Conferencia Mundial de la Coalición por la Igualdad de Derechos de personas LGBTI, 2018

Conferencia de la Coalición por la Igualdad de Derechos de personas LGBTI, Vancouver 2018

 

Desde el 5 al 7 de agosto se llevó a cabo la Conferencia de la Coalición por la Igualdad de Derechos de personas LGBTI, en l ciudad de Vancouver, Distrito Columbia en Canadá.

Nuestra Coordinadora General, Quiteria Franco, participó junto a otros activistas y defensores de derechos humanos de más de 100 organizaciones de la sociedad civil. Venezuela no es parte de la Coalición, no obstante, aspiramos a que en un futuro no muy lejano el país se comprometa de manera seria y responsable con el cumplimiento de los derechos humanos de las personas LGBTI.

 

 

Se trata de la única conferencia mundial de este tipo en la cual países, agencias de cooperación para el desarrollo, la sociedad civil, organismos multilaterales, donantes privados y otros actores interesados se reúnen con el objetivo común de hacer avanzar los derechos humanos y el desarrollo inclusivo de las personas LGBTI.

En 2017,  el Primer Ministro Justin Trudeau anunció en su declaración sobre el Día de los Derechos Humanos que Canadá organizará la conferencia No dejar a nadie atrás: Conferencia Mundial de la Coalición por la Igualdad de Derechos (CID) sobre los Derechos Humanos y el Desarrollo Inclusivo de las Personas LGBTI en Vancouver, Colombia Británica, Canadá, del 5 al 7 de agosto de 2018.

 

 

 

Canadá y Chile presiden conjuntamente la CID, primera coalición intergubernamental dedicada a la protección de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI) en todo el mundo. La CID ofrece una excelente oportunidad tanto para avanzar en esta importante agenda de derechos humanos a nivel internacional como para construir una nueva forma de trabajo multilateral que sea ágil, estrechamente integrado con la sociedad civil y capaz de responder a situaciones que evolucionan con rapidez.

 

Las actividades se iniciaron con unas reuniones pre-conferencia con representantes de la sociedad civil el día domingo 5 en la mañana. En horas del mediodía, un grupo de la sociedad civil participó en la Marcha del Orgullo de Vancouver (Vancouver Pride). En horas de la noche hubo una recepción especial para todos los participantes de la conferencia en las instalaciones de la Galería de Arte de Vancouver.

El día lunes 6 se inauguró oficialmente la Conferencia con las palabras de Gail Sparrow, Christya Freeland, ministra de Relaciones Exteriores y de Roberto Ampuero, Ministro de Relaciones Exteriores de Chile.

El primer panel de invitados estuvo moderado por Christya Freeland, con la participación entre otros,  de  Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos; el Experto Independiente en Orientación Sexual e identidad de género de Naciones Unidas Victor Madrigal-Borloz; Hellena Dalli, Ministra de la Unión Europea para los derechos humanos y equidad de Malta y dos representantes de la sociedad civil de Sri Lanka y Cabo Verde.

Durante la Conferencia, el Ministro de Relaciones Exteriores de Chipre firmó la carta de adhesión como el país número 40 en formar parte de la coalición intergubernamental por la igualdad de derechos de personas LGBTI.

Las demandas y recomendaciones de la sociedad civil se agrupan en cinco puntos clave:

I. Seguimiento de cualquier acción clave sobre recomendaciones de OSC de anteriores conferencias (Washington y Montevideo)

II. Desarrollar mecanismos para monitorear cómo los estados de ERC avanzan en leyes y políticas.

III. Proponer mecanismos para mejorar la participación de las OSC como parte de la CID y aumentar los recursos para la participación de las OSC en la CID (es decir, $ para reuniones de coordinación, traducción, viajes de OSC)

IV. Claridad sobre cómo el CID promoverá los derechos trans e intersexuales

V. Alentar un mayor liderazgo global de los estados miembros de CID (es decir, liderar en foros internacionales y multilaterales, aumentar los fondos para el movimiento).

 

Al cierre de la Conferencia,  Randy Boissonnault, Asesor Especial del Primer Ministro de Canadá para Asuntos LGBTQ2, se dirigió a una multitud de 75 países, incluidos estados miembros, donantes y activistas, para anunciar un compromiso de Canadá para promover los derechos de las personas LGBTI en todo el mundo a través de:

C $ 1 millón en fondos nuevos para OSC LGBTI en zonas de conflicto;

Un compromiso para actualizar las directrices de Voces en riesgo para apoyar a los defensores de los derechos humanos;

Una reunión con las OSC el 17 de septiembre de 2018 para identificar mecanismos para abordar los problemas LGBTI nacionales e internacionales; y

En la misma reunión, el gobierno canadiense también abordará las necesidades nacionales e internacionales adicionales de las OSC para continuar su trabajo de promoción de los derechos LGBTI.

Fuente:

Página Oficial para la sociedad civil.  https://erc.ngo/es/

Canadian Civil Society Organizations Welcome New Commitment from Government of Canada to Support LGBTI Rights Globally following the Equal Rights Coalition Global Conference in Vancouver http://arc-international.net/canadian-civil-society-organizations-welcome-new-commitment-from-government-of-canada-to-support-lgbti-rights-globally-following-the-equal-rights-coalition-global-conference-in-vancouver/

Compartir

Derechos humanos de LGBTI en comunidades indígenas venezolanas

Derechos humanos de personas LGBTI en comunidades indígenas

Durante la semana del 20 de julio al 26 de julio, estuvimos realizando varias actividades en el marco del Proyecto de Capacitación sobre el protocolo de atención a personas trans  a personal de salud que labora en la Casa de atención de mujeres indígenas amazónicas CAMIA ubicada en Puerto Ayacucho, estado Amazonas, un centro de atención a mujeres amazónicas de la organización de mujeres indígenas Wanaaleru.

Además del taller de capacitación a personal de salud de CAMIA, el proyecto contempla la formación en salud sexual y reproductiva a mujeres indígenas, así como jornadas de sensibilización a los pueblos indígenas sobre las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans, quienes en su mayoría son objeto de discriminación por parte de miembros de sus comunidades; estas actividades son acompañadas por jornadas de salud con énfasis en mujeres lesbianas, bisexuales y trans de las etnias indígenas del estado Amazonas.

Por último, también se busca empoderar a personas lesbianas, gay, bisexuales y trans pertenecientes a las comunidades indígenas sobre sus derechos humanos que les permitan ejercer su defensa y protección personal ante cualquier acto de discriminación.

Todas estas actividades son posibles gracias al apoyo de la Embajada de Nueva Zelanda y, en particular, su sede en México. Igualmente, es gracias a la cooperación de la Organización Wanaaleru, la cual es la receptora de nuestros servicios de capacitación, sensibilización y empoderamiento para sus mujeres indígenas y toda la comunidad en general que se beneficia de estas jornadas integrales.

El taller sobre el protocolo de atención a persona trans es impartido por Quiteria Franco Profesora y Coordinadora General de Unión Afirmativa de Venezuela; la información sobre derechos sexuales y reproductivos están a cargo de Miguelina Laday, y la colaboración de la Directora General de Wanaaleru la Sra. Henelda Rodriguez en la traducción a lengua indígena de la comunidad Piapoco.

En una próxima visita al estado Amazonas continuaremos con estas actividades que buscan romper con la discriminación, el estigma y los prejuicios de las comunidades indígenas sobre las personas LGBTI, grupo que, según ellos mismos lo expresan, va en crecimiento.

En Unión Afirmativa aspiramos poder replicar este proyecto en otras comunidades indígenas dentro del estado Amazonas y también poder llevarlo a otros estados del país con presencia de comunidades indígenas como el estado Bolívar, Delta Amacuro y Zulia.

Unión Afirmativa es una asociación civil que trabaja por los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex, queer y demás grupos vulnerables de la sociedad venezolana. Realizamos trabajos de capacitación, sensibilización y formación en derechos humanos de personas LGBTI, asesoría empresarial sobre derechos humanos, incidencia nacional e internacional para denunciar las violaciones de derechos a personas LGBTI en el país.

Pueden contactarnos por nuestro correo unionafirmativadevenezuela@gmail.com por las redes sociales Facebook, twitter e instagram por @unionafirmativa

 

Wanaaleru  es  una   organización  indígena  que defiende y promueve los derechos humanos de las mujeres indígenas de la Amazonía venezolana. Desarrollan proyectos de salud sexual y reproductiva con enfoque intercultural y de igualdad de género,  con énfasis  en  la  promoción  de  la medicina  y   partería  tradicional  indígena.

Pueden contactarlas en Puerto Ayacucho, estado Amazonas; la sede de la CAMIA está ubicada en el Sector Marcelino Bueno, justo al lado de la sede del Centro de Atención y Formación Integral de la Mujer del Ministerio de la Mujer. Su directora es la Sra. Enelda Rodriguez.

 

Compartir

Otro Día del Orgullo LGBTI con muchos motivos para luchar

Nos llegó un nuevo mes del orgullo LGBTI en Venezuela en medio de una crisis en todos los niveles político, económico, social, cultural y hasta emocional

Por: Quiteria Franco / @qfranco

Lo afirmo, una y otra vez. No hay en Venezuela razones para celebrar el orgullo de ser una mujer u hombre homosexual, mucho menos celebrar el hecho de ser una mujer u hombre trans; solo se puede celebrar el hecho de estar vivos, pero qué vida esta que tenemos.

 

¿Tenemos que salir a marchar? Sí, por supuesto que sí, pero debemos marchar con un propósito claro, el de exigir nuestros derechos. Para así ser cónsonos con la motivación original de la primera marcha del orgullo gay, por allá en el año 1968 en la que se exigió al estado de Nueva York respeto al derecho de las personas homosexuales y trans a disfrutar en los espacios públicos y privados sin ser perseguidos por las fuerzas policiales de Greenwich Village.

 

Mientras en Venezuela nuestros derechos sigan siendo vulnerados y negados debemos salir a marchar. Pero debemos tener claras las razones por las que marchamos. Por el derecho a la igualdad y no discriminación en el área laboral, escolar, a servicios de salud libres de discriminación. Debemos seguir exigiendo nuestro derecho al libre desenvolvimiento de nuestra personalidad en los espacios públicos. No podemos seguir limitando nuestras vidas al espacio privado a la clandestinidad. No, esa fue la principal razón de la protesta del Bar Stonewall. Es inaceptable que 30 años después, en Venezuela estemos viviendo en las mismas condiciones de ese entonces.

 

Debemos salir a protestar y exigir el derecho a la identidad de las personas trans e intersex. La negación de este derecho deriva en la negación de muchos otros derechos como el derecho a la educación, a la salud, al trabajo, a la libre circulación por el territorio nacional e internacional. En la actual crisis en Venezuela, las personas trans se ven afectadas en primer lugar por la escasez de medicamentos para mantener su proceso de transición, varias personas trans han denunciado la falta de hormonas, lo cual les ha llevado al consumo de hormonas animales cuyas consecuencias podrían ser fatales. Otras personas trans, mujeres en particular, están siendo víctimas de trata por parte de gente inescrupulosa y oportunista. Sin olvidar, las situaciones humillantes por las que deben pasar al momento de querer adquirir productos básicos, en servicios bancarios, en centros de salud entre otros.

 

Debemos seguir exigiendo también el derecho de las parejas del mismo sexo a formar familia y brindarle la debida protección a través del matrimonio, las uniones de hecho y cualquier otro instrumento legal establecido en la Constitución en igualdad de condiciones a las personas heterosexuales. Son muchas las familias de parejas del mismo sexo que ven imposibilitado brindar la protección legal a su pareja y/o hijos debido a la negación de este derecho.

 

Adicionalmente, urge declarar la nulidad del artículo 565 de la ley orgánica de Justicia Militar que aún penaliza las relaciones homosexuales en miembros de las fuerzas armadas. Son muchos, demasiados los reportes que recibimos de oficiales que están siendo despedidos y/o perseguidos y amenazados con la aplicación de este artículo.

 

Asimismo, urge eliminar la prohibición de donación de sangre a personas homosexuales, son muchas las vidas que se podrían salvar si se permite a personas LGBTI la donación de sangre. Una exigencia fundamental, debe ser que se emprenda desde ya la compra de los medicamentos antiretrovirales para las personas que viven con VIH, muchos de los cuales son hombres homosexuales u hombres que tienen sexo con hombres, y otras tanto son mujeres trans.

 

No puede haber una fiesta del orgullo LGBTI en medio de tantas carencias legales y ausencia de políticas públicas, así como una grave crisis de servicios de salud además de la inoperancia de un Parlamento desmembrado, bloqueado por el gobierno nacional que mantiene los avances legales en un limbo. Las personas LGBTI viven y padecen la crisis venezolana de manera agravada, debido al estado de indefensión legal en que se encuentran desde hace muchos años

 

Es imposible hablar de avances en Venezuela en materia de derechos y protección legal a personas LGBTI, esa lista de “menciones” en leyes que muchos voceros del gobierno repiten de memoria no tienen ninguna aplicación en la práctica. Asegurar que gracias a Chávez se visibilizó a las personas LGBTI es mentir descaradamente, las marchas del orgullo LGBTI se iniciaron mucho antes de la llegada de HCF al gobierno. Es falso que HCF eliminara la ley de vagos y maleantes. Esa ley fue decretada inconstitucional en 1997, dos años antes de la llegada del difunto militar. Quienes hacen estas afirmaciones mienten de manera intencional. HCF tuvo 4 leyes habilitantes, el chavismo fue mayoría en el Parlamento durante 15 años. Maduro tuvo 2 leyes habilitantes. Ninguno de los dos presidentes aprobó ley alguna para proteger o reconocer derechos de personas LGBTI. Mienten quienes aseguran que Maduro y su gobierno están a favor.

 

Los únicos y muy pocos avances en Venezuela han sido gracias al arduo trabajo de las organizaciones que trabajan a favor de las personas LGBTI. Por ejemplo, la sentencia 190 del TSJ del año 2008, caso Unión Afirmativa de Venezuela, y la sentencia 1127 de 2016 caso Migdely Miranda/Giniveth Soto. Ambas sentencias, muy limitadas en su alcance, pero sin duda un avance.

Mientras en el mundo ya son 26 los países dónde es posible para personas LGBTI contraer matrimonio. Otros tantos cuentan con la Unión Civil o Uniones de hecho. Muchos de estos países también permiten la adopción de niñas y niños por parte de parejas homosexuales. Otros países cuentan con una ley de identidad y asignación de cuotas de empleo para personas trans.

Fuente: Alternos LA

Compartir

Visibilidad lésbica venezolana 2018

Por Quiteria Franco

 

Hace años, en 2015, escribí una entrada en mi blog titulada “Día de la visibilidad lésbica”, la cual se observa en España cada 26 de abril y el 7 de marzo en Argentina.  En la nota, explicaba el inicio de ambas celebraciones, una más trágica que la otra pero con igual relevancia.  Al final de la nota hice un llamado a las mujeres, en especial a las famosas a hacerse visibles, a reconocer la importancia de ser mujeres lesbianas visibles y hacer un buen uso de su fama para advocar por los derechos de las mujeres lesbianas, para ese entonces solo Patricia Velásquez había hecha pública su homosexualidad un año antes.

 

A tres años, me alegra mucho saber que la lista de mujeres famosas venezolanas lesbianas ahora tiene más de una mujer, cada una ha salido del closet y lo ha hecho a su manera, pero lo han hecho. Cada vez son más quienes deciden vivir en libertad, sin esconderse, porque han entendido que ser feliz con una misma es más importante que complacer a la opinión pública. De alguna manera, cada una desde su espacio y a su manera va contribuyendo a que la homosexualidad femenina sea algo de la cotidianidad.

 

Acá se las menciono, espero pronto poder incluir en esta lista a mujeres académicas investigadoras/profesoras universitarias, activistas de derechos humanos,  periodistas y sobre todo mujeres políticas. Es necesario, porque la visibilidad nos ayuda a conquistar nuestros derechos, el derecho a protección de nuestras familias, el derecho a no ser discriminadas en nuestros empleos, derecho  a servicios de salud sexual y reproductivos respetuosos de nuestra orientación sexual, en fin, derecho al libre desenvolvimiento de nuestra personalidad y a nuestra sexualidad como parte de esa identidad.

 

Necesitamos más mujeres lesbianas visibles y que además quieran contribuir activamente en la conquista de nuestros derechos.  A ti mujer, hazte visible. No te escondas. Vive y siente a plenitud, sé tú misma.

 

Les recuerdo los conversatorios que Unión Afirmativa está organizando solo para mujeres lesbianas todos los meses. Pendiente de nuestras redes sociales @unionafirmativa También puedes leer La importancia de ser visibles

Patricia Velásquez

A principios de 2015, muchos medios nos informaban sobre la salida del closet de esta famosa modelo y actriz venezolana.

Vanessa Senior 

Esta actriz y comediante venezolana es muy mediática debido a su comportamiento controversial. También de esa manera nos ha presentado a varias de sus parejas femeninas como la conocida DJ Nanny.

Karen Martello

Nacida en el estado Zulia, esta cantante ha mostrado a través de sus redes sociales a su esposa e  hijos, producto de su matrimonio en Estados Unidos.

Andreina Álvarez

Desde 2016, se comentaba en las columnas de farándula sobre la  actriz Andreina y su novia. Hoy en día, la también comediante mantiene una serie de micros titulado “se solicita Julieta” en los que aborda la homosexualidad femenina.

Gaby Castellanos

A finales de 2014, Gaby Castellanos nos compartió una hermosa imagen suya con su pareja. Pueden verla acá en el enlace  Que aprendí en el 2014

Kelly Durán 

Esta conocida actriz, recordada por su participación en la serie de televisión Somos tú y yo,  ha mostrado fotos suyas junto a su novia en su cuenta en la red social Instagram.

Yulimar Rojas

Esta atleta de calidad internacional, ganadora de importantes premios deportivos ha compartido en redes sociales, no solo imágenes junto a su novia, sino también imágenes alusivas a la comunidad LGBTI. En fechas como el día del orgullo LGBTI o para advocar por el derecho a la n discriminación.

 

Compartir

Unión Afirmativa inicia conversatorios para mujeres que aman a mujeres

Unión Afirmativa de Venezuela inicia ciclo de conversatorios para mujeres que aman a otras mujeres, es decir, personas cisgénero que se identifican como mujeres lesbianas o bisexuales.

Este 17 de marzo la organización Unión Afirmativa de Venezuela inició en Caracas un ciclo de conversatorios que se extenderán durante todo el año 2018. Estos encuentro están enmarcados dentro del programa “soy muchas cosas… y también una mujer lesbiana” que persigue visibilizar todos los derechos humanos que aún les son negados a las mujeres lesbianas en Venezuela.

Las actividades serán una vez al mes y serán convocadas de manera pública a través de las redes sociales en Twitter, Instagram y Facebook por @unioanfirmativa

También, puedes escribir a nuestro correo electrónico unioanfirmativadevenezuela@gmail.com

Puedes enviar tu nombre y apellido, tu correo y tú número telefónico para recibir toda la información de nuestras actividades.

Estas actividades cuentan con el apoyo de la Red LGBTI, la agrupación de organizaciones de la cual forma parte la Asociación Civil Unión Afirmativa de Venezuela.

Compartir

Venezuela niega a ciudadanos homosexuales derecho al matrimonio

Recibimos la opinión número 24 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos con mucha alegría pues sabemos que esta constituye un instrumento legal base con argumentos sólidos para que los Estados firmantes del Pacto de San José se avoquen a adecuar su legislación interna y permitir, o, cesar en la negación de derechos a personas LGBTI. En un documento impecable desde el punto de vista filosófico y jurídico el tribunal desmonta todos los argumentos hasta ahora utilizados para impedir que mujeres y hombres homosexuales accedan a la institución civil del matrimonio.

Tal como lo dice el titulo el Estado venezolano niega a homosexuales su derecho al matrimonio.  No hay otra manera de decirlo, desde 1999 hasta 2015 ante la Asamblea Nacional dominada por el partido de gobierno se han presentado, solicitudes, marchas, manifestaciones, derechos de palabras, proyectos de ley, encuentros conversaciones y muchas diligencias más. Ninguna iniciativa encontró en el gobierno de Hugo Chávez y ahora el de Nicolás Maduro la real disposición a legislar a favor de las personas homosexuales. Ni siquiera cuando tuvieron la posibilidad de hacerlo con todas las leyes habilitantes que el parlamento psuvista les otorgó.

 

Como si fuera poco, en 2012 por orden del fallecido Hugo Chávez el estado venezolano denunció la Convención Americana de Derechos Humanos, lo que resultó en la salida del país de la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en 2014.

 

Al día de hoy, ante la reciente respuesta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre la Opinión Consultiva realizada por Costa Rica y a la cual Unión Afirmativa de Venezuela se adhirió a través de un amicus curiae, nos vemos nuevamente imposibilitados de ser beneficiados por la recomendación sobre el reconocimiento del matrimonio entre parejas del mismo sexo.

 

A pesar de que el gobierno asegura que Venezuela es un Estado protector y defensor de los Derechos Humanos, en 18 años no ha habido ningún avance en materia legislativa que garantice a personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex el pleno disfrute de sus derechos fundamentales.

 

 

El Estado de Costa Rica elaboró cinco preguntas sobre el alcance de la protección de la Convención Americana de Derechos Humanos en relación  a la identidad de las personas trans y a la protección internacional del vínculo de parejas del mismo sexo. En este escrito solo me refiero al segundo asunto.

 

 

Esto es lo que dijo la Corte sobre

LA PROTECCIÓN INTERNACIONAL DE LOS VÍNCULOS DE PAREJAS DEL MISMO SEXO.

La protección convencional del vínculo entre parejas del mismo sexo.

La Convención Americana protege, en virtud del derecho a la protección de la vida privada y familiar (artículo 11.2), así como del derecho a la protección de la familia (artículo 17), el vínculo familiar que puede derivar de una relación de una pareja del mismo sexo. La Corte estima también que deben ser protegidos, sin discriminación alguna con respecto a las   parejas entre personas heterosexuales, de conformidad con el derecho a la igualdad y a la no discriminación (artículos 1.1 y 24), todos los derechos patrimoniales que se derivan del vínculo familiar protegido entre personas del mismo sexo. Sin perjuicio de lo anterior, la obligación internacional de los Estados trasciende las cuestiones vinculadas únicamente a derechos patrimoniales y se proyecta a todos los derechos humanos internacionalmente reconocidos, así como a los derechos y obligaciones reconocidos en el derecho interno de cada Estado que surgen de los vínculos familiares de parejas heterosexuales (supra párr. 198). 

 

Los mecanismos por los cuales el Estado podría proteger las familias diversas

Los Estados deben garantizar el acceso a todas las figuras ya existentes en los ordenamientos jurídicos internos, para asegurar la protección de los todos los derechos de las familias conformadas por parejas del mismo sexo, sin discriminación con respecto a las que están constituidas por parejas heterosexuales. Para ello, podría ser necesario que los Estados modifiquen las figuras existentes, a través de medidas legislativas, judiciales o administrativas, para ampliarlas a las parejas constituidas por personas del mismo sexo. Los Estados que tuviesen dificultades institucionales para adecuar las figuras existentes, transitoriamente, y en tanto de buena fe impulsen esas reformas, tienen de la misma manera el deber de garantizar a las parejas constituidas por personas del mismo sexo, igualdad y paridad de derechos respecto de las de distinto sexo, sin discriminación alguna.    

Algunos puntos clave de la opinión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos

 

La Corte afirma que “la orientación sexual y la identidad de género son categorías protegidas en la Convención Americana”.

 

“La convención americana no contempla una definición cerrada de familia ni mucho menos se protege sólo un modelo particular de familia”.  (par.174).

 

“En cuanto a la palabra familia, la Corte estima necesario reconocer  la importancia neurálgica de ésta como institución social, la cual surge de las necesidades y aspiraciones más básicas del ser humano”. (par. 176)

 

Están destruyendo el concepto de familia tradicional…

El Tribunal estima importante destacar que con ello, no se está desmeritando otras modalidades de familia, ni tampoco se está desconociendo la importancia de esta institución como elemento base de la sociedad; por el contrario, la Corte le está reconociendo igual dignidad al vínculo afectivo de una pareja conformada por dos personas que son parte de una minoría históricamente oprimida y discriminada.

 

Ah buen, pero que hagan un contrato y protejan sus bienes y ya…

La protección “trasciende los derechos patrimoniales y se proyecta a todos los derechos humanos, reconocidos a parejas heterosexuales”.

¿Cómo garantizar la protección del vínculo entre parejas del mismo sexo? “El matrimonio sería el método más sencillo”. Y advierte: nada de crear una figura paralela para las uniones homosexuales:

 

Qué porque se tiene que llamar matrimonio….

“Crear una institución que produzca los mismos efectos y habilite los mismos derechos que el matrimonio, pero que no lleve ese nombre carece de sentido, salvo el de señalar socialmente a las parejas del mismo sexo con una denominación que indique una diferencia sino estigmatizante, o por lo menos como señal de subestimación (…) Se configuraría una distinción fundada en la orientación sexual de las personas, que resultaría discriminatoria, y por tanto incompatible con la Convención Americana (…) Siempre y cuando exista la voluntad de relacionarse de manera permanente y conformar una familia, existe un vínculo que merece igualdad de derechos y protección sin importar la orientación sexual de sus contrayentes”.

 

Que la religión dice que …. Que la religión no me permite bla bla…

“Las convicciones religiosas no pueden ser utilizadas para condicionar lo que la Convención Americana establece respecto de la discriminación en razón de orientación sexual (…) En sociedades democráticas debe existir coexistencia mutuamente pacífica entre lo secular y lo religioso”

 

El matrimonio es para procrear…

“La Corte advierte que para negar el derecho de acceder a la institución del matrimonio, típicamente  se esgrime como argumento que la finalidad es la procreación y que este tipo de uniones (la homosexual) no cumple con tal fin.  La Corte considera que la procreación no es una característica que defina las relaciones conyugales, puesto que afirmar lo contrario sería degradante para las parejas-casadas o no- que por cualquier motivo carecen de capacidad generandi o de interés en procrear.”

 

La etimología de la palabra matrimonio…

El significado de la palabra “matrimonio” al igual que la de “familia” ha variado conforme al paso de los tiempos (…). Si bien la etimología es siempre ilustrativa, nadie pretende una imposición semántica de la etimología, pues de lo contrario se debería igualmente excluir del lenguaje otra numerosa cantidad de vocablos cuya semántica se aparta de su etimología.

 

Ah, pero los países no están obligados a acatar eso porque…

La Corte recuerda que su criterio es vinculante para todos los Estados que conforman el sistema interamericano de Derechos Humanos. Y ordena que:

“Diversos órganos del Estado realicen el correspondiente control de convencionalidad aplicando los estándares establecidos en esta Opinión Consultiva (…) Instamos a esos Estados a que impulsen realmente y de buena fe las reformas legislativas, administrativas y judiciales necesarias para adecuar sus ordenamientos, interpretaciones y prácticas internos”

 

Pero es que no nos ponemos de acuerdo…., no tenemos los votos necesarios, bla bla…

Sugieren a los estados:

“ (…) falta de un consenso al interior de algunos países sobre el respeto pleno por los derechos de ciertos grupos o personas que se distinguen por su orientación sexual, su identidad de género o su expresión de género, reales o percibidas, no puede ser considerado como un argumento válido para negarles o restringirles sus derechos humanos o para perpetuar y reproducir la discriminación histórica y estructural que estos grupos o personas han sufrido”

La frase más hermosa de todo el texto, en mi opinión, dice que “del  principio de  la  dignidad humana  deriva  la plena autonomía de la  persona para escoger  con quién quiere  sostener un  vínculo permanente y marital,  sea  natural  (unión  de  hecho) o solemne  (matrimonio)”.

 

Como ven, no hay argumentos válidos para seguir negando el derecho al matrimonio a las  mujeres y hombres homosexuales venezolanos.

Nadie, absolutamente, nadie tiene derecho  a decidir por otra persona a quien amar, de quien enamorarse o con quien construir una familia, un proyecto de vida. Nadie, nadie tiene derecho a negarle a esa persona la protección legal de su familia.

 

Compartir

La importancia de ser visibles

No existe en Venezuela, oficialmente, un día de la visibilidad lésbica o de la visibilidad de las mujeres lesbianas.  ¿Es necesario un día de la visibilidad lésbica en Venezuela? Sí.  Pero no se trata de solo visibilizar a las mujeres lesbianas, se trata de visibilizar que existimos, que tenemos derechos y que hasta ahora estos siguen sin ser reconocidos; que además, su no reconocimiento acarrea graves consecuencias en nuestra vida diaria.

Tenemos un derecho fundamental,  y es el derecho a ser visibles, porque siendo visibles luchamos contra la discriminación hacia mujeres lesbianas.  Ser visibles nos permite evidenciar la desigualdad de derechos y el rol que también nos compete en el espacio público. Para poder exigir derechos debemos ser visibles.

Para ser visibles debemos pasar por tres etapas, es decir, el reconocimiento, la aceptación y la valoración de nosotras mismas.

El reconocimiento.

Los seres humanos debemos reconocernos tal cual somos, reconocernos físicamente, emocionalmente, nuestras capacidades, fortalezas y debilidades, así como nuestros miedos y todos nuestros sentimientos.

Es necesario reconocernos como mujeres lesbianas. Sí, es necesario decirlo, es necesario verbalizarlo, es necesario decir “soy lesbiana”, es necesario decir “a mí me gustan las mujeres” porque  lo que no se ve no se dice y lo que no se dice no existe.

Es muy romántico decir “es que  yo no soy lesbiana, yo solo amo a mi pareja” o “es que  a mí no me gustan las mujeres, a mi gusta solo mi pareja”. Eso, en el fondo, podría significar el no reconocimiento de quienes somos, mujeres que amamos a otras mujeres.

Quiteria Franco

Profesora Universitaria

Coordinadora General de Unión Afirmativa de Venezuela

La aceptación

También debemos los seres humanos aceptarnos tal cual somos con nuestras virtudes y defectos. Nos toca ser honestas y ver lo que podemos cambiar y mejorar.  Pero también aceptar aquello que no podemos cambiar.

Debemos comenzar por aceptar nuestro cuerpo, no según estándares impuestos por la sociedad, por la publicidad o por lo que vende. El reconocimiento y aceptación de nuestro cuerpo sucede en nuestra infancia. Mientras que la orientación sexual es algo que descubrimos en nuestra adolescencia.

Si bien hoy en día nuestra corporalidad puede ser modificada, ya sea a través de tatuajes, cirugías estéticas y otras modificaciones como implantes es vital saber que nuestros cuerpos son perfectos, las preocupaciones surgen cuando comenzamos a compararnos con otros, olvidando que somos seres únicos e individuales con características muy particulares y nos hacemos un flaco favor resaltando defectos en lugar de virtudes.

La orientación sexual, hasta ahora dominada por lo que se conoce como la heteronormatividad, es decir, la idea que la única posibilidad que existe es ser heterosexual, es la atracción física, emocional y sexual hacia otra persona, que puede ser hacia personas del mismo sexo, de otro sexo o de ambos sexos. Es decir, no estamos obligadas a ser heterosexuales.  Sucede que todo el prejuicio, estigma y mitos elaborados alrededor de la homosexualidad han servido como un inhibidor. Por ende, quienes sienten atracción a alguien de su mismo sexo, pueden llegar a sentir rechazo.

En esencia, debemos aceptarnos tal cual somos, y eso incluye aceptar nuestra orientación sexual, aceptarnos como mujeres lesbianas.

La valoración

Finalmente, debemos valorar quienes somos. Es decir, poder ser mujeres dignas, queremos tener dignidad, no sentirnos inferiores a nadie, y saber que, independientemente de nuestras diferencias, todas valemos muchísimo.

Esto significa saber que nuestra orientación sexual es tan solo una característica más de nuestro ser. Y que de ninguna manera puede definir quiénes somos como seres integrales. Somos muchas cosas según nuestro contexto, nuestra relación con los demás, según nuestra educación, según nuestra responsabilidad ante la sociedad, en el trabajo, en la familia, en fin… somos muchas cosas además de ser lesbianas. No podemos permitir que nadie nos reduzca o nos in-visibilice debido a nuestra orientación sexual no heterosexual.

 

Lograr un equilibrio entre estos tres elementos, indudablemente redundará en nuestra autoestima. La autoestima no es otra cosa que el conocimiento que tenemos sobre nuestra forma de ser y de comportarnos.  En otras palabras, la idea, el aprecio, la percepción  y el respeto que tenemos de nosotras mismas.

Las mujeres lesbianas estamos en todos los ámbitos de la vida pública. Mientras más visibles seamos mejor será. En países como Argentina y España ya existe de manera oficial un día para la visibilidad lésbica, en el primer caso es el 7 de marzo   y en el segundo es el 26 de abril.

 

¿De qué ha servido tener esas fechas en estos dos países? 

 

En España, por ejemplo ha servido para exigir igualdad de derechos sexuales y reproductivos. Un servicio ginecológico diferenciado y mayor apertura en los lugares de trabajo.

Por su parte, en Argentina, se ha creado, junto a la fecha de conmemoración una ley que sanciona los delitos contra las mujeres debido a su orientación sexual no heterosexual. Esto a partir del asesinato de Natalia, “La pepa” Gaitán.

 

Leer más sobre el origen del día de la visibilidad lésbica en España y Argentina

 

Desde hace pocos años hemos comenzado a tener referentes de mujeres famosas venezolanas que han decidido hacer pública su orientación sexual.  Un detalle importante es que en la mayoría de los casos, esta decisión surge cuando se está en una  relación de pareja y se desea compartir, o quizás no ocultar más la felicidad que deriva el compartir la vida con el ser amado. En otros casos como consecuencia de un episodio de discriminación que nos obliga a salir, a expresarnos públicamente y demandar nuestro derecho a una vida diga como mujeres lesbianas.

 

Tener referentes es importante porque estamos dando modelos a las chicas jóvenes y a otras no tan jóvenes que en algún momento puedan sentirse atraídas por otras mujeres y tengan dudas por no contar con suficiente información,  y en algunos casos, solo se dispone de información plagada de estereotipos y sesgos patriarcales.

Solo como ejemplo de mujeres famosas y lesbianas les mencionaré las siguientes:

Patricia Velásquez.  Actriz y ex supermodelo venezolana. Ex concursante al Miss Venezuela. Escritora y productora. Autora del libro Sin Reservas, sin tacones en el que hablo de su homosexualidad.  Fundadora de la fundación Wayuu Taya a través de la cual lleva a cabo su labor filantrópica.

Yulimar Rojas. Atleta venezolana, medallista olímpica,  campeona mundial en pista cubierta y al aire libre en la especialidad de triple salto y múltiples veces medallista panamericana.

“El 14 de diciembre obtuvo el premio al Atleta del Año del Círculo de Periodistas Deportivos (CPD); en noviembre, fue elegida mejor atleta femenina de América del 2017 por las Asociaciones Nacionales de Comités Olímpicos (ANOC), distinción que le fue conferida en Praga, República Checa; y Atleta Femenina Revelación del Año de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF)”. Efecto Cocuyo, 2017.

Vanessa Senior.  Comediante, animadora, actriz y cantante venezolana, creadora de una serie de espectáculos de humor titulados Vanessadas, también conocida por la serie de videos El Show de los 20 kg y por su personaje la vecina en el programa Íntimamente del Canal I.

¿Cómo puedo ser visible?

No tienes que salir por televisión ni por la radio a gritar que eres lesbiana, ni publicar un anuncio en algún periódico.

 

En tu escuela, universidad en tu trabajo habla sobre el tema, habla sobre tu vida diaria normalmente, eso sí, no digas  “mi pareja” no, eso da pie a la ambigüedad. Habla de tu novia o de tu esposa. También puedes crear un pequeño grupo de amigas lesbianas y organizar reuniones semanales, quincenales, mensuales según tu disponibilidad y de las otras chicas en tu comunidad.

 

No te escondas, no te cohíbas de participar en actividades públicas convocadas por las organizaciones LGBTI por temor a ser identificada como lesbiana. En las actividades como charlas, tertulias, talleres, foros, cine foros van muchas personas, no todas las mujeres que asisten son lesbianas. Cohibirte es probablemente un indicador de que aún no te reconoces ni te aceptas.

 

La meta es que en cada comunidad, ciudad, estado exista al menos un grupo de mujeres lesbianas organizadas. Puedes comenzar por unirte a grupos de mujeres lesbianas en Facebook. Únete a nuestro grupo solo para mujeres en FACEBOOK.

 

Sigue cuentas de mujeres lesbianas en Twitter en Facebook o en Instagram.  Sigue nuestras cuentas @unionafirmativa

 

Contacta a otras chicas. Tu aproximación no tiene que ser únicamente para establecer relaciones amorosas. Busca construir amistades con otras mujeres lesbianas. Hay muchos temas para conversar.

 

No tienes que pertenecer a ninguna organización, pero puedes apoyar a alguna organización de mujeres lesbianas o de personas LGBTI. Reposteando sus actividades, invitando a otras mujeres, aún si tú no puedes asistir. Hay muchas maneras de contribuir. Puedes hacer donaciones con recursos económicos o materiales.

 

Puedes invitarnos a tu escuela, universidad o empresa a dictar una charla, un foro o un taller sobre tus derechos.

 

Pero principalmente se trata de que en tu espacio de acción puedas defender tus derechos. Ser una activista en tu comunidad. Eso sí, formate, lee sobre tus derechos.

 

Porque tenemos derecho a hablar de nuestras familias en nuestro lugar de estudio o de trabajo como lo hacen las parejas heterosexuales.

 

Porque tenemos derecho a llevar a nuestra novia o esposa a la fiesta de fin de año de la empresa.

 

Porque tenemos derechos a incluir a nuestra esposa en los beneficios laborales de nuestra empresa como el seguro, entre otros.

 

Porque tenemos derecho a no ser discriminadas por nuestra orientación sexual.

 

Necesitamos más lesbianas visibles. En los partidos políticos, en los equipos deportivos, en las empresas, en las universidades, en las organizaciones de derechos humanos.  El momento es ahora.

 

En Unión Afirmativa trabajaremos para lograr en Venezuela el día de la visibilidad lésbica y la conquista de todos los derechos para las mujeres lesbianas.

 

Te invitamos a estar pendiente de nuestras actividades durante el 2018. Para nosotras en Unión Afirmativa este será el Año de la visibilidad de las mujeres lesbianas. Y nuestro lema es Hazte visible, exige y defiende tus derechos.

Compartir

La lucha democrática por los derechos de las lesbianas

Las lesbianas latinoamericanas todavía enfrentan un desafío elemental: tener los mismos derechos que el resto de los ciudadanos. Factores distintos, pero muy presentes en América Latina, conspiran en contra de la libertad de las mujeres homosexuales: la religión, los valores morales heredados y las exigencias de los modelos familiares. Para las lesbianas aún no es posible vivir su elección sexual y afectiva sin violencia ni coacción.

Un estudio traza un mapa de los logros y retos en materia jurídica en la región. De México a Argentina hay condiciones distintas. Por un lado, hay países —Brasil, Argentina, Uruguay y Colombia— en los que se conceden derechos civiles plenos (matrimonio, seguridad social, legislación favorable, fertilización asistida y adopción) a la comunidad homosexual, pero hay otros —Chile, Ecuador y Guyana Francesa— en donde solo existe la figura legal del concubinato. En Venezuela, Bolivia, Paraguay, Perú, Cuba, República Dominicana, Haití, los países centroamericanos y Surinam no se reconoce ninguno de los derechos antes mencionados. En este panorama desigual de derechos hay un caso radical en las Américas: Guyana es uno de los 72 países del mundo que contempla cárcel o muerte para los homosexuales.

En el continente se han hecho avances innegables, pero también hay retrocesos. En los últimos años ha habido una resistencia cada vez mayor a los avances jurídicos por la libertad sexual. La antropóloga Gloria Careaga lo ha observado en México: algunos sectores de la burguesía se han aliado con redes religiosas y políticas que buscan dar marcha atrás a las victorias legales de la comunidad homosexual. En noviembre de 2016, el congreso mexicano rechazó la iniciativa para que se reconociera formalmente el matrimonio igualitario en todo el país, por lo que las lesbianas pueden casarse solo en ciertas entidades federales, pero en otras no.

Otro caso revelador es el de Venezuela. En un contexto marcado por el militarismo y la impronta socialista cubana —homofóbica de origen—, algunos grupos evangélicos han logrado bloquear las iniciativas legislativas LGBT. El gobierno de Nicolás Maduro, a través del Tribunal Supremo de Justicia y ahora de la Asamblea Nacional Constituyente, han torpedeado el quehacer legislativo. De nada le ha servido a la oposición tener en sus filas a la única diputada transgénero de América Latina, Tamara Adrián, y al diputado y activista gay Rosmit Mantilla. Aun con ellos ha sido imposible conseguir el apoyo necesario para implementar reformas jurídicas que permitan la libertad sexual en Venezuela.

La tradición populista de América Latina ha puesto el acento en las reivindicaciones económicas y sociales por encima de las libertades individuales y los derechos humanos. La izquierda populista de Hugo Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro, de Evo Morales o Daniel Ortega ha sido renuente a impulsar reformas que garanticen la libertad sexual. En el caso de mi país, Venezuela, algunos analistas han dicho que el tema es propio del primer mundo o, simplemente, es irrelevante para la mayoría de los ciudadanos.

Es indispensable decirlo: incluso cuando se cuenta con una legislación favorable, sigue existiendo discriminación hacia las lesbianas en América Latina, sobre todo en ciudades pequeñas y áreas rurales. Una consideración más: el estado de vulnerabilidad de las lesbianas se acentúa por el origen étnico, la condición de inmigrante o la pobreza. Aún hay largo camino por recorrer.

 

Lo más crítico es que todavía se pueden revertir los logros obtenidos hasta ahora. En Brasil han resonado las ideas del candidato conservador Jair Bolsonaro, al que llaman el “Donald Trump brasileño” —acusado de homófobo, misógino y racista—, y hace un mes cientos de brasileños protestaron por la presencia de Judith Butler, la filósofa estadounidense experta en temas de género y sexualidad. “¡Quemen a la bruja!”, gritaban los manifestantes.

Las recomendaciones de la ONU para evitar la discriminación por razones de género, identidad y orientación sexual han sido ignoradas en muchos países en América Latina. Lo mismo las denuncias de organizaciones como Amnistía Internacional sobre la discriminación civil y los crímenes de odio como la violación “correctiva”. Incluso en algunas democracias europeas se ha registrado un alto porcentaje de lesbianas víctimas de discriminación laboral, acoso sexual, rechazo familiar y violencia verbal o física.

¿Qué acciones deben tomarse?

En los países en los que se han hecho avances sobre derechos civiles —como Argentina y Uruguay— las recomendaciones de expertas como Magdalena Siegel y Maria von Känel son pertinentes. Para aumentar la visibilidad lésbica en el espacio político y los medios —menor que la de sus pares masculinos—, se puede incentivar la investigación interdisciplinaria. Se necesitan políticas distintas a las dirigidas a las mujeres heterosexuales que entiendan la doble discriminación recibida por las lesbianas: como homosexuales y como mujeres. Tales políticas deben abordar temas como seguridad personal, salud sexual y reproductiva, y participación en el mundo educativo y laboral, sobre todo en el caso de las jóvenes rechazadas por su familia.

Pero en los países en donde todavía no se han alcanzado los derechos civiles esenciales la lucha de las lesbianas, como la de todas las minorías sexuales, podría enmarcarse en los objetivos de las corrientes políticas que defiendan los derechos humanos.

Esta lucha se inserta en una batalla más ambiciosa, pero también más elemental: la defensa de la libertad como conquista democrática. Las lesbianas conforman un sector de la sociedad que demanda igualdad ante la ley. Pero también se trata de convertir una opción sexual y afectiva en un estilo de vida socialmente aceptado. Esta demanda es una interpelación a los líderes políticos y a la sociedad civil, es una demanda de origen democrático: exige preservar la separación entre la iglesia y el Estado, el respeto a las minorías y que priven los derechos humanos en vez de los prejuicios disfrazados de tradición cultural.

El temor a la reacción de los votantes conservadores a lo largo de América Latina es síntoma de una profunda debilidad democrática: significa que los derechos humanos quedan sometidos a las encuestas de popularidad. La vida democrática, plural y diversa, parte de la idea de que todos tenemos los mismos derechos. Ya es hora de que las lesbianas los tengan.

 

Gisela Kozak Rovero.

Fuente: https://www.nytimes.com/es/2017/12/28/la-lucha-democratica-por-los-derechos-de-las-lesbianas/

Compartir

Unión Afirmativa participa en la iniciativa “Mira que te miro” para el monitoreo social del Consenso de Montevideo

El pasado 15 de noviembre 2017, Quiteria Franco, Coordinadora General de Unión Afirmativa junto a Ana María Aguirre de PLAFAM como promotora en Venezuela de la iniciativa, Magdymar León de AVESA, Fabiola Romero de Freya; y las representantes de Musas de Venezuela, el Centro de Estudios de la Mujer,  Diverlex, La Candanga y Buen Nacer con el apoyo del fondo de poblaciones de las Naciones Unidas UNPFA, presentaron los resultados del monitoreo social al Consenso de Montevideo en las instalaciones del auditorio del Instituto Nacional de Estadísticas.

La iniciativa Regional logó involucrar a  ocho redes regionales, 125 organizaciones de sociedad civil en 18 países de América Latina y El Caribe.

SOBRE EL CONSENSO DE MONTEVIDEO

¿Qué es?

El Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo fue el resultado de la Primera Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe, celebrada en Montevideo del 12 al 15 de agosto de 2013. Es el acuerdo intergubernamental más importante firmado en la región en materia de población y desarrollo, y se transformó en una pieza fundamental del proceso de revisión del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo y su seguimiento después de 2014. En este sentido, en la resolución 2014/1 de la Comisión de Población y Desarrollo de las Naciones Unidas se tomó nota de los documentos finales resultantes de las conferencias regionales sobre población y desarrollo, reconociendo que proporcionan orientación específica para cada región en materia de población y desarrollo más allá de 2014.

Objetivos

  1. Integración plena de la población y su dinámica en el desarrollo sostenible con igualdad y respeto de los derechos humanos.
  2. Derechos, necesidades, responsabilidades y demandas de niños, niñas, adolescentes y jóvenes.
  3. Envejecimiento, protección social y desafíos socioeconómicos.
  4. Acceso universal a los servicios de salud sexual y salud reproductiva.
  5. Igualdad de género.
  6. La migración internacional y la protección de los derechos humanos de todas las personas migrantes.
  7. Desigualdad territorial, movilidad espacial y vulnerabilidad.
  8. Pueblos indígenas: interculturalidad y derechos.
  9. Afrodescendientes: derechos y combate al racismo y la discriminación racial.
  10. Marcos para la puesta en marcha de la futura agenda regional en población y desarrollo.

Importancia

El Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo junto a su Guía Operacional se consideran un marco ambicioso pero preciso que conjuga distintos acuerdos alcanzados previamente a nivel mundial en materia de población y desarrollo. Brindan a los países de Latinoamérica y el Caribe una carta de navegación integral y actualizada para el futuro de la acción regional abordando los temas relevantes de población como ejes transversales para alcanzar el desarrollo. Entre ambos documentos ofrecen un conjunto de medidas prioritarias y las orientaciones para su implementación así como para el monitoreo, tanto a escala nacional como internacional.

Adicionalmente, es de vital relevancia la promoción para que los Estados involucren a la sociedad civil a lo largo de las medidas prioritarias, y en especial la 107 donde expresa:

“Garantizar la efectiva participación de la sociedad civil y los movimientos sociales en la implementación, el monitoreo y la evaluación del Programa de Acción de El Cairo después de 2014, incorporando las medidas aquí acordadas” (pag.28);

POR QUÉ ES IMPORTANTE HACER UN MONITOREO SOCIAL

La práctica de monitoreo se puede definir como una “herramienta que permite indagar y analizar a través de un proceso continuo, el grado en que las actividades realizadas y los resultados obtenidos cumplen con la planificación inicial de un Programa. Permite detectar deficiencias, obstáculos y/o necesidades de ajuste en la planificación y ejecución”[1].

El Consenso de Montevideo ha sido identificado como uno de los documentos más progresistas alcanzados en la región Latinoamericana en materia de derechos sexuales y reproductivos, oportunidad que debe ser aprovechada por la sociedad civil comprometida con el avance de estos derechos.  Por ello diversas organizaciones internacionales acordaron trabajar conjuntamente en una propuesta para dar seguimiento y realizar acciones de incidencia que permitan impulsar el cumplimiento de las medidas prioritarias que contiene este ambicioso acuerdo.

Es importante destacar que este monitoreo social evalúa el marco legal, político y programático pero no mide la implementación de los mismos.

[1]   Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Bs. As.– CEDES, 2005; citado por Abracinskans y López, 2006

Datos sobre Venezuela

A Unión Afirmativa le correspondió realizar la evaluación sobre los Derechos sexuales y reproductivos. He aquí los resultados en imágenes.

REFLEXIONES PARA EL CUMPLIMIENTO DE LOS COMPROMISOS DEL CONSENSO EN MATERIA DE DSR EN VENEZUELA. (Informe Plafam)

El Monitoreo Social al Consenso de Montevideo en Venezuela brindó a las organizaciones sociales e instituciones públicas una oportunidad para aproximarse con mayor detalle la magnitud del acuerdo. El resultado más importante ha sido poder conocer que nuestro país cuenta con un marco legal y programático muy completo para avanzar en el cumplimiento de los compromisos. Algunas áreas identificadas para mejorar son las relacionadas con la inclusión de la diversidad sexual, financiamiento, rendición de cuentas y transparencia. Tenemos en nuestras manos el punto de partida para medir el avance en los próximos años. Es una invitación para que las instituciones públicas y privadas del país, vinculadas a los temas tratados, impulsemos acciones de monitoreo a nivel de implementación para asegurar que tales avances se traduzcan en un verdadero ejercicio de los Derechos Sexuales y Reproductivos por parte de los y las venezolanas.

Pero vale la pena poner en perspectiva la realidad de Venezuela con los análisis más generales.

Como se hacía referencia en el inicio del documento, las leyes, políticas y prácticas de muchos países son incompatibles con las obligaciones en materia de derechos humanos, y especialmente en materia de derechos sexuales, trayendo como consecuencia importantes dificultades para cumplir con los objetivos y metas acordadas, como alcanzar el grado máximo de salud sexual y reproductiva posible. El exhaustivo análisis que nos permitió hacer la herramienta elaborada para el Monitoreo Social al Consenso de Montevideo nos lleva a asegurar que en Venezuela está bastante avanzada, sin embargo aún hay elementos que deben ser profundizados en temas como Laicidad, Aborto y protección a la población sexo-diversa. Además debe tomarse en consideración el creciente avance del movimiento de grupos conservadores contra los derechos sexuales y reproductivos. Por lo tanto debe evaluarse en detalle las leyes, políticas y prácticas usadas por actores estatales para limitar el ejercicio de ciertos derechos a grupos determinados y por ejemplo, cómo afectan la disponibilidad de determinados métodos anticonceptivos incluyendo el hecho de “no asegurar las reservas y la distribución regular de anticonceptivos a un precio asequible en todo el país”. Queda pendiente entonces  evaluar los procesos de implementación de las leyes y programas, analizando en detalle si los Estados y la comunidad internacional de donantes han invertido los recursos necesarios para poner en marcha las acciones necesarias para el cumplimiento de los objetivos propuestos.

Siguiendo con los planteamientos del Instituto de Estudios Socio-Económicos, INESC, la plena implementación del Consenso requiere del cumplimiento de al menos estas 5 claves:

  1. El desarrollo de políticas públicas multidimensionales e integrales, desde una perspectiva de género y derechos humanos debe ser prioridad.
  2. Una institucionalidad nueva y fortalecida para atender las causas de las desigualdades estructurales y garantizar el ejercicio pleno y universal de los derechos.
  3. Financiamiento suficiente y sostenible.
  4. Desarrollar las capacidades para construir indicadores integrales.
  5. La participación de organizaciones feministas, movimientos sociales en mecanismos de seguimiento y rendición de cuentas fortalecidos a nivel nacional y regional.

Particularmente Venezuela ha contado con gobiernos dispuestos a firmar compromisos internacionales muy progresistas e incluso a incorporarlos en las leyes y las políticas públicas. Sin embargo existe un fuerte vacío en materia de mecanismos de evaluación, monitoreo, seguimiento y rendición de cuentas que dificulta conocer el alcance e impacto de las mismas y por lo tanto se hace imposible la toma decisiones oportunas para ajustar las acciones apuntando a la consecución de los objetivos planteados.

Por  ello se hace esencial estimular “el trabajo intersectorial, de las instituciones del Estado con organizaciones sociales, tanto comunitarias como especializadas en el desarrollo y los derechos humanos. Para esto se requieren mecanismos específicos que den cabida a una diversidad de voces y prácticas, que puedan involucrarse tanto en la implementación como en el monitoreo y evaluación”.

En este sentido, una recomendación para la implementación de todos los avances legales y programáticos identificados en el Monitoreo Social al Consenso de Montevideo es la creación de una instancia  que promueva la creación de estándares e indicadores de calidad  y cumplimiento de metas en los servicios públicos y privados asociados con el ejercicio de Derechos Sexuales y Reproductivos. Así mismo dicha instancia debe actuar a través de la creación de alianzas intersectoriales entre gobiernos, sector comercial y organizaciones de la sociedad civil/de desarrollo social, apuntando al principio constitucional de la corresponsabilidad entre estado y Sociedad para el logro de la metas.

 

Parte de esta información está en el informe final elaborado por PLAFAM sobre la iniciativa de monitoreo al Consenso de Motevideo en Venezuela.

 

Para revisar los resultados totales finales, así como las comparaciones entre estados y otros datos relevantes les recomendamos visitar la página www.miraquetemiro.org

Compartir

Mes del Orgullo LGBTI 2017

Por: Quiteria Franco

El 28 de junio se celebra el Día Internacional del Orgullo LGBT también conocido en sus inicios como día del orgullo gay, proveniente de su denominación en inglés Gay Pride.

Esta celebración consiste en una serie de actividades el día 28, antes o después de tal fecha con el propósito de celebrar la libertad de ser sin sentir ningún tipo de vergüenza de lo que se es como ser humano independientemente de la orientación sexual, identidad o expresión de género. El mes de junio también  es conocido en todo el mundo como el mes del orgullo LGBTI.

 

Un poco de historia

La fecha del 28 marca el inicio del movimiento de liberación homosexual luego de los disturbios del Bar Stonewall Inn en 1969. El Stonewall Inn era un bar ubicado en el Barrio Greenwich en Nueva York, Estado Unidos.  En aquellos tiempos eran muy pocos los lugares en donde se admitía la presencia de personas homosexuales y trans. Los dueños del bar Stonewall estaban relacionados con la mafia, y las redadas eran algo rutinario, aunque existían algunos policías corruptos que a cambio de dinero se hacían de la vista gorda para permitir los negocios ilegales en este tipo de establecimientos.

Quienes protagonizaron los eventos de esa fatídica noche cuentan que la noche del 28 de junio un grupo de policías, que no eran los mismos de siempre llegaron intempestivamente y arremetieron contra los clientes del local, entre los que se encontraban mayoritariamente personas homosexuales, trans, prostitutos masculinos entre otros, quienes ya cansados del acoso y abuso policial reaccionaron en defensa propia y se originaron los que hoy en día se conoce como los disturbios de Stonewall.

La historia se ha encargado de identificar este evento como el inicio de gran movimiento homosexual en Estados Unidos y que posteriormente se extendería en todo el mundo. Para el 28 de junio de 1970 se organizó en Nueva York una gran marcha para conmemorar los disturbios y otras ciudades emularon esta acción.

Hoy en día son miles de ciudades en todo el mundo en las que se celebran diversas marchas cuyo propósito es reivindicar el derecho que tienen todas las personas a una vida digna independientemente de su orientación sexual o identidad de género.

 

¿Qué sucede en Venezuela?

En nuestro país, la primera marcha de la cual tenemos conocimiento se remonta al mes de junio de 1997 según reseña del periódico El Nuevo País el 30 de junio de 1997. Posteriormente, hubo un nuevo intento en el año 2000 del que no se tiene mucha información. Y luego en junio de 2001, posterior a la creación de la Red GLBT, hoy en día es la Red LGBTI de Venezuela, con el propósito de coordinar las actividades necesarias para la realización de la que sería considerada la primera marcha del Orgullo LGBTi que ya hoy se celebra la marcha número 17ma.

A pesar de haber pasado por varias etapas, unas positivas, otras negativas, se mantiene como el más esperado evento puesto que da la oportunidad a los asistentes de ser, vestirse y expresarse tal como son, con total libertad.

Algunas cosas que podrían mejorar incluye la conciencia política de quienes participan en la marcha, este debe ser un evento que sirva para elevar las exigencias y demandas al Estado venezolano sobre la necesidad de reconocimiento de derechos; por ejemplo, el derecho a la no discriminación por razón de orientación sexual, identidad y expresión de género; el derecho la identidad de las personas trans e intersex, y el derecho a la protección legal de las parejas y/o familias conformadas por personas del mismo sexo a través del matrimonio civil y uniones de hecho.

Es hora de exigir a nuestros diputados Rosmit Mantilla y Tamara Adrián que presenten los proyectos de ley que permitan a las personas LGBTI disfrutar de nuestros derechos, el derecho a la no discriminación, derecho a formar familia y que estas sean protegidas por la ley a través del matrimonio y la unión de hecho y el derecho a la identidad para las personas trans e intersex.

No menos importante, al Ministerio Público solicitamos sugiera la modificación del Código Penal para incluir los crímenes de odio  por razón de orientación sexual, identidad y expresión de género. A la defensoría que ponga en funcionamiento una defensoría especial para personas LGBTI.

Siempre habrá tiempo para celebrar y festejar el hecho de vivir y existir, pero la celebración será completa y plena cuando se hayan conquistado todos los derechos que nos permitan tener una vida digna.

Para este mes les recomiendo ir a ver la obra “Mar y conerias mias” el jueves 1, 8 y 15 de junio en el Teatro Trasnocho. También pueden estar pendiente del Festival de Teatro Rosa, El festival de Cine de la Diversidad, el Concurso de historias por el Orgullo LGBTI de la Embajada de Estados Unidos y las actividades de las organizaciones de Derechos de personas LGBTI en todo el país.

 

Fuentes consultadas:

Stonewall Inn. Wikipedia.  https://es.wikipedia.org/wiki/Stonewall_Inn. Consultado el 31 de mayo, 2017.

Disturbios de Stonewall. Wikipedia.   https://es.wikipedia.org/wiki/Disturbios_de_Stonewall Consultado el 31 de mayo, 2017.

Los disturbios de stonewall Inn: 40 años de orgullo gay. 26-06-2009. La voz de Galicia. http://www.lavozdegalicia.es/noticia/musica/2009/06/26/disturbios-stonewall-inn-40-anos-orgullo-gay/00031246028091865652895.htm

Marcha del Orgullo LGBTI: un espacio ideal para que las personas expresen lo que realmente son. 30 julio, 2015. Artículo publicado en http://www.amnistia.ong/profiles/blogs/marcha-del-orgullo-lgbti-un-espacio-ideal-para-que-las-personas-e  Tomado de:  http://quiteriafranco.blogspot.com/2015/07/marcha-del-orgullo-lgbti-un-espacio.html

Compartir