Resumen de actividades durante 2018

Les presentamos un resumen de las actividades y acontecimientos importantes relacionadas con Unión Afirmativa de Venezuela durante el año 2018.

Enero

22 de enero.

A principios de año recibimos la agradable noticia sobre la elección de Nuestra Coordinadora Quiteria Franco como integrante de la Sociedad Civil en ONU Mujeres para Latinoamérica y el caribe.

En Unión Afirmativa nos enorgullece este logro personal de quien coordina esta organización. Aca la nota publicada en nuestro portal. Quiteria Franco electa integrante del grupo asesor de la sociedad civil en ONU Mujeres Latinoamerica y el Caribe

Martes 30 de enero. Nuestra Cordinadora participó en un entrevista de Radio con Guillermo Arias por 1420 AM Radio Sintonia, para conversar sobre las Normas de conducta de las empresas para hacer frente a la discriminación contra as personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex.

20 de febrero.

Nuestra Coordinadora atendió una invitación a participar en un Recital de poesía en la Universidad Simón Bolívar- USB.

Marzo

Domingo 4 de marzo.

Nuestra Coordinadora General atendió la invitación de dos lideresas del las Chicas Scouts  para realizar un conversatorio sobre el derecho a la no discriminación.

Jueves 8 de marzo

Nuestra Coordinadora Quiteria Franco participó en una acción de calle realizada en la Plaza Brión en Chacaito en ocasión del Día internacional de la mujer trabajadora. La actividad fue organizada y convocada por las ONG integrantes de la Red Naranja, de la que Unión Afirmativa forma parte.

Viernes 9 marzo

Nuestra Coordinadora Quiteria Franco participó en el Editatón 100ChicasWiki. La actividad persigue incluir más mujeres venezolanas en la mayor enciclopedia popular del mundo, Wikipedia.

Jueves 15 de marzo.

Nuestra Coordinadora General Quiteria Franco recibió un diploma en reconocimiento por su labor en defensa de los derechos humanos de las mujeres y las personas LGBTI por parte de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional.

Sábado 17 marzo. Conversatorios.

Dimos inicio a un ciclo de conversatorios para mujeres lesbianas.  Realizamos seis conversatorios y un cine foro desde marzo hasta octubre.

  1. 17 de marzo. Mujeres que aman a otras mujeres ¿Dónde están?
  2. 14 de abril. Día Internacional de la visibilidad lésbica.
  3. 19 de mayo. Maternidad lésbica
  4. 16 de junio. Dinámica de amor entre mujeres: cortejo, noviazgo y relación.
  5. 17 de agosto. Estrategias para enfrentar la discriminación en el lugar de trabajo.
  6. 14 de septiembre. Salud sexual entre mujeres: juegos juguetes e higiene.
  7. Cine foro con la película “la vida de Adele”.

22 de marzo.

Nuestra Coordinadora General Quiteria Franco participó en el evento Las mujeres proponen organizado por Aliadas en Cadena. En su participación destacó la necesidad de incorporar a la agenda política y de DDHH a las mujeres lesbianas, bisexuales y trans.

Mayo

En este mes, nuestra coordinadora participó en una entrevista de radio, atendiendo una invitación de Femired, una organización ubicada en Maracaibo, estado Zulia.

 

16 de mayo. Nuestra Coordinaora Quiteria Franco dictó una charla titulada TransinMedia: inclusión de personajes género diversos en la narrativa,  para estudiantes de teatro, escritura creativa y otras áreas artísticas atendiendo la invitación del grupo la mesa de Caracas.

17 de mayo.

Participamos en una campaña de la Embajada del Reino Unido en Venezuela en el marco del Día Internacional contra la homofobia, bifobia y transfobia para promover al Reino Unido como un país amigable con las personas LGBTI.

Quiteria Franco, coordinadora general, participó en una entrevista en el programa ultima palabra del canal de televisión Venevisión Plus que fue transmitida en el 17 de mayo, en ocasión del Día Internacional contra la homofobia, bifobia y transfobia.

Junio.

19 junio. Nuevamente, Quiteria Franco participó en el programa ultima palabra de Venevisión Plus.

 

27-31 junio. Participación en taller vivencial de seguridad y auto cuidado en Bogotá, Colombia.

Julio

7 julio. Cine foro Una mujer fantástica. Espacio Ana Frank. Nuestra coordinadora Quiteria Franco participó como moderadora del cine foro del mes de julio organizado por la Fundación Ana Frank.

 

Durante la semana del 20 de julio al 26 de julio, estuvimos realizando varias actividades en el marco del Proyecto de Capacitación sobre el protocolo de atención a personas trans  a personal de salud en Puerto Ayacucho, estado Amazonas.

Acá les dejamos el enlace a la noticia ampliada en nuestra pagina web.

Derechos Humanos de LGBTI en comunidades indigenas.

Agosto

 

Desde el 5 al 7 de agosto se llevó a cabo la Conferencia de la Coalición por la Igualdad de Derechos de personas LGBTI, en l ciudad de Vancouver, Distrito Columbia en Canadá. Nuestra Coordinadora General, Quiteria Franco, participó junto a otros activistas y defensores de derechos humanos de más de 100 organizaciones de la sociedad civil. Venezuela no es parte de la Coalición, no obstante, aspiramos a que en un futuro no muy lejano el país se comprometa de manera seria y responsable con el cumplimiento de los derechos humanos de las personas LGBTI.

Acá les dejamos el texto de la nota que compartimos sobre la Conferencia por la Igualdad.

18 de agosto

Nuestra coordinadora general, Quiteria Franco participó como moderadora en una tertulia en la librería El Buscón, organizada por Vidal Barrera sobre cine, tv, teatro y derechos humanos de personas LGBTI. Ademas, contó con la participación de Socrates Serrano, Daniela Alvarado y José Manuel Suárez.

23 al 30 de agosto

Durante esta semana de agosto realizamos una segunda visita a Puerto Ayacucho, estado Amazonas para seguir compartiendo experiencias con las comunidades indígenas de la zona. Acá les dejamos el video de esa segunda visita.

 

 

Septiembre

 

15 de septiembre

 

El 15 de septiembre, en el marco del día internacional de la democracia nuestra organización recibió un reconocimiento por la contribución en la construcción de una democracia sólida y plural. Nuestra coordinadora Quiteria Franco recibió el diploma en nombre del equipo de Unión Afirmativa.

Octubre

 

En este mes se llevo a cabo el 169 periodo de sesiones en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, aunque no pudimos asistir, enviamos un informe sobre “la crisis política en Venezuela y sus efectos en las personas LGBTI” el cual fue presentado en Caracas en noviembre.

Noviembre

 

7, 8 y 9 noviembre

Durante tres días se realizó la III feria de derechos humanos del estado Zulia organizada por la Comisión de derechos humanos del estado Zulia-CODHEZ.  El evento sirvió como un espacio de encuentro para defensores de derechos humanos de todo el país al reunir a organizaciones regionales y nacionales de la sociedad civil en conferencias abiertas a todo el público, además de actividades culturales.
Nuestra coordinadora general Quiteria Franco presentó un resumen de nuestro trabajo de defensa y promoción de derechos humanos que protegen a las personas contra la discriminación.

Mas información en la pagina de CODHEZ

14 y 15 noviembre

 

Union Afirmativa participó en el IV Encuentro Nacional de Defensores y Defensoras de DDHH realizado en Caracas con la presencia de más de 250 personas integrantes de unas 150 organizaciones no gubernamentales de 21 entidades federales del país.

16 y 17 noviembre

 

El viernes 16 y sábado 17 se realizo en Caracas el Encuentro Nacional de jóvenes activistas LGBTI organizado por el proyecto Diversos de Amnistía Internacional capitulo Venezuela.
Unión Afirmativa estuvo presente con una presentación de nuestra coordinadora general Quiteria Franco quién converso con los asistentes sobre el activismo que realizamos a favor de los derechos de las personas LGBTI.
También tuvimos un stand donde mostramos nuestro trabajo.

20 noviembre

 

Nuestra coordinadora participo en el segmento de entrevistas del noticiero Canal i con el periodista Jhon Pedraza para conversar sobre el informe “crisis politica en Veenezuela y sus efectos en personas LGBTI”.

21 de noviembre

 

El miércoles 21 de noviembre se presentó en Caracas el segundo informe que enviamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; un informe con datos recabados durante los años 2016-2018 sobre la crisis política en el país y sus efectos en las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI).

Mas información en la nota publicada en nuestra página web ‘Unión Afirmativa presenta nuevo informe sobre personas LGBTI en Venezuela“.

23 de noviembre

 

El viernes 23 de noviembre nuestra coordinadora general Quiteria Franco participó en el foro Mujer y liderazgo organizado por la Sección de Mujeres de Amnistía Internacional capítulo Venezuela.

En su presentación se refirió a la discriminación de la que son objeto las mujeres lesbianas en Venezuela y como es posible convertir en fortaleza lo que otros perciben como una debilidad.

24 de noviembre

 

En este dia celebramos 18 años de trabajo por la promoción y defensa de los derechos humanos de las personas LGBTI en Venezuela.

28, 29 y 30 de noviembre

 

Nuestra coordinadora general participo en el III Encuentro LesBiTransInter feminista Venir al Sur en ciudad de Mexico.

 

 

Diciembre

 

8, 9, 10, 11 y 12 de diciembre

 

En su rol como integrante del grupo asesor de la sociedad civil en ONU Mujeres Latino América y el Caribe, nuestra coordinadora participó en la reunión presencial de dicho grupo realizada en Buenos Aires, Argentina. Igualmente, participó en la consulta a la sociedad civil y la reunión ministerial previas a la conferencia sobre la Comisión por la condición jurídica y social de la mujer de ONU Mujeres-CSW 63.

Compartir

Susana Raffalli: urge restaurar estado de derecho en Venezuela

Discurso de Susana Rafalli al recibir Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos y Estado de Derecho 2018, en Caracas, Venezuela

Estimados Embajadores Sra. Isabel Brilhante, Jefa de Delegación de la Unión Europea en Venezuela, Sr. Daniel Kriener, embajador de Alemania y Sr. Romain Nadal, embajador de Francia:

Aprecio profundamente este encuentro y la hospitalidad de tenernos hoy en su residencia, a mí, a mis equipos de trabajo y a mis afectos, para otorgarme el premio Franco-Alemán de Derechos Humanos y Estado de Derecho 2018.

Esta premiación es una tregua afable en estos momentos que estamos viviendo en Venezuela y una mirada de reconocimiento a mi identidad y al tejido de defensores de Derechos Humanos de Venezuela del que yo soy solo un hilo. Lo recibo no solo en nombre de ellos, sino también de los trabajadores humanitarios que son mi familia y que estarán ahora mismo pesando un niño, entregando una medicina, evacuando a un enfermo o recolectando para pagar un sepelio. Lo recibo además agradecida por la visibilidad que esta premiación le da a la situación de Venezuela y a las difíciles circunstancias en las que tenemos que trabajar en ella. Esto es de gran ayuda para la incidencia pública que nos obliga a todos y con la que ustedes están respondiendo con consistencia y responsabilidad.

Lo recibo sintiéndome muy privilegiada de saber que ahora mismo, 14 personas tan valiosas en todo el mundo están recibiendo en simultáneo el mismo reconocimiento a su afán frente a heridas que nos son comunes a toda la humanidad, en lo político, en lo civil, en lo económico, en lo social, heridas en nuestras libertades, nuestra cultura, nuestro medio ambiente y en nuestro derecho esencial a la vida. Es un honor que me hayan incluido entre ellas y saberme también respaldada por ustedes y sus Estados.

Recibir este reconocimiento, hoy, tiene un simbolismo múltiple que me conmueve mucho.

En primer lugar, celebramos hoy 10 de diciembre del 2018 el 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y esto encarna un simbolismo esencial cuya interpretación es determinante para la integridad de lo que hacemos.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos se acordó y editó hoy, hace 70 años, sobre las heridas y las cenizas de naciones arrasadas por las guerras y enfrentamientos. Como Declaración es, antes que nada, un homenaje a la vida y un manifiesto de rebeldía frente a la destrucción y la muerte generada por totalitarismos, nacionalismos, opresiones y abusos.

La Declaración de los Derechos Humanos encarna además el espacio de entendimiento más universal de la humanidad. Todavía nos preguntamos, 70 años después, cómo sucedió eso que países de tan diferentes culturas, intereses, religiones, poderes y agendas políticas pudieran encontrase y ponerse de acuerdo en que, este puñado de Derechos fuese el piso ético común debajo del cual nos comprometimos a no caer. A partir de ella se han establecido Pactos, instituciones y mecanismos de protección, veeduría y justiciabilidad que representan el reconocimiento y respeto adicional al Estado de Derecho como un valor esencial de las naciones libres. Es este uno de los valores y Derechos más urgentes de restaurar en Venezuela.

La Declaración Universal, por último, encarna una importante pauta de integración porque, como tratado, es el formato bajo el cual los Derechos Humanos en su forma más prístina se consagran todos juntos como indivisibles e interdependientes y nos recuerda que, no podremos darnos nunca por satisfechos si no se respetan y se realizan en conjunto los derechos políticos y civiles, a la vez que los económicos, sociales y culturales. No habrá reivindicación humanitaria, ni social, ni habrá rectificación económica completa en Venezuela hasta que no se restauren también nuestras libertades individuales, el Estado de Derecho y la integridad de nuestros Derechos Civiles y Políticos y de nuestras reservas naturales y culturales.

Así que, este reconocimiento a mi trabajo iba a ser siempre especial, es verdad, pero que coincidiera su entrega con el 70 aniversario de una Declaración Universal concebida en esos valores es extraordinariamente significativo porque tiñe todo de ese sentido de vida, encuentro e integralidad, y porque me nutre y abona con lo más esencial de esa fuente de filosofía, política y respeto a la institucionalidad que la Declaración encarna. La Declaración Universal de los Derechos Humanos es una fuente de derecho y un contrato de libertad que la humanidad suscribe consigo misma y que yo intento asumir, reproducir y defender en mis afanes y con mi quehacer. No sé hacer otra cosa. Que se me reconozca por eso con este galardón tan especial sí que es verdaderamente un premio.

Es simbólico también que esta premiación la reciba una mujer. Son muchas las mujeres que hicieron la diferencia en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos e insistieron en el valor del lenguaje como forma de construcción. Hansa Mehta, Bodil Begtrup, Lakshmi Menon, Eleanor Roosevelt, entre otras mujeres, hace 70 años, incidieron para que, incluso en el lenguaje, la Declaración fuese un documento de igualdad e hiciera contrapeso a la violación particular de los Derechos de las mujeres en países en los que esto ocurre con naturalidad. No hablamos ya de los «Derechos del Hombre», sino de los «Derechos Humanos» y eso, en su significado esencial, no sucedió solo, ni se dio por sentado automáticamente. Recibo este reconocimiento honrando así a esas mujeres y a las defensoras de Derechos Humanos que ahora mismo, mientras yo hablo en libertad, sobrellevan prisiones, violencias y abusos físicos por su afán en defensa de la libertad y la igualdad.

Pero hay además un simbolismo ineludible al recibir este galardón como trabajadora humanitaria. Mi trayectoria como trabajadora humanitaria ha sido más larga que como Defensora de los Derechos Humanos y, aunque estás dos áreas se contienen, lo cierto es que son ámbitos de acción que a veces suponen dilemas muy difíciles de sobrellevar en lo doctrinal, en lo normativo y en lo vivencial. Poder hacer ambas cosas me ha costado muchísimo.

Las fricciones entre la acción humanitaria y la defensa de los Derechos Humanos pasan primero por los tiempos en los que esto se realiza. La defensa de los Derechos Humanos es una gesta que se da por una mirada a la gente vulnerada, por su protección, por recuperar su memoria, por intentar la reparación del daño que se les ha hecho y hacer justicia frente a ello. No podemos prescindir de ninguna de estas dimensiones, pero todas suelen ocurrir en tiempos diferentes. Una trabajadora humanitaria se ve a menudo en el dilema de no poder esperar que se haga justicia para proteger la vida de las personas a las que es necesario auxiliar día a día.

Los Derechos Humanos, tal como consagrados en la Declaración, son interdependientes y universales, pero a veces, en el contexto de una emergencia, esto no se puede defender a cabalidad en su interpretación más pura: tenemos que escoger y focalizar los pocos recursos disponibles en las personas más vulnerables o afectadas, lo cual vulnera la universalidad, e incluso distribuir los pocos recursos disponibles para comenzar facilitando unos derechos y luego otros, lo cual vulnera su interdependencia e indivisibilidad.

Por otra parte, en las emergencias humanitarias complejas lo usual es ver un trabajador humanitario llenando a medias el vacío que dejan los Estados perpetradores de violaciones a los Derechos Humanos y bajando con esto la tensión social, o abogando para que a estos Estados no se los aísle, sancione o menoscabe mientras que el bienestar de la población esté en sus manos. Esto es lo usual, pero no necesariamente lo más fácil de encarar.

Pero quizás la fricción más importante entre humanitarismo y la defensa de los Derechos Humanos es la que atañe a los principios que como trabajadora humanitaria suscribí cuando me certifiqué para dedicarme a este oficio, específicamente los principios de neutralidad e imparcialidad: llevar la ayuda humanitaria a cualquier persona que lo necesite, sin tomar partido por ninguna y sin hacerlo en nombre de fuerzas o partidos enfrentados o en conflictos.  El ejercicio de la imparcialidad y la neutralidad a veces suena como algo inadmisible en el ámbito de la defensa de los Derechos Humanos. Basta como ejemplo las muchas veces que como trabajadores humanitarios hemos tenido que sentarnos a buscar espacios de encuentro con perpetradores de violaciones a los Derechos Humanos y lograr así acceso a poblaciones vulnerables que, si no reciben asistencia, mueren en ese momento. O, el dilema que yo misma he interpelado tantas de veces a agencias humanitarias que, por proteger su estadía y trabajo en lugares en que se cometen violaciones a los Derechos Humanos tienen que hacer silencio y esperar un mejor momento para rendir testimonios y proteger así sus espacios humanitarios de trabajo.

El ejercicio de la neutralidad es muy difícil de conseguir. He conocido pocos trabajadores humanitarios que puedan hacerlo bien. Yo misma fallo en el intento y me ha salido mal muchas veces y con esto he puesto en riesgo el trabajo humanitario de mis organizaciones.

Si yo tuviera que escoger un atributo por el cual mi trabajo merece un reconocimiento, sería el de tratar de mantener este equilibrio entre el humanitarismo y lo más doctrinario de la defensa de los Derechos Humanos que tanto cuesta mantener, a veces incluso contra la propia naturaleza y procurando encontrar espacios comunes en los que se pueda honrar al otro sin perder de vista la verdad y sin perder ni ética, ni altura.

El tercer y último significado de esta premiación no puede ser más simbólico, y es que su entrega coincida esta vez con el centenario del armisticio que puso fin a las hostilidades en el frente occidental durante la Primera Guerra Mundial. La reconciliación Franco-Alemana fue una pauta entonces y fue luego también una piedra angular sobre la que se levantó la Unión Europea.

Para que Alemania y Francia consiguieran sanar, vivir en paz y crear ese vínculo bilateral, fue necesario incorporar sus heridas, pasar de una lógica de confrontación a una de colaboración, de construcción conjunta, de valores compartidos y de respeto a las diferencias, siendo estos, justamente, procesos tan necesarios en la sociedad venezolana actualmente. Que este premio sea entregado conjuntamente por dos naciones que alguna vez estuvieron divididas, dice mucho. Un premio Franco-Alemán por los Derechos Humanos y el Estado de Derecho conmemora por lo alto un siglo de armisticio y ratifica la reconciliación y la unidad en una Europa actualmente en riesgo frente al regreso de corrientes nacionalistas o populistas con propuestas de separación y aislamiento. Que uno de estos premios se quede en Venezuela, lo tomo como una pauta de lo que es posible lograr y defender cuando se buscan espacios de encuentro y reconciliación.

Así que, con ese espíritu de encuentro e indivisibilidad que evoca la Declaración Universal de los Derechos Humanos, con el de equilibrio y ética que exige el cuidado de la vida de otros y con el espíritu del armisticio que sigue uniendo a las dos naciones que entregan este galardón hoy, lo recibo, conjurando todos estos valores para Venezuela y como reconocimiento a mis afanes y al trabajo del tejido del que hago parte. Comparto este premio entonces con:

  • Caritas Venezuela
  • El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos PROVEA.
  • La Red Venezolana por los Derechos Humanos de Niños, Niñas y Adolescentes, REDHNNA
  • La red de organizaciones por el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.
  • Las Organizaciones de sociedad civil abocadas a mitigar la desnutrición infantil que han guardado la pauta de responsabilidad de dejarse asesorar para hacer un mejor trabajo.
  • La plataforma de organizaciones por los derechos a la libre orientación sexual y de identidad de género.
  • El movimiento ciudadano “Alianza por la Paz y la no Violencia” y en particular a la Asociación Civilis en sus esfuerzos por articular a un movimiento de defensores de Derechos Humanos en el país.
  • La Red de Acción Ciudadana Contra el SIDA, ACCSI con quien comparto causas hace ya varias décadas.

Recibo este premio con gratitud, además, por quienes velan constantemente por mi integridad afectiva y mental desde un vínculo tan impecable, profundo y de tanta responsabilidad y con gratitud hacia quienes han sido escuela e inspiración. Lo recibo, por último, con la humildad de reconocer y disculparme por los errores y los momentos en los que no he podido llevar este quehacer con equilibrio, poniendo en peligro mi integridad y la de mis equipos, beneficiarios y afectos.

Agradezco nuevamente a las naciones de Alemania y Francia el haberme distinguido con este premio de Derechos Humanos y Estado de Derecho con el que me incluyen entre defensores de Derechos Humanos de tanta altura en todo el mundo. Lo acepto con la solemnidad y el compromiso inexpugnable que se recibe con este honor.

Susana Raffalli Arismendi.

En Caracas, el 10 de diciembre del 2018.

Compartir

Premio Homofobia 2018

GANADOR

El ganador del Premio Homofobia 2018 es el abogado Herman Escarrá .

 

Este año 2018 hemos decidido incluir algunas menciones especiales que formarán parte del Premio Homofobia de ahora en adelante.

Iniciamos con la Mención iglesia católica. La institución católica no acepta la homosexualidad y se ocupa de hacerlo saber permanentemente, por lo tanto, siempre son merecedores del premio. Dentro de la iglesia unos se destacan más que otros, por ejemplo, el cardenal Urosa Sabino ha sido un candidato fijo desde el año 2010. Mientras que el sacerdote José Palmar se destaca por su manera de combinar el odio político con homofobia y desprecio a quienes viven con VIH. Por esa razón, se ganan el lugar de ganadores en la mención iglesia católica del Premio Homofobia 2018.

 

Mención Iglesia Católica

Mención Homofobo recurrente: Es que hay unos que por más que hablen a favor de las personas LGBTI, sin pensarlo, lanzan al aire su discurso de odio una y otra vez. Este es el caso de Nicolas Maduro, quien desde el año 2012, no encuentra otra manera de insultar a la oposición a través del uso de la homosexualidad real o percibida de algunos personajes políticos. Por eso le otorgamos el ganador al homófobo recurrente.

 

Mención homófobo recurrente

 

Mención Radio

 

Calma Pueblo

Mención lugar de esparcimiento

 

Centro Comercial El Recreo.

Por sus reiteradas acciones de discriminación por parte del personal que allí labora.

Mención “eso no es humor” 

 

Javier Romero.

Esta muy lejos de ser un humorista, es apenas un cómico cuya destreza radica en ponerse un trapo en la cabeza, para simular ser mujer y así mofarse de todas las mujeres. Si, eso lo hace un misógino. Así que no solo es homofobo sino también transfóbo Por ahora, solo le otorgamos la mención “eso no es humor”.

Compartir

Visibilidad lésbica venezolana 2018

Por Quiteria Franco

 

Hace años, en 2015, escribí una entrada en mi blog titulada “Día de la visibilidad lésbica”, la cual se observa en España cada 26 de abril y el 7 de marzo en Argentina.  En la nota, explicaba el inicio de ambas celebraciones, una más trágica que la otra pero con igual relevancia.  Al final de la nota hice un llamado a las mujeres, en especial a las famosas a hacerse visibles, a reconocer la importancia de ser mujeres lesbianas visibles y hacer un buen uso de su fama para advocar por los derechos de las mujeres lesbianas, para ese entonces solo Patricia Velásquez había hecha pública su homosexualidad un año antes.

 

A tres años, me alegra mucho saber que la lista de mujeres famosas venezolanas lesbianas ahora tiene más de una mujer, cada una ha salido del closet y lo ha hecho a su manera, pero lo han hecho. Cada vez son más quienes deciden vivir en libertad, sin esconderse, porque han entendido que ser feliz con una misma es más importante que complacer a la opinión pública. De alguna manera, cada una desde su espacio y a su manera va contribuyendo a que la homosexualidad femenina sea algo de la cotidianidad.

 

Acá se las menciono, espero pronto poder incluir en esta lista a mujeres académicas investigadoras/profesoras universitarias, activistas de derechos humanos,  periodistas y sobre todo mujeres políticas. Es necesario, porque la visibilidad nos ayuda a conquistar nuestros derechos, el derecho a protección de nuestras familias, el derecho a no ser discriminadas en nuestros empleos, derecho  a servicios de salud sexual y reproductivos respetuosos de nuestra orientación sexual, en fin, derecho al libre desenvolvimiento de nuestra personalidad y a nuestra sexualidad como parte de esa identidad.

 

Necesitamos más mujeres lesbianas visibles y que además quieran contribuir activamente en la conquista de nuestros derechos.  A ti mujer, hazte visible. No te escondas. Vive y siente a plenitud, sé tú misma.

 

Les recuerdo los conversatorios que Unión Afirmativa está organizando solo para mujeres lesbianas todos los meses. Pendiente de nuestras redes sociales @unionafirmativa También puedes leer La importancia de ser visibles

Patricia Velásquez

A principios de 2015, muchos medios nos informaban sobre la salida del closet de esta famosa modelo y actriz venezolana.

Vanessa Senior 

Esta actriz y comediante venezolana es muy mediática debido a su comportamiento controversial. También de esa manera nos ha presentado a varias de sus parejas femeninas como la conocida DJ Nanny.

Karen Martello

Nacida en el estado Zulia, esta cantante ha mostrado a través de sus redes sociales a su esposa e  hijos, producto de su matrimonio en Estados Unidos.

Andreina Álvarez

Desde 2016, se comentaba en las columnas de farándula sobre la  actriz Andreina y su novia. Hoy en día, la también comediante mantiene una serie de micros titulado “se solicita Julieta” en los que aborda la homosexualidad femenina.

Gaby Castellanos

A finales de 2014, Gaby Castellanos nos compartió una hermosa imagen suya con su pareja. Pueden verla acá en el enlace  Que aprendí en el 2014

Kelly Durán 

Esta conocida actriz, recordada por su participación en la serie de televisión Somos tú y yo,  ha mostrado fotos suyas junto a su novia en su cuenta en la red social Instagram.

Yulimar Rojas

Esta atleta de calidad internacional, ganadora de importantes premios deportivos ha compartido en redes sociales, no solo imágenes junto a su novia, sino también imágenes alusivas a la comunidad LGBTI. En fechas como el día del orgullo LGBTI o para advocar por el derecho a la n discriminación.

 

Compartir