Unión Afirmativa de Venezuela rechaza llamado a una Asamblea Nacional Constituyente

Unión Afirmativa como organización fundada en el año 2000, hoy en día con casi 17 años de trabajo a favor de las personas LGBTI en  Venezuela expresa su posición ante la actual situación del país y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

 

El pasado viernes cinco (5) de mayo, nuestra Coordinadora Quiteria Franco recibió una invitación del despacho del Ministerio de la Mujer para participar en “un encuentro de trabajo (….) para abordar aspectos que servirán de fundamento a la confirmación y funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente”.

 

Nos sorprendió mucho tal invitación pues en el pasado nunca hemos sido convocados para la conformación de las mesas de trabajo para abordar los asuntos relacionados con las personas LGBTI, a los que solo acuden los grupos “sexodiversos” afines al gobierno. No hemos sido invitados a la creación, conformación de la oficina de la defensoría de la “sexodiversidad” del MinMujer, ni para la discusión e implementación del Plan Mama Rosa y, en definitiva, para ninguna reunión de trabajo en la cual nuestra opinión y participación sea útil  para as personas LGBTI. Por ende, no aceptamos la invitación y la rechazamos por las siguientes razones:

 

Consideramos que la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, tal como ha sido formulada, es fraudulenta ya que no contempla la realización de un referéndum que consulte a los ciudadanos sobre su opinión con dicha convocatoria.  Lo único que se requiere es el respeto y acato a la actual constitución vigente desde 1999.

 

La convocatoria sectorizada en la elección de las y los constituyentistas es contraria a principios universales de participación en procesos electorales, y convalidaría un mecanismo de participación abiertamente discriminatorio, que, de hecho, ya ha dejado por fuera a las personas LGBTI, quienes no fueron incluidas en los sectores seleccionados. Aun cuando algunos voceros anuncien sobre el sometimiento a votación secreta, directa y universal para la aprobación de la nueva constitución, ésta ya estaría viciada desde su conformación.

 

El llamado a la conformación de una ANC no resolvería los graves problemas que actualmente enfrentamos los venezolanos. Por el contrario, es un factor de distracción del trabajo que se requiere para resolver la desnutrición, la falta de medicamentos, la escasez y desabastecimiento de alimentos y medicamentos, la alta inflación, la delincuencia e inseguridad, los nuevos paramilitares urbanos, los altos índices de embarazos no planificados en adolescentes, la baja calidad de la educación, los bajos sueldos y salarios generales y de varios gremios como los maestros y profesores universitarios, bomberos y enfermeras entre otros que están causando una diáspora jamás vista que amenaza con dejar al país ausente de profesionales altamente capacitados difíciles de re-emplazar en el corto plazo.

 

Por lo tanto nos sumamos a las demandas de la mayoría de la población venezolana de realizar un proceso de elecciones presidenciales adelantadas ante el bloqueo del Referendo Revocatorio de 2016; las elecciones de gobernadores que debieron realizarse en 2016 y de alcaldes pautadas para 2017; respeto a la Asamblea Nacional electa en 2015;  apertura de un canal humanitario de manera urgente que permita aliviar la grave crisis que atravesamos.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *