya Freeland, con la participación entre otros,  de  Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos; el Experto Independiente en Orientación Sexual e identidad de género de Naciones Unidas Victor Madrigal-Borloz; Hellena Dalli, Ministra de la Unión Europea para los derechos humanos y equidad de Malta y dos representantes de la sociedad civil de Sri Lanka y Cabo Verde.

Durante la Conferencia, el Ministro de Relaciones Exteriores de Chipre firmó la carta de adhesión como el país número 40 en formar parte de la coalición intergubernamental por la igualdad de derechos de personas LGBTI.

Las demandas y recomendaciones de la sociedad civil se agrupan en cinco puntos clave:

I. Seguimiento de cualquier acción clave sobre recomendaciones de OSC de anteriores conferencias (Washington y Montevideo)

II. Desarrollar mecanismos para monitorear cómo los estados de ERC avanzan en leyes y políticas.

III. Proponer mecanismos para mejorar la participación de las OSC como parte de la CID y aumentar los recursos para la participación de las OSC en la CID (es decir, $ para reuniones de coordinación, traducción, viajes de OSC)

IV. Claridad sobre cómo el CID promoverá los derechos trans e intersexuales

V. Alentar un mayor liderazgo global de los estados miembros de CID (es decir, liderar en foros internacionales y multilaterales, aumentar los fondos para el movimiento).

 

Al cierre de la Conferencia,  Randy Boissonnault, Asesor Especial del Primer Ministro de Canadá para Asuntos LGBTQ2, se dirigió a una multitud de 75 países, incluidos estados miembros, donantes y activistas, para anunciar un compromiso de Canadá para promover los derechos de las personas LGBTI en todo el mundo a través de:

C $ 1 millón en fondos nuevos para OSC LGBTI en zonas de conflicto;

Un compromiso para actualizar las directrices de Voces en riesgo para apoyar a los defensores de los derechos humanos;

Una reunión con las OSC el 17 de septiembre de 2018 para identificar mecanismos para abordar los problemas LGBTI nacionales e internacionales; y

En la misma reunión, el gobierno canadiense también abordará las necesidades nacionales e internacionales adicionales de las OSC para continuar su trabajo de promoción de los derechos LGBTI.

Fuente:

Página Oficial para la sociedad civil.  https://erc.ngo/es/

Canadian Civil Society Organizations Welcome New Commitment from Government of Canada to Support LGBTI Rights Globally following the Equal Rights Coalition Global Conference in Vancouver http://arc-international.net/canadian-civil-society-organizations-welcome-new-commitment-from-government-of-canada-to-support-lgbti-rights-globally-following-the-equal-rights-coalition-global-conference-in-vancouver/

Compartir

Coalición por la Igualdad de Derechos de personas LGBTI /ERC

Coalición por la Igualdad de Derechos de personas LGBTI

La Coalición por la Igualdad de Derechos se dedica a la protección de los derechos de las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (LGBTI). Fue lanzada en julio de 2016, a iniciativa de los Países Bajos y Uruguay, en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos LGBTI en Montevideo. La Coalición promueve los derechos humanos de las personas LGBTI y un desarrollo inclusivo en todos los países. Con 40 Estados miembros la Coalición realiza su trabajo en colaboración con organizaciones de la sociedad civil, organismos multilaterales y otros actores interesados.

 

39 Estados miembros

Albania, Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Cabo Verde, Canadá, Chile, Costa Rica, Dinamarca, Ecuador, Eslovenia, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Honduras, Islandia, Israel, Italia, Lituania, Luxemburgo, Malta, México, Montenegro, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, República Checa, Serbia, Suecia, Suiza, Ucrania, y Uruguay.

 

Chile aceptó en 2017 la invitación de Canadá para Co-Presidir la Coalición para el período 2017-2019. Como firmes defensores de los derechos humanos, Chile y Canadá se enorgullecen de trabajar juntos para promover los derechos humanos de las personas LGBTI en todo el mundo.

 

Temas de trabajo

La Coalición trabaja en estrecha colaboración con la sociedad civil, organismos multilaterales y otros actores interesados mediante grupos conformados en los siguientes temas:

Diplomacia regional e internacional

Inclusión LGBTI en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

Coordinación de Fondos de Donantes

Leyes, políticas y prácticas nacionales

 

 

Sociedad civil, socios multilaterales

Akahata, ARC International, Canadian HIV/AIDS Legal Network, COC, COC Países Bajos, Colectivo Hombres XX, Council for Global Equality, CREA, Dignity Initiative, Egale Canada, Equitas (Canada), Espacio de Mujeres Lesbianas por la Diversidad – ESMULES, Fundación Iguales, Human Rights Watch, ILGA World, Kaleidoscope Trust, MOVILH, OHCHR / ACNUDH, OII Australia, OTD Chile, OutRight, Pan Africa ILGA, Rainbow Railroad (Canada), RFSL, Stonewall, Synergia, UNDP / PNUD, UNFPA /FPNU, World Bank / Banco Mundial.

 

Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile. http://prontus.minrel.gov.cl/chile-copreside-la-coalicion-por-la-igualdad-de-derechos/minrel/2017-12-13/163556.html

Equal Rights Coalition

The intergovernmental Equal Rights Coalition (ERC) is dedicated to the protection of the rights of LGBTI people. It was launched in July 2016, under the leadership of Uruguay and the Netherlands at the Global LGBTI Human Rights Conference in Montevideo. The ERC advances the human rights of LGBTI persons and promotes inclusive development in both member and non-member countries. With 39 member states the ERC advances its agenda by engaging with civil society organisations and multilateral agencies.

 

39 member states

Albania, Argentina, Australia, Austria, Belgium, Cabo Verde, Canada, Chile, Costa Rica, the Czech Republic, Denmark, Ecuador, Estonia, Finland, France, Germany, Greece, Iceland, Honduras, Israel, Italy, Lithuania, Luxembourg, Malta, Mexico, Montenegro, the Netherlands, New Zealand, Norway, Portugal, Serbia, Slovenia, Spain, Sweden, Switzerland, Ukraine, the United Kingdom, the United States, Uruguay.

 

In June 2017, Minister of Foreign Affairs Chrystia Freeland announced that Canada would co-chair the Equal Rights Coalition for a two-year term with Chile. As strong advocates for human rights, Canada and Chile are proud to work together to promote the human rights of LGBTI persons globally.

 

The ERC works closely with civil society, multilateral partners and UN agencies, especially through groups focused on:

international and regional diplomacy

LGBTI inclusion in the 2030 Agenda for Sustainable Development

coordination of donor funding

national laws, policies and practices

 

Civil society, multilateral partners

Akahata, ARC International, Canadian HIV/AIDS Legal Network, COC, COC Netherlands, Colectivo Hombres XX, Council for Global Equality, CREA, Dignity Initiative, Egale Canada, Equitas (Canada), Espacio de Mujeres Lesbianas por la Diversidad – ESMULES, Fundación Iguales, Human Rights Watch, ILGA World, Kaleidoscope Trust, Movilh, OHCHR, OII Australia, OTD Chile, OutRight, Pan Africa ILGA, Rainbow Railroad (Canada), RFSL, Stonewall, Synergia, UNDP,l UNFPA, World Bank

 

Founding principles

Recalling the affirmation of the Universal Declaration of Human Rights that all human beings are born free and equal in dignity and rights and that everyone is entitled to all the rights and freedoms set forth in the Declaration, without distinction of any kind, such as race, colour, sex, language, religion, political or other opinion, national or social origin, property, birth or other status;

Affirming that rights and freedoms enshrined in international human rights law apply equally to lesbian, gay, bisexual, transgender and intersex (LGBTI) persons;

Expressing our deep concern about the serious levels of violence and discrimination targeting LGBTI persons, as documented by various international, regional and national bodies;

Welcoming the positive steps taken in various countries in all regions to address acts of violence, to repeal discriminatory laws and policies, protect persons from discrimination and to raise awareness about the human rights of all, without distinction of any kind;

Stressing the importance of close involvement and participation of local LGBTI communities and other relevant stakeholders in our human rights and development efforts, and addressing the distinct challenges faced by lesbian and bisexual women, gay and bisexual men, transgender persons, intersex persons and other LGBTI persons who are at risk of human rights violations and abuses, including on the basis of multiple and intersecting forms of discrimination;

Recognising existing coordination and cooperation mechanisms and initiatives to exchange experiences between peers within and between regions, and underlining the need for complementary engagement and action to advance the human rights of and promote inclusive development for LGBTI persons;

 

We, as participating States, commit to:

Strengthening cooperation in, coordination of and communication about our efforts to advance the human rights of, and support inclusive development for, all persons, regardless of sexual orientation, gender identity or expression, and sex characteristics;

Establishing a coalition to share, as appropriate, information between our States on how best to advance the human rights of, and support inclusive development for, LGBTI persons, and to consider measures needed to protect and advance these rights, working in close engagement with all relevant stakeholders, including regional and multilateral organisations, civil society organisations, and the private sector;

Building bridges, common ground and engaging in a spirit of open, respectful and constructive dialogue and cooperation with all States and relevant stakeholders, always having in mind a positive perspective;

Consulting closely with civil society to ensure our individual and combined international efforts adhere to the principle of “Do No Harm”, do not undermine or further marginalise LGBTI persons or other persons in vulnerable situations, and instead create an enabling environment in which their human rights can be respected, protected and promoted;

Working together towards a world where all persons, born free and equal in dignity and rights, will be able to fulfil their precious birthright.

Signed at Montevideo, 13 July 2016

 

Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores de Canada.  http://international.gc.ca/world-monde/issues_development-enjeux_developpement/human_rights-droits_homme/coalition-equal-rights-droits-egaux.aspx?lang=eng

Compartir

Derechos de personas LGBTI de Venezuela ante la CIDH

Por Quiteria Franco

La situación de los Derechos Humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex en Venezuela ha sido llevada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en varias ocasiones. Aquí les presento la información.

Comisión Interamericana de Derechos Humanos. 
La primera vez fue en el año 2010 durante la 140 Sesión Ordinaria de la CIDH celebrada el 29 de octubre de 2010. La audiencia se tituló “Seguridad ciudadana, cárceles, diversidad e igualdad sexual en Venezuela”.Los temas que se trataron fueron: Derechos de las Personas Privadas de Libertad, Seguridad Ciudadana, Derechos de las Personas LGBTI. El tema LGBTI fue presentado por Tamara Adrián de la organización Diverlex.

Seguridad ciudadana, cárceles, diversidad e igualdad sexual en Venezuela
Participantes: Estado de Venezuela, Foro por los Derechos Humanos y la Democracia

Países: Venezuela

Temas: Derechos de las Personas Privadas de Libertad, Seguridad Ciudadana, Derechos de las Personas LGBTI Ver video de la sesión.

La segunda ocasión fue la Red LGBTI de Venezuela la encargada de presentar el tema. La Audiencia en la CIDH se llevó a cabo el día 28 de octubre de 2011 en el marco del 143 periodo de sesiones ordinarias. En esa oportunidad la audiencia se tituló “Situación de las personas LGBTI en las américas”. El tema sobre las personas LGBTI en Venezuela lo presentó Rafael Garrido en representación de la Red LGBTI de Venezuela.

Situación de los derechos de las personas LGBTI en las Américas

Participantes: Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) de Perú, Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX), Diversidad e igualdad a través de la ley (DIVERLEX), Unión Afirmativa de Venezuela (UNAF) , Alianza Lambda de Venezuela, Redress Trust (REDRESS), Red Peruana de Trans, Lesbianas, Gays y Bisexuales (RED PERUANA TLGB), Red Latinoamericana y del Caribe de Personas Trans (REDLACTRANS), Red LGBTI de Venezuela

Países: Regional

Temas: Derechos de las Personas LGBTI
Ver video de la sesión.
Leer el informe

El 17 de marzo de 2015, la Red LGBTI presentó ante la CIDH un informe sobre la situación de Derechos Humanos de las personas LGBTI en Venezuela. Esta audiencia es la primera en la que se trata el tema de DDHH de personas LGBTI en Venezuela en una sesión exclusiva durante una hora.
Asistieron como representantes de la Red LGBTI de Venezuela Quiteria Franco de Unión Afirmativa de Venezuela y Yonatan Matheus de Venezuela Diversa.

Situación de derechos humanos de las personas LGBTI en Venezuela
Participantes: Estado de Venezuela, Acción Ciudadana Contra el Sida (ACCSI), Unión Afirmativa de Venezuela (UNAF) , Red LGBTI de Venezuela , Grupo ASES, Venezuela Diversa y Fundación Reflejos de Venezuela (aunque no aparece en página de la CIDH)

Países: Venezuela

Temas: Derechos de las Personas LGBTI

Leer el informe Resumen

Informe situación de los DDHH de personas LGBTI en Venezuela CIDH 2015 Completo

Ver video

Compartir

“Las personas LGTBI queremos lo mismo que las demás: ser reconocidas y tratadas con igualdad”

“Las personas LGTBI queremos lo mismo que las demás: ser reconocidas y tratadas con igualdad”- Quiteria Franco

La coordinadora de la asociación civil Unión Afirmativa, Quiteria Franco, afirma que Venezuela está estancada en materia de derechos de diversidad sexual, contrario a los avances dados por la mayoría de los países de la región. Recientemente fue nombrada miembro del grupo asesor de ONU-Mujeres para América Latina y el Caribe

Por: Crisis en Venezuela

El nombre de Quiteria Franco rodó casi de manera viral en las redes en febrero pasado al ser seleccionada como integrante del grupo asesor de ONU-Mujeres para América Latina y el Caribe. Esta activista se ha dado a conocer por su trabajo en defensa de los derechos de las personas LGTBI, mundo al que llegó por su interés y necesidad de defenderse a sí misma de la discriminación presente en la sociedad.

Franco es licenciada en Educación, mención Idiomas por la Universidad del Zulia; se desempeña como profesora con Maestría en Lingüística Aplicada en la Universidad Simón Bolívar, donde además asesora al grupo de diversidad sexual denominado DSX. Es coordinadora de la asociación civil Unión Afirmativa, organización que integra la Red LGBTI de Venezuela. Define su rol en la sociedad como una conjugación entre la enseñanza –que va más allá de las aulas de clase, se traslada a cada acción diaria, a cada encuentro con el ciudadano común al dejarle una idea en qué reflexionar– y su desempeño como defensora de derechos humanos, labor que se convirtió en una de sus pasiones.

—¿Cómo llegó al mundo de los derechos humanos?

Fue un camino bonito. Aproximadamente en 2001 tuve el primer acercamiento con la organización Amazonas de Venezuela, que fue la primera que trabajó en los temas de lesbianas en el país. La persona que estaba al frente de esa organización me invitó a un programa de televisión y allí conocí a quienes en esa época estaban trabajando en el tema LGTBI. Poco a poco fui incursionando en ese mundo. Algunos años después empecé a hacer activismo en favor de los animales, yo tenía tres perros. Más tarde en la Universidad Simón Bolívar, donde doy clases, se formó un grupo de diversidad sexual (DSX-USB) del cual soy asesora. Ahí comencé mi activismo LGTB porque necesitaba también ponerme en contacto con movimientos y organizaciones fuera de la universidad. Incluso me acerqué a los movimientos que impulsaban la ley de defensa de las personas que viven con VIH, aunque yo no sabía nada del tema. Allí conocí a Alberto Nieves, director de Acción Ciudadana contra el Sida (ACCSI), quien ha sido mi mentor en mi formación como activista y en el trabajo de incidencia. Cuando asumí la coordinación de Unión Afirmativa me dediqué a trabajar para reactivar la Red LGBTI, que aun cuando ya estaba articulada, tenía sus altos y bajos.

—¿Cuál es actualmente la principal lucha de los defensores LGTBI en Venezuela?

No es muy distinto al del resto de las organizaciones. El principal reto es lograr la cohesión entre organizaciones, vencer la lucha de egos que es tan dañina para lograr objetivos, y eso vale para todas las organizaciones porque debemos recordar que la defensa de los derechos humanos está orientada al reconocimiento de los derechos, no al beneficio particular. Esa cohesión nos hará más fuertes para hacerle frente a un gobierno que no nos reconoce y criminaliza nuestra labor. Por otro lado, siento que hay personas que se lanzan al activismo sin tener información ni formación, sin un verdadero conocimiento de las leyes y de las normativas y, además, muchas veces cuando ciertos activistas empiezan a tener la atención de los medios los egos se suben, se pierde el objetivo y se descuida el tiempo para la formación.

—Llama la atención que su respuesta es una autocrítica hacia el movimiento de DDHH y no hacia afuera, donde uno supone que están los retos a vencer…

Es que estamos ante retos que van en dos direcciones, y tenemos que ver nuestras fallas para ser mejores defensores. Esa otra dirección donde están los retos en materia LGTBI está, por ejemplo, en el gobierno que es absolutamente homofóbico y que lejos de ser incluyente como se vende es excluyente y discriminatorio. Pero aún así veo el mayor reto en los grupos religiosos. Puede que ellos nunca nos acepten, pero por lo menos espero que no entorpezcan la lucha por el reconocimiento a nuestros derechos de igualdad, porque lo importante es que comprendan que eso no les va a restar derechos a los heterosexuales; entonces si no perjudicamos a otros ellos no deben ser obstáculo. Y en ese sentido, como red debemos buscar la forma de fortalecer los acercamientos con los grupos religiosos de diversas iglesias que sí están a nuestro favor, porque son alianzas estratégicas.

—¿Qué es más difícil de afrontar para las personas LGTBI: el gobierno o la sociedad?

Los cambios en la sociedad son más rápidos que las leyes. Creo que la intolerancia en la sociedad va a cambiar, ya está ocurriendo, pues poco a poco hay más presencia de personas LGTBI y, por ende, está más presente el debate. En parte lo digo por mi propia experiencia, además de lo que conozco y he observado. En los comienzos de mi activismo había poco espacio de participación hasta que decidí buscar esos espacios, levantar la mano en los foros y ponencias, dar mi opinión, participar, y así poco a poco me fui dando a conocer, no fue fácil vencer la resistencia, incluso en grupos de mujeres, por ejemplo.

—¿Considera necesario que en Venezuela haya una legislación especial para las personas LGTBI o serían suficientes reformas a las leyes existentes que los incluyan?

Pienso que la forma no es lo importante, sino el reconocimiento de los derechos, aunque estoy en contra de crear leyes para grupos específicos, pues lo que se debe buscar es la protección integral de todas las personas. De hecho, la primera agenda legislativa que presentó la Red LGTBI iba orientada a la reforma de la Ley del Código Civil para permitir el cambio de nombre a las personas trans, así como el matrimonio homosexual, del cual deriva una cantidad de derechos que hasta ahora no son reconocidos. Pero lo que sí es necesario es una ley contra la discriminación porque es la recomendación de organismos internacionales como la ONU, que señala que los países deben contar con una ley amplia que incluya todas las formas posibles de discriminación y se cree un único instituto que atienda la prevención, la educación y la formación contra la discriminación, que fue todo lo contrario a lo que hizo la Asamblea Nacional chavista que se inventó leyes para grupos con la finalidad de segregar y dejar por fuera a las personas LGTBI porque se trata de un gobierno abiertamente homofóbico, de allí que en Venezuela todos los grupos vulnerables tienen una ley excepto nosotros. Al final lo que queremos las personas LGTBI es lo mismo que aspira cualquier otra: no ser discriminadas en ningún ámbito, el derecho al trabajo, al trato igualitario, el derecho a la identidad, a casarnos… queremos lo mismo, lo básico, somos seres humanos como cualquier otro.

—Hace unos meses usted decía en un evento que los países más abiertos a la diversidad sexual reciben múltiples beneficios. ¿Podría explicarlo?

En 2015 el Banco Mundial publicó un informe en el que incluía datos sobre los beneficios que obtiene cualquier país que decide ser inclusivo con las personas LGTBI al reconocerles sus derechos a la no discriminación y al derecho al empleo, porque no solo se trata de que tengamos un trabajo, sino la posibilidad de ascender como cualquier otra persona, a que contemos con un ambiente laboral inclusivo y armónico; las empresas pueden perder empleados excelentes por no garantizarles una verdadera inclusión. Igualmente ocurre, por ejemplo, con las personas trans porque si están en situación de calle son una carga, después habrá que invertir en rescatarlas, sacarlas de la dependencia de drogas, atenderlas en el sistema público de salud, crear programas de inserción laboral, entonces al excluirlas se convierten en una carga para el Estado. Al final, incluir a las personas LGTBI es una ganancia para el sector público, el privado y para la sociedad en general. Pero también hay beneficios económicos, la industria turística es de las que más los ha percibido, pues hay países que han entendido que atraer a la comunidad LGTBI tiene múltiples beneficios. Por ejemplo, desde que Argentina, España, Canadá, entre otros, permiten el matrimonio homosexual a extranjeros el turismo en esos países ha aumentado, y eso se traduce en mayores ingresos para quienes voltearon a ver sin discriminación a estas personas, pues las ven como clientes, quieren recibirlas y complacerlas, y han ido creando un ambiente respetuoso para ellas.

—¿Cómo está Venezuela en relación con los demás países de América Latina en el tema LGTBI?

Muy mal, más aún tomando en cuenta que América Latina es la región con mayor progreso en esta materia, según el reciente informe de la Asociación Internacional de Gays, Lesbianas, Bisexuales, Trans e Intersexuales –ILGA por sus siglas en inglés–. Sin ir muy lejos, Colombia, Argentina, Brasil, México tienen matrimonio homosexual; Ecuador y Chile reconocen la unión civil, Perú ya está discutiendo la unión civil; es decir, en la mayoría de los países de la región hay matrimonio, unión civil o por lo menos lo están discutiendo, menos en Venezuela, aquí el tema está estancado, no se está haciendo nada.

—Pasando al tema de su nombramiento como integrante del grupo asesor de ONU-Mujeres, ¿en qué consistirá su participación?

Quisiera aprovechar para precisar algo porque este nombramiento ha dado a ciertas confusiones. Entiendo que a muchas personas las llene de orgullo que haya una venezolana en una instancia tan importante, pero debo aclarar que yo no represento al país, mi postulación, así como la de las otras seleccionadas, es a título personal y ad honorem, no soy la representante de Venezuela, ni siquiera voy en nombre de mi organización Unión Afirmativa ni de la Red LGTBI. Me siento muy honrada de haber sido seleccionada entre 200 mujeres y con una gran responsabilidad. Este es un grupo asesor para recomendar a ONU-Mujeres qué temas discutir, cómo abordarlos, la pertinencia y qué aspectos son necesarios tratar sobre las mujeres en América Latina y el Caribe.

—¿Y ya tiene algún tema el mente?

El área que yo manejo. Mi propósito será impulsar una mayor visibilidad de las mujeres lesbianas y transexuales, y aspiro a que la instancia sea abierta a eso.

—Usted ha trabajado en varias iniciativas de derechos humanos. ¿Cómo se define en su rol de defensora?

Descubrí una pasión en lo que hago; este camino comenzó para ayudarme a mí misma, me gustó lo que aprendí en mi formación (y autoformación) y vi que con aprender un poco uno es capaz de defenderse a sí mismo. Más que sentir que tengo el deber de defender a un grupo, quiero decirle a la gente que con documentarse puede ser capaz de defender sus propios derechos, porque es imposible que los defensores estemos en todos lados. Disfruto mucho al hacer reflexionar a alguien sobre cualquier injusticia, más allá de criticar o juzgar a esa persona siento que al hacerla reflexionar estoy haciendo mi labor, pues de alguna manera todos en la vida hemos sido discriminados pero sin darnos cuenta discriminamos a otros. En la medida en que seamos conscientes de eso creo que vamos a ser mejores personas y una mejor sociedad.

Fuente: Crisis en Venezuela

Compartir